Ver más de Almirón

Ver más Leches en Polvo

Leche de Crecimiento 3 Almirón 1200 gr 12m+

Información del producto

Crecimiento 3 1200 gr 6 uds
15,45 €
En stock
0

En stock

Servicio de expedición de gran volúmen

Descripción del producto

A partir de los 12 meses y según criterio del pediatra, se recomienda la Leche de Crecimiento 3, de Almirón. Los expertos en nutrición recomiendan utilizar una leche infantil adaptada hasta los 36 meses y asegurar una ingesta diaria de al menos 500 ml para favorecer el desarrollo de una flora intestinal saludable, así como un aporte equilibrado de nutrientes dentro de una dieta diversificada.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses. Si no es posible darle el pecho, entonces la lactancia artificial es una alternativa perfectamente válida. Su pediatra será quien mejor puede aconsejar el tipo de leche para lactantes que debe utilizar.

Incluye:

- 3 bolsitas de 400 gr.

- Un cacito.

Ingredientes:

- Contenido proteico pensado para el bebé

- Vitaminas A, C y D que ayudan al normal funcionamiento del sistema inmunitario del bebé.

- Mezcla patentada de fibras prebióticas scGOS/lcFOS (9:1) que favorecen el crecimiento de las bacterias saludables (bifidobacterias) presentes en el sistema digestivo del bebé.

- Hierro, que contribuye a la formación de células rojas sanguíneas.

- Calcio, fundamental para el desarrollo de sus huesos.

Preparación del biberón:

Lavarse bien las manos y esterilizar todos los utensilios.
Es aconsejable utilizar agua mineral natural apta para la preparación de alimentos infantiles. Si utiliza agua del grifo, hervir la cantidad suficiente entre 1 y 2 minutos y dejar enfriar hasta 40ºC.

Siguiendo el esquema de dosificación verter la cantidad exacta de agua en el biberón.

Recomendamos que el agua esté templada para una mejor disolución del polvo.

Utilizar únicamente el cacito que se encuentra dentro del envase, usando un enrasador para dosificar exactamente cada toma.
Añadir al biberón el número correspondiente de medidas rasas y sin comprimir.
Tapar el biberón y agitarlo hasta la completa disolución del polvo. Incorporar la tetina, previamente esterilizada.
Probar la temperatura del alimento antes de dársela al bebé. Una vez finalizada la toma, tirar el alimento sobrante y limpiar todos los utensilios utilizados.