Ver más de My Other Me

Ver más Disfraces

Disfraz Esqueleto My Other Me

Información del producto

3-4 años
13,95 €
9,07 €
no disponible en estos momentos
0

En stock

Servicio de expedición de gran volúmen

Descripción del producto

¡Divertido disfraz de esqueleto, tu hijo será el mas terrorífico de la fiesta!

Incluye:

- Mono.

- Gorro con calavera serigrafiada.

Para tu pequeña, el disfraz de brujita de colores que le va a encantar.


¡Disfrázate! Descubre el porqué.

Los pequeños tienen una gran imaginación y los disfraces no solo ayudan a dar rienda suelta a esta facultad sino que admás, son una herramienta más para ayudar al desarrollo de las habilidades sociales, sobre todo a partir de los 3 años de edad. Jugar, disfrazarse, crear otros mundos en la mente, esto siempre ayuda al pequeño a descubrir y vivir nuevas aventuras. Con los disfraces se ayuda a fomentar no solo la imaginación sino también la empatía, la fantasía, la memoria o la simbolización.

Carnaval es la época de los disfraces pero eso no indica que el resto del año no se pueda uno vestir de príncesa, pirata, dinosauro, ¡sino todo lo contrario!, y es que jugar a disfrazarse, a crear nuevos personajes, ejerce una labor pedagógica muy importante en el pequeño ya sea desde el ámbito de las relaciones, psicomotor, cognitivo o emocional. Jugar aprendiendo es perfecto para que tu pequeño descubra el mundo que le rodea. Cuando se disfraza adquiere una serie de conocimientos de forma inconsciente que le ayudará cuando sea más mayor.

Con ellos crearán historias, vivirán nuevos personajes, personaje que ha escogido con su disfraz, por lo tanto aprenderá a ponerse en el lugar del otro y para ponerse en su lugar lo ha de conocer y por tanto, ejercitar su memoria para así ser lo más fiel posible a esa realidad que quiere imitar.
¡Jugar a disfrazarse, toda una aventura de conocimiento y diversión para tu pequeño! ¡Y para ti también!

¡Divertido disfraz de esqueleto, tu hijo será el mas terrorífico de la fiesta!

Incluye:

- Mono.

- Gorro con calavera serigrafiada.

Para tu pequeña, el disfraz de brujita de colores que le va a encantar.


¡Disfrázate! Descubre el porqué.

Los pequeños tienen una gran imaginación y los disfraces no solo ayudan a dar rienda suelta a esta facultad sino que admás, son una herramienta más para ayudar al desarrollo de las habilidades sociales, sobre todo a partir de los 3 años de edad. Jugar, disfrazarse, crear otros mundos en la mente, esto siempre ayuda al pequeño a descubrir y vivir nuevas aventuras. Con los disfraces se ayuda a fomentar no solo la imaginación sino también la empatía, la fantasía, la memoria o la simbolización.

Carnaval es la época de los disfraces pero eso no indica que el resto del año no se pueda uno vestir de príncesa, pirata, dinosauro, ¡sino todo lo contrario!, y es que jugar a disfrazarse, a crear nuevos personajes, ejerce una labor pedagógica muy importante en el pequeño ya sea desde el ámbito de las relaciones, psicomotor, cognitivo o emocional. Jugar aprendiendo es perfecto para que tu pequeño descubra el mundo que le rodea. Cuando se disfraza adquiere una serie de conocimientos de forma inconsciente que le ayudará cuando sea más mayor.

Con ellos crearán historias, vivirán nuevos personajes, personaje que ha escogido con su disfraz, por lo tanto aprenderá a ponerse en el lugar del otro y para ponerse en su lugar lo ha de conocer y por tanto, ejercitar su memoria para así ser lo más fiel posible a esa realidad que quiere imitar.
¡Jugar a disfrazarse, toda una aventura de conocimiento y diversión para tu pequeño! ¡Y para ti también!