En Casa- Hogar a prueba de bebés

Pon tu casa "a prueba de bebés" con los productos de esta sección. Por un lado tienes hamacas, andadores, correpasillos y parques para bebés que se adaptan a todos los estilos. Por el otro, productos de seguridad infantil para que "explore" de forma segura. ¡Que empiece la aventura!


¡HOGAR, DULCE HOGAR!

La llegada de un bebé al hogar supone un cambio ya sea en estructura como en hábitos, es importante encontrar lo mejor para cada uno de los miembros de la familia para crear un espacio acogedor, agradable y mágico donde la seguridad y confort reinen. Una casa es un lugar donde se comparten miles de historias y en el que el pequeño aprenderá a caminar, leer y soñar. Por esta razón, y muchas más, Bebitus pone a vuestra disposición artículos de marcas como Micuna, Cambrass, Chicco o Petit Praia, entre otras, para cada momento y necesidad. Un lugar en el mundo muy especial y que crecerá al ritmo de vuestro bebé.


NUESTRAS OFERTAS ESPECIALES


TODO PARA VUESTRO CONFORT

La llegada de un bebé supone una revolución en cualquier hogar. Debes equiparlo con todo lo que necesitará en sus primeros años de vida, además de adoptar algunas precauciones para que sea un entorno seguro para tu peque. ¿Comprobamos si tienes todo lo que hace falta?

Para Dormir

Un bebé recién nacido duerme unas 16 horas al día. Por lo tanto, es importante elegir una cuna para bebé que permita un descanso adecuado. Hay muchas marcas de cunas de calidad como A Salvo, Baby Clic, Chicco, Micuna, Be Cool, Olmitos… y cuatro grandes tipos de cunas:

  • Minicuna: es una cuna de dimensiones más pequeñas, pensada para los primeros meses de vida y generalmente se suele colocar en el cuarto de los padres.
  • Cuna de casa: será donde duerma tu bebé sus primeros años hasta que pase a la cama. Por eso es importante que pueda evolucionar y adaptarse a su crecimiento.
  • Cuna de colecho: las cunas de colecho están pensadas para colocar junto a la cama de los padres y de esta forma permitir un mayor apego en los primeros meses de vida.
  • Cuna de viaje: son cunas compactas y plegables concebidas para dormir fuera de casa cuando vas de viaje, dejas a tu peque con los abuelos, etc. No son para uso diario.

Sea del tipo que sea, la cuna debe estar homologada, tener una altura adecuada o barrotes regulables para evitar que el bebé pueda “escaparse” cuando empiece a gatear o ponerse de pie y no incluir accesorios o adornos puntiagudos o peligrosos. También es fundamental que el colchón sea firme y delgado para evitar el riesgo de asfixia, y que cubra bien toda la superficie de la cuna para prevenir que una mano o pie del bebé quede atrapada en algún hueco. En este sentido, aunque heredes la cuna de otros padres, es recomendable comprar un colchón nuevo. Además, también necesitarás ropa de cuna y un cojín antivuelco para que no se dé la vuelta.

Junto con la cuna, te serán útiles otros accesorios como un vigilabebés que te permita controlarle aunque no estés en la habitación (actualmente hay modelos con audio y vídeo que incluso puedes ver en tu teléfono móvil o tableta); un carrillón, móvil o proyector que le relaje y ayude a dormir; y un humidificador para que el ambiente de la habitación no sea muy seco.

Para cambiarle

Teniendo en cuenta todos los pañales que te va a tocar cambiar durante los primeros tres años de vida del bebé, un cambiador para bebés te será útil para hacerlo de una manera cómoda y segura. Tienes cambiadores de casa fijos o plegables, con bañera, con cajones, etc. Y también cambiadores de viaje, que puede llevar a cualquier sitio para cambiarle el pañal con higiene.

Para Jugar

No vas a tener a tu bebé en brazos todo el tiempo que no esté dormido, ¿verdad? Una ayuda son los parques para bebés, hamacas o columpios para bebés donde estará cómodo y seguro mientras está despierto. Y cuando empiece a gatear y ponerse de pie, con los andadores para bebés y los correpasillos podrá explorar toda la casa sin peligro de caídas.

Accesorios de Seguridad

Existen numerosos accesorios que te permitirán proteger a tu bebé de los peligros más habituales de una casa. Por ejemplo: protectores de enchufes, esquineras para las mesas y muebles, cierres de armarios y cajones, bloqueadores de puertas que no debe abrir, barreras para las escaleras o la cama, etc. Aún así, aunque hayas tomado todas las precauciones recuerda que nunca debes dejar a tu bebé ir por casa sin vigilancia de un adulto. ¡Por si acaso!


TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS