Cambiador Bebé

Filtro
Más filtros
Menos filtros
Artículo 1 de 28 a 28
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
Artículo 1 de 28 a 28
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto

El cambiador de bebé que necesitas está aquí

Comprar un cambiador de bebé parece sencillo. Pero si piensas en todas las veces que lo vas a usar durante los primeros años de vida de tu bebé, surgen las dudas: ¿es mejor un cambiador de bebé portátil, un cambiador de bañera o un cambiador de pared? ¿Dónde cambiar al bebé?

¿Los cambiadores de bebé baratos pueden poner en peligro su seguridad? Encontrarás la respuesta a estas y otras preguntas en nuestros consejos para comprar un cambiador de bebé.

¿Dónde poner el cambiador del bebé?

Hay varios tipos de cambiadores para bebé que resumimos a continuación:

  • Cambiador de espuma: es el más sencillo y está pensado para usarlo sobre cualquier mesa.

cambiador de espuma

  • Cambiador portátil: similar al anterior, con la diferencia de que es un cambiador plegable para llevar.

cambiador portatil

  • Cambiador de cuna: tiene una base rígida y un anclaje para colocarlo sobre la cuna.

cambiador de cuna

  • Cambiador de bañera: está pensado para ponerlo sobre la bañera del bebé.

cambiador de bañera

  • Mueble cambiador: una cómoda con cambiador o similar pensada para poner en la habitación del bebé. Aquí puedes ver todos los muebles cambiador de Bebitus.

mueble cambiador

  • Cambiador de pared: se fija a la pared y es abatible, como muchos cambiadores en sitios públicos.

cambiador de pared

Consejos para comprar un cambiador de bebé

La elección del tipo de cambiador dependerá del espacio que tengas disponible y donde vayas a usarlo más. Generalmente, con un cambiador para casa y un cambiador portátil es suficiente.

Sea cual sea la opción que elijas, al comprar un cambiador de bebé online o en una tienda debes tener en cuenta tres aspectos clave: seguridad, comodidad e higiene. El mejor cambiador de bebé es aquel que ofrece estabilidad aunque el bebé se mueva, no te obliga a adoptar posturas forzadas y se puede limpiar fácilmente al acabar sin tener que lavarlo.