Mecedora Lactancia - Ideal para dar de comer de forma relajada

Filtro
Más filtros
Menos filtros
Artículo 1 de 3 a 3
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
Artículo 1 de 3 a 3
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto

Guía para comprar la mecedora de lactancia que mejor se adapte a tus necesidades

Siempre que sea posible, la lactancia materna es la forma más recomendable de alimentar a tu bebé en sus primeros meses de vida. También es una experiencia única que refuerza los lazos de apego con tu bebé. Para dar el pecho con mayor comodidad, comprar una mecedora de lactancia es muy recomendable debido a los beneficios que ofrece a la mamá y al bebé.


1. ¿Para qué sirve una mecedora de lactancia?

Una mecedora para lactancia es un sillón, sofá o butaca pensado para colocar en el dormitorio del bebé o en cualquier rincón de la casa. Su objetivo es que puedas dar el pecho con la máxima comodidad e intimidad, por eso se recomienda situarla en un lugar tranquilo.

Aunque hay diversas posturas para dar el pecho y cada mamá debe buscar la posición en la que esté más cómoda, hacerlo sentada suele resultar más confortable para la madre y el bebé; eso es algo que conviene tener en cuenta debido a la frecuencia y duración de las tomas, especialmente en los primeros meses de vida del bebé, cuando son bastante frecuentes.

Los sillones de lactancia suelen tener un movimiento de balancín ideal para relajar al bebé y las mejores mecedoras para lactancia incluyen respaldo reclinable e incluso permiten elevar las piernas para que estés más cómoda. Además, las mecedoras de lactancia se fabrican en piel o tela lavable, o tienen una funda extraíble que facilita la limpieza si hay algún derrame.


2. Ventajas de usar una mecedora para lactancia

Debido a sus características, las ventajas de las mecedoras de lactancia incluyen:

  • Mayor comodidad para la mamá y el bebé que dar el pecho en una silla o sofá.

  • La posición sentada favorece la producción de leche materna y facilita la toma.

  • El movimiento del balancín de lactancia ayuda a relajarse al bebé durante las tomas.

  • El respaldo reclinable y el reposapiés previenen el dolor de espalda.

  • Debido a su acabado en piel o tela lavable, se limpian fácilmente.

  • El sillón de lactancia es un mueble perfecto para equipar la habitación del bebé.

Aunque su función principal es dar el pecho, las mecedoras para lactancia también sirven para tranquilizar al bebé cuando no puede dormir, se despierta inquieto o tiene cólicos o gases.


3. ¿Qué tipos de mecedora para lactancia existen?

En el mercado puedes encontrar gran variedad de mecedoras de lactancia como estas:

  • Mecedoras de lactancia de tela: si buscas mecedoras de lactancia baratas, las de tela son las más recomendables y están disponibles en una amplia variedad de tejidos o colores. Las mecedoras de lactancia blancas son las más habituales, pero siempre tienes la posibilidad de darle otro estilo añadiendo una funda para mecedora.

  • Mecedoras de lactancia de piel: cuestan más debido al material, pero ofrecen un acabado lujoso y limpio ya que las manchas se eliminan con más facilidad. El material más habitual es la polipiel, por lo que debes tenerlo en cuenta si vives en un clima caluroso o vas a tener a tu bebé en verano, porque da más calor que la tela.

  • Mecedoras de lactancia con balancín: casi todas las mecedoras de lactancia incluyen un sistema de balanceo que las hace oscilar hacia delante y hacia atrás de forma suave. Este movimiento de vaivén es muy útil para tranquilizar al bebé, en especial si se pone nervioso cuando le despiertas para dar el pecho o tiene hambre.

  • Mecedoras de lactancia reclinables: además del balancín, los mejores sillones de lactancia tienen un respaldo regulable que puedes echar hacia atrás para adoptar una posición más cómoda. Algunos modelos cuentan incluso con un sistema para elevar las piernas y adoptar una postura estirada para mayor confort.


4. Aspectos importantes al comprar una mecedora de lactancia

Elegir una mecedora de lactancia no es una decisión que deba basarse solo en el diseño o el precio de un sillón de lactancia. Piensa que vas a pasar muchas horas en ella, por lo que es fundamental tener en cuenta otros consejos para comprar una mecedora de lactancia:

  • Comodidad: debe resultar confortable y permitir que te puedas sentar y levantar fácilmente del balancín de lactancia incluso con el bebé en los brazos.

  • Ergonomía: aunque no es imprescindible, una mecedora de lactancia reclinable o con apoyo para los pies ofrece más posibilidades de encontrar la postura ideal.

  • Seguridad: debe ser un mueble estable y resistente incluso a medida que crece el bebé. El precio no es obstáculo, hay mecedoras baratas de gran calidad.

  • Limpieza: tanto si es una mecedora de piel como de tela, el tejido debe ser fácil de lavar sin empapar el relleno. Una funda para mecedora también es útil.

¡Disfruta de la lactancia con la mejor mecedora, sillón o butaca para dar el pecho al bebé!