Tronas Bebé

Filtro
Más filtros
Menos filtros
Artículo 1 de 81 a 81
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
Artículo 1 de 81 a 81
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto

Guía para comprar la trona que más se adapte a tu bebé

Una trona para bebé no es solo un asiento para dar de comer a tu peque: también se trata de un mueble en el que pasará buena parte de sus primeros meses de vida, ya sea alimentándose, jugando o interactuando con el resto de la familia. Por lo tanto, al comprar una trona de bebé es necesario tener en cuenta otros aspectos más allá del precio o el diseño de la misma.

En esta guía para comprar una trona de bebé encontrarás toda la información que necesitas para elegir la mejor trona de bebé: cuándo hay que usarla, los tipos de tronas de bebé que existen, en qué debes fijarte al comprar una trona de bebé, etc. ¡Esperamos que te sea útil!


1. ¿Cuándo se empieza a usar la trona?

Muchos padres tienen dudas sobre la edad para usar una trona.

Aunque varía en función de la evolución de cada recién nacido, en general se recomienda utilizar una trona de bebé a partir de los seis meses, siempre que el bebé ya se mantenga sentado sin ayuda. Las mejores tronas para bebé son adaptables para poder usarlas hasta los tres años, aunque lo ideal es dejar que el bebé siga su propio ritmo y pase a sentarse en una silla cuando esté listo.

En este sentido, la finalidad principal de las tronas de bebé es tener al niño sentado y evitar que se mueva mientras come. Sin embargo, pronto descubrirás otras ventajas de las tronas de bebé: son muy útiles para jugar, hacer manualidades o simplemente para sentarle a la mesa y que esté integrado mientras los demás miembros de la familia comen o hacen la sobremesa.


2. ¿Qué tipos de tronas existen?

En nuestra tienda online de puericultura puedes comprar tronas de bebé de todas las clases: baratas, pequeñas, ligeras… Tenemos tronas de bebé Chicco, tronas de bebé Jané y otras de las mejores marcas de tronas de bebé. Estos son los principales tipos de tronas de bebé:

  • Tronas de bebé fijas: suelen ser tronas de bebé baratas con una altura y posiciones fijas, pensadas para usar en casa. Se trata de una opción adecuada para comprar una trona de bebé al mejor precio, aunque solo se pueden utilizar un tiempo determinado.

  • Tronas de bebé evolutivas: las mejores tronas de bebé permiten graduar la altura y a menudo también la posición e inclinación del asiento. Esto las hace ideales para ajustarlas a la evolución del bebé y para encajar con todo tipo de mesas.

  • Tronas de bebé plegables: este tipo de tronas incorporan un mecanismo para plegarlas y ruedas para desplazarlas y guardarlas en un armario o rincón cuando no se usan. Son adecuadas si buscas una trona de bebé que ocupe poco espacio en casa.

  • Tronas de bebé convertibles: algunas tronas de bebé ofrecen la posibilidad de adaptarlas cuando crece el bebé para convertirlas en una silla convencional e incluso en una mesa. Se trata de un tipo de trona ideal para poder aprovecharla en el futuro.

  • Tronas de bebé portátiles: también conocidas como tronas de bebé de viaje, están pensadas para usarlas fuera de casa, por ejemplo cuando vas de viaje o a un restaurante. Son más compactas, se pueden plegar y cuentan con funda de transporte.

  • Asientos elevadores: no se trata exactamente de tronas para bebé, sino de accesorios que permiten que se puedan sentar en una silla normal y llegar bien a la altura de la mesa. Al no disponer de arnés, solo deben usarse en niños mayores de tres años.

Algunas familias prefieren una trona fija para casa y otra de viaje cuando comen fuera, mientras que hay quienes optan por una trona plegable que se pueda transportar fácilmente si vas a tener que utilizarla fuera de casa.


3. ¿Cómo elegir una trona de bebé?

Los aspectos en que se fijan los padres al elegir una trona de bebé varían en función de las necesidades, pero los elementos más importantes a tener en cuenta son:

Seguridad: la trona debe ser sólida y estable, con una estructura firme que no pueda volcar aunque el bebé se incline hacia delante o los lados. También debe tener un sistema de bloqueo que evite que pueda plegarse o moverse accidentalmente. Además, la trona debe disponer de un arnés para que el bebé no pueda escurrirse.

Funcionalidad: cada vez más se opta por tronas que ocupan poco espacio y por modelos convertibles que se pueden seguir utilizando como silla o mesa. Las tronas portátiles que se fijan a la mesa también tienen éxito al ser tronas que ocupan poco espacio. Fíjate también en si la bandeja es extraíble e incorpora accesorios de juego.

Durabilidad: como generalmente la trona se usa de los seis meses hasta los tres años, es importante elegir un modelo capaz de crecer con tu bebé y resistir el uso intensivo que tendrá. Las tronas de plástico son baratas y ofrecen bastante resistencia, aunque si quieres mayor durabilidad una trona de madera será más adecuada.

¿Tienes dudas para comprar una trona de bebé? Echa un vistazo a nuestro ranking de las mejores tronas de bebé o ponte en contacto con Bebitus para responder tus preguntas.