¡BIENVENID@ A LA NUEVA WEB!
Envío GRATIS a partir de 65€ Envío GRATIS a partir de 65€
91 198 04 43 - 93 178 62 84 91 198 04 43 - 93 178 62 84

¡BIENVENID@ A LA NUEVA WEB!

Igual que tus peques, ¡nos hacemos mayores!
Seguimos siendo los de siempre pero más rápidos y fáciles de usar que nunca.

Así podrás dedicar tu tiempo a lo que realmente importa.

Pañales

Tener un bebé significa sumergirte en un nuevo universo de productos y accesorios entre los que destaca un artículo con el que acabarás familiarizándote irremediablemente: los pañales. A lo largo de su primer año de vida, un bebé gasta más de 2.000 pañales (a razón de 6-8 por día).

De modo que elegir el mejor pañal para tu bebé es una decisión que afecta a tu bolsillo, pero también al bienestar del recién nacido. Un pañal inadecuado puede producir irritaciones y molestias en la piel que convertirán cada cambio de pañal en una pesadilla.

*Las medidas y equivalencias son orientativas. Piensa que cada bebé es distinto y será él quien te indique qué talla se ajusta mejor a su peso y necesitades.


PAÑALES

Actualmente existe una gran variedad de pañales desechables de marcas muy diferentes, y cada mamá o papá te recomandará una distinta.
Para saber si has acertado con la elección del pañal, fíjate en estos aspectos: que el ajuste sea correcto y no haya escapes; que la absorción resulte adecuada y la piel del bebé no esté húmeda cuando cambias el pañal; que esté cómodo con el pañal y tenga libertad de movimientos, sobre todo cuando empieza a gatear o andar; y que no se produzcan ni rozaduras ni irritaciones.

¿SABÍAS QUE…

… UN BEBÉ GASTA MÁS DE 2.000 PAÑALES SÓLO DURANTE SU PRIMER AÑO?

¡En Bebitus te ofrecemos el mayor surtido de pañales que puedas encontrar! Es importante que pruebes varias marcas antes de decidirte por la mejor para tu bebé, así como asegurarte de la talla correcta. Piensa que los bebés crecen muy rápido y cambian de talla ¡casi sin que te des cuenta!

Ir a la tienda >

NUESTRAS MARCAS DE PAÑALES



¿Cómo debes cambiar el pañal de tu bebé?

1) Lávate y sécate bien las manos antes de empezar, y asegúrate de tener a mano todo lo que vas a necesitar: pañales, toallitas, cremas, etc.
2) Coloca al bebé en un cambiador o una superficie estable de donde no pueda caerse aunque se mueva. ¡Nunca dejes al bebé solo, son muy inquietos!
3) Suelta los cierres del pañal usado y pégalos sobre sí mismos para evitar que se adhieran a cualquier otra cosa y te compliquen la tarea. No retires aún el pañal.
4) Echa un vistazo al interior del pañal. Sí, es desagradable, pero las deposiciones son un buen indicador de la salud de tu peque.
5) Limpia los genitales del bebé con una toallita húmeda (en los niños hazlo de atrás hacia delante y en las niñas de adelante hacia atrás).
6) Aplica una crema para pañal, que ayudará a mantener la piel del culito en buen estado.
7) Ahora retira el pañal sucio (no lo hagas antes por si el bebé decide hacer sus necesidades justo mientras lo cambias) y coloca el pañal limpio.
8) Pega los cierres procurando que queden bien ajustados, pero no apretados ni demasiado holgados, sobre todo entre las piernas.
9) Enrolla el pañal usado sobre sí mismo, con la parte sucia en el interior, y ciérralo con sus propios adhesivos.

¿Qué otros tipos de pañales existen?

Actualmente, además de los pañales desechables, los de toda la vida, existen muchos otros modelos que se adaptan a las necesidades tanto de los bebés como de las mamás y papás y en Bebitus podrás encontrarlos todos. Escoge el que mejor le vaya a tu pequeño para cada momento y edad.

PAÑALES BIO


Además de los pañales convencionales, también existen alternativas ecológicas de gran calidad que se pueden adaptar tanto a los bebés como a las mamás. Los pañales bio están comprometidos tanto con el medioambiente como con la piel de tu bebé, utilizando elementos menos químicos y más naturales en su elaboración.

PAÑALES DE TELA


Como alternativa a los pañales desechables, una buena elección son los Pañales de Tela. Una de las ventajas principales es que podrás lavarlos y reutilizarlos todas las veces que quieras. Los pañales de tela están formados principalmente por un absorbente, un cobertor y un forro.

El absorbente es la parte interior del pañal, que absorbe todo el pipí del bebé. Los hay de diferentes tipos, desde sencillas gasas a telas de cáñamo o algodón. Para elegirlo bien, deberás tener en cuenta la capacidad de absorción (necesitarás más cantidad de gasa que de tela de cáñamo, puesto que las primeras tienen menos capacidad), la rapidez con que absorba y el tiempo de secado (es muy importante que el culito del bebé no quede húmedo y se seque rápido).

El forro se sitúa entre el pañal y la piel del bebé, con el objetivo de evitar que quede húmeda tras las deposiciones. En este caso, el forro es un elemento opcional.

El cobertor es la braguita impermeable que rodea el pañal y es imprescindible en los pañales de tela. Lo puedes lavar todas veces que desees, aunque no es necesario hacerlo tras cada cambio.

Tipos de pañales de tela

  • Todo en uno: el absorbente va directamente cosido al cobertor. Son los más prácticos pero tras el lavado, tardan algo más en secarse
  • Dos piezas: Debes colocar primero el absorbente y luego el cobertor para que lo cubra en su totalidad
  • Todo en uno rellenable: Disponen de un bolsillo donde se coloca el absorbente, por lo que el tiempo de secado es menor y la cantidad de absorción es regulable.

PAÑALES PARA HACERSE MAYOR


A medida que tu pequeño se va haciendo mayor, cada vez será más importante hacer la transición al orinal a traves de un buen pañal. Por eso, los pañales especialmente adptados para niños más mayores son la opción perfecta para que aprendan el funcionamiento de la ropa interior y cómo deben usarlo.

PAÑALES BAÑADOR


Para ir a la piscina o la playa no vale un pañal normal porque se empapa e hincha. Los pañales bañador aseguran que tu peque pasará un día divertido en el agua sin escapes ni incomodidades. Hay varias tallas y los diseños son tan similares a los de un bañador normal de tela que a simple vista no se nota diferencia.

Bebitus te aconseja

  • Compra pañales especialmente destinados al agua, de lo contrario se hincharán y tu bebé se encontrará incómodo y molesto
  • Escoge un divertido estampado y así parecerá un bañador como el de mamá y papá
  • Decide si prefieres un bañador desechable o reutilizable
  • Si tu pequeño ya es mayor, deja que se ponga y se quite él solito el pañal

PAÑALES PARA DORMIR


Cuando tu bebé empieza a dejar atrás el pañal, o si moja la cama por la noche, los pañales para dormir (o pañales pijama) son una forma estupenda de evitar los apuros e incomodidades. Son tan discretos como la ropa interior y algunos incorporan divertidos estampados para que parezca un pañal mágico.

¿QUÉ DEBES LLEVAR EN EL BOLSO?


El bolso donde llevas todas las cosas de tu bebé es un imprescindible para cualquier mamá. ¡No puedes salir de casa sin él! Es importante que incluyas siempre todo lo imprescindible para atender a tu bebé en cualquier momento. No lo recargues con productos que no sean de primera necesidad, como las toallitas, las cremas o los cambiadores, de lo contrario pesará demasiado y sera difícil de transportar.

TOALLITAS


No es ningún secreto que el culito y los genitales de los recién nacidos son zonas delicadas que debes cuidar y proteger para evitar infecciones y trastornos en la piel. El problema es que están sometidos a continuas agresiones debido a la orina y las deposiciones, el roce con el pañal, etc. Por esa razón, debes limpiarlas con esmero cada vez que cambies a tu bebé.


CREMAS DE PAÑAL

Para evitar irritaciones, debes cambiar el pañal con frecuencia, limpiar bien la zona y aplicar una crema de pañal que restablezca el equilibrio natural de la piel y haga de barrera protectora frente a la humedad.

CAMBIADORES DE VIAJE

Ser mamá no es una tarea sencilla y, por eso, siempre tienes que estar preparada ante cualquier imprevisto. Añade un cambiador de viaje para cambiar a tu pequeño con total tranquilidad en cualquier lugar.


NO TE OLVIDES...