Esterilizadores - Eléctricos y para Microondas

Filtro
Más filtros
Menos filtros
Artículo 1 de 19 a 19
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
Artículo 1 de 19 a 19
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto

El uso del esterilizador

La función de este dispositivo es la eliminación de los gérmenes y microbios de los biberones o útiles que se usan en la alimentación de los bebes.

Hoy en día casi ninguna familia con niños quiere prescindir de una esterilización segura de los biberones y las tetinas, que sirve de base óptima para la nutrición y el desarrollo saludable de sus hijos.

100% libre de gérmenes

Ya sea como esterilizador de vapor, eléctrico o como recipiente de esterilización para el microondas: los biberones, las tetinas, los chupetes y los juguetes más pequeños, como los anillos de dentición y los juguetes de agarre, se pueden limpiar higiénicamente de bacterias y virus mediante la esterilización, por lo que no tendrá que preocuparse si su hijo se lleva alguno de ellos a la boca.

El vapor, que se calienta rápidamente, mata de forma fiable los gérmenes y los agentes patógenos, protegiendo así la comida del bebé y, por supuesto, a su hijo de la contaminación.

Para que el esterilizador de biberones funcione con seguridad, los biberones, las tetinas y los chupetes deben limpiarse a fondo de residuos de alimentos antes de la desinfección. Para ello, basta con un aclarado clásico con detergente en agua tibia. El resto de residuos bacterianos se eliminan en el esterilizador.

Esterilizadores de Microondas

Los esterilizadores de microondas funcionan según el mismo principio: Aquí, el agua añadida en el recipiente del microondas se evapora con el microondas y las tetinas, chupetes y biberones se desinfectan por la acción del calor.

Puede encontrar fabricantes de marcas conocidas para este tipo de esterilizador como son Canpol o Philips AVENT .


Esterilizador Eléctrico

¿Qué es un esterilizador eléctrico?

Los esterilizadores eléctricos (también conocidos como hervidores o sanitizadores) son unos dispositivos que permiten esterilizar biberones, tetinas, chupetes y otros accesorios de lactancia de forma rápida y fácil. Los mejores esterilizadores eléctricos eliminan más de un 99% de las bacterias y virus habituales, que son responsables tanto de enfermedades del bebé como del mal olor que desprenden los productos de lactancia si no se limpian correctamente.

¿Cómo funciona un esterilizador eléctrico de biberones?

La limpieza y esterilización de los biberones es fundamental para prevenir cualquier riesgo de contaminación por patógenos. Tanto la leche materna como la leche de fórmula se degradan con rapidez y, si quedan restos en el biberón, pueden contaminar las siguientes tomas.

Tradicionalmente se recurría a hervir los biberones o usar algún producto desinfectante, pero actualmente es más frecuente usar un esterilizador eléctrico de biberones. En nuestra tienda online puedes encontrar una gran variedad de esterilizadores eléctricos de las mejores marcas como Avent, Chicco o Jané, que además son muy prácticos y fáciles de utilizar. ¡Conócelos!

Tipos de esterilizadores eléctricos

Dentro de esta categoría, podemos encontrar dos grandes clases de esterilizadores eléctricos:

  • Esterilizador eléctrico a vapor: cuenta con una resistencia eléctrica que calienta el agua contenida en un depósito para generar vapor que esteriliza los recipientes. Si buscas un esterilizador eléctrico barato y con mucha capacidad, son los más idóneos.

  • Esterilizador eléctrico UV: en lugar de vapor, usa luz del espectro ultravioleta para eliminar los gérmenes que puedan contener los recipientes que introduces en ellos. Son algo más costosos, pero su funcionamiento es más rápido y no requieren agua.


Cómo se usa un esterilizador eléctrico

Las instrucciones para usar un esterilizador eléctrico varían ligeramente en función del tipo que hayas elegido. En los esterilizadores eléctricos a vapor, primero debes colocar en la cesta los biberones, tetinas y otros accesorios de lactancia que quieras esterilizar, previamente lavados y aclarados. A continuación, debes añadir un poco de agua en el fondo de la cubeta del aparato o en el depósito específico, si dispone del mismo. Después ya puedes conectar el dispositivo y esperar a que se complete el ciclo de esterilizado. ¡Ten cuidado al abrirlo, porque los recipientes pueden estar bastante calientes debido al efecto del vapor a alta temperatura!

En el caso de los esterilizadores eléctricos con luz ultravioleta, la diferencia es que no es hay que añadir agua y que los recipientes no se calientan, ya que se produce una esterilización en frío. En cualquiera de los dos tipos de esterilizadores eléctricos, el proceso no suele durar más que unos minutos. Ten en cuenta que, si no necesitas usar los biberones de inmediato, puedes dejarlos en el interior del aparato sin abrir la tapa para mantenerlos estériles hasta su uso.

Cómo limpiar un esterilizador eléctrico

Si te aseguras de introducir los recipientes bien limpios, la suciedad que se acumula en el esterilizador eléctrico es muy escasa. A menudo basta con pasar un paño seco o servilleta de papel por su interior para eliminar los posibles restos de agua o suciedad (si no lo hacemos, pueden generarse gérmenes que contaminen los recipientes que deseamos esterilizar).

También hay esterilizadores eléctricos aptos para lavavajillas, que permiten extraer la cesta de lavado para limpiarla a máquina (consulta las instrucciones porque no es posible en todos).

Además de suciedad, es habitual que los esterilizadores eléctricos acumulen cal con el tiempo, especialmente en las zonas donde el agua es más “dura”. La mejor forma de eliminar la cal acumulada en el esterilizador es limpiar el interior con una solución de vinagre blanco y agua.