Portabebés- Al ritmo del latir de tu corazón

El porteo hace que tu pequeño esté más cerca de ti, de tu corazón. Es una práctica que se ha ido convirtiendo en una solución para llevar a los hijos sujetos al propio cuerpo haciendo que las manos queden libres para realizar otras actividades mientras que tu bebé disfruta del calor que se desprende de vuestro cuerpo. El portabebés es forma de transporte práctica, funcional, acogedora y llena de beneficios. Descubrirá el mundo que le rodea desde la seguridad de la cercanía de sus padres. 

Artículo 1 de 77 a 77
Artículo 1 de 77 a 77

PORTABEBÉS

Los portabebés vienen siendo utilizados desde tiempos remotos para llevar al bebé sujeto al propio cuerpo a la vez que deja las manos y brazos libres para seguir con las obligaciones del día a día. El principal beneficio del porteo es el contacto directo, coporal con tu pequeño creando un vinculo afectivo entre padres e hijos que acentúa y aumenta el lazo emocional entre ambos ayudando además a responder de una manera más rápida las demandas del bebé. Por lo tanto, mejora la comunicación entre ambos gracias al constante contacto físico y visual.

La relación y sensación de apego entre bebé y portador se tiene que ir construyendo día a día y sobre todo durante su etapa de desarrollo tanto sensorial, emocional y físico. Tenerlos cerca por tanto, les hace sentir más seguros mostrándose así más tranquilos y por consiguiente, llorando menos.

El portabebé será un gran aliado para disfrutar, ambos, de excursiones y paseos ya que los dos estaréis no solo en una prespectiva similar aumentando así su relación ante lo que a él ocurre sino que viviréis aventuras al mismo ritmo, de pasos y latidos.

TIPOS DE PORTABEBÉS

MOCHILA PORTABEBÉS

Las mochilas portabebés son una de las opciones más utilizadas para llevar al bebé ya que gracias a su diseño respeta tanto la fisiología el bebé como del mismo portador. Existen dos tipos de mochilas las ergonómicas y las que no lo son. Con las mochilas portabebés ergonómicas llevas al pequeño sentado y no colgando consiguiendo así que su peso recaiga sobre sus nalgas y no por contra dañando sus genitales. Es recomendable que el pequeño siempre vaya de cara al que lo lleva ya que si se pone mirando hacia adelante no se respeta la curva natural de la espalda. Un ejemplo de estas mochilas son las de Manduca, BabyBjörn. Tu compañera perfecta para excursiones o paseos ya que garantiza una correcta sujeción del bebé y para el que lo lleva un óptimo confort ya que reparte el peso entre hombros y caderas, siendo así también ergonómicas. Por otro lado, se encuentran las mochilas portabebés rígidas en las que el bebé no está literalmente pegado al portador.

La mochila portabebés permite transportar con total comodidad al bebé desde el nacimiento hasta alrededor de los 20 kg de peso normalmente. Tal vez su éxito recaiga en su practicidad y facilidad a la hora de ser usado sumado a que se puede llevar al pequeño hasta en cuatro posiciones diferentes: sobre la cadera, de espaldas, cara a la marcha o cara a los padres.

FULAR O BANDOLERA

El fular o la bandolera portabebés es un trozo de tela con una longitud que puede variar y que consigue envolver al bebé para colocarlo alrededor del cuerpo de los padres con la virtud de poderlo ajustar mediante nudos. Es una modalidad de portabebés versátil y práctica ya que puedes poner el fular en distintar posiciones, incluida la de cama, siempre en función de la necesidades del pequeño a la vez que de su mismo crecimiento.

El fular portabebés consigue una mayor proximidad física ya que el cuerpo del bebé queda pegado al del adulto reforzando el vínculo entre ambos. Es el más versátil y permite llevar a tu pequeño desde recién nacido ya sea en la espalda, delante o a la cadera. Sabiendo cómo anudarlo, se adaptará a cada etapa del bebé y a cada ocasión. Existen fulares de distintos materiales y tejidos.

  • Fular elástico: es el que mejor irá si estás embarazada o tienes un bebé recién nacido o de pocos meses y sobre todo, si no tienes experiencia en anudar fulares. Este tipo de fular te ofrece múltiples posibilidades para llevar a tu pequeño de una manera cómoda ya que permite cambiarlo fácilmente de posición e incluso cambiarlo de postura sin necesidad de deshacer el nudo. A parte de Manduca, también encontrarás este tipo de portabebés en We Made Me.

  • Fular tejido: este tipo de portabebés es idóneo para el recién nacido hasta aproximadamente los 4 años. Se adaptan al cuerpo tanto del bebé como del portador gracias a su tejido de gran elasticidad sobre todo en sentido diagonal a la vez que firmes para si se desea llevarlo en vertical y/u horizontal.

Existe una variante, la bandolera portabebés, cuyos extremos pueden ser unidos mediante una anilla que ayuda a anudar las dos pares para después colocarla en la posición que se estime o bien mediante el pouch, una tela sin anillar que no se ajusta.

MEI TAI

El portabebés Mei Tai es de origen oriental y ayuda a que mientras llevas a tu pequeño puedas adoptar una posición lo más natural posible y a la vez óptima para su desarrollo. El Mei Tai, que significa " se puede atar", es similar a una mochila ergonómica aunque éste se ajusta mediante nudos sencillos sobre los hombros y cintura. Por su forma, este tipo de portabebés ayuda a que el peso del bebé esté bien repartido entre las caderas y los hombros haciendo que se convierta en una opción muy cómoda para quien lo lleva.

Consta de una tela cuadrada con 4 tiras en cada una de las esquinas del cuadrado para así poderlo atar al cuerpo. Este tipo de portabebés se puede usar bien en posición hacia adelante, a la espaldo o a la cadera.

BENEFICIOS DE LOS PORTABEBÉS

  1. Permite al bebé tener un contacto físico directo con la persona que le cuida, lo que le resulta enormemente tranquilizador. Hay diferentes estudios que demuestran que los recién nacidos que han sido cogidos en brazos su llanto es menor.

  2. Dentro del portabebés tu bebé se siente más seguro ya que queda protegidoy envuelto por la ropa del portabebés y apoyándose en ti notado tu aroma, tu latido, tu voz sintiéndose seguro.

Con el portabebés estás en contacto directo con tu hijo y por lo tanto, tienes una mayor capacidad de notar las necesidades que tiene tu pequeño para así darles solución de una manera más efectiva.

  1. Es súper práctico para los padres ya que cada vez son más los que se apuntan a esta manera de llevar al pequeño ya que gracias al porteo disponen de libertad en las manos para continuar haciendo sus quehaceres pero con la bonita compañía de su hijo.