JANÉ

El principal objetivo de Jané es la seguridad y por esta razón, destina la mayor parte de sus recursos a la investigación. Una marca que lleva a cabo una labor social para contribuir a mejorar las condiciones de movilidad de los niños sin abandonar el diseño, la comodidad y la innovación característica de Jané.

Artículo 1 de 120 a 238
Artículo 1 de 120 a 238

SU COMPROMISO LES HACE ÚNICOS

Jané se fundó en 1932 por Manel Jané, un barcelonés que después de diseñar un cochecito para su hijo quiso transofrmar la cerrajería que heredó de supadre en una fábrica de cochecitos. Un cochecito que nació como reto personal pero que despertó la curiosidad y admiración de sus amigos y vecinos. Esto le llevó a contruir dos sillas de paseo más que llevó a unos grandes almacenes de Barcelona y desde entonces, Jané es una empresa familiar que diseña y crea productos dedicados para y por los niños.

En los años 80, Jané consiguió consolidarse como marca de puericultura dentro del mercado español y actualmente, se empieza a afianzar en el extranjero. Si en sus inicios se optó por sillas de paseo, en los 90 se sumergió dentro del mercado de las sillas de auto y siguió hasta crear el Jané Crash Test, un simulador de coche que se aplica para el desarrollo total de sus sillas de auto. Aplicación de tecnología avanzada y la máxima seguridad para las sillas infantiles.

Esta marca crea artículos destinados para toda la familia y sus necesidades, desde juguetes para que el pequeño se desarrolle y aprenda jugando, productos para hacer de la hora del baño, de comer o de descansar un momento único y especial e incluso para el cudiado interno y externo de las mamás.

Jané, una empresa comprometida con el hoy y el mañana.