Balancines infantiles - Caballitos de madera y otros animales

Filtro
Más filtros
Menos filtros
Artículo 1 de 15 a 15
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
Artículo 1 de 15 a 15
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto

Cómo elegir un balancín para bebés

A pesar de las todas las innovaciones que surgen cada día, hay juguetes infantiles que nunca fallan. Por ejemplo, los balancines de bebé: este sencillo accesorio para niños ofrecerá horas y horas de entretenimiento a tu peque gracias a su relajante balanceo. Ya sea un clásico balancín de bebé de madera o un moderno balancín de bebé con movimiento automático, desde el momento en que entre en casa seguro que se convertirá en la diversión favorita de tu hijo.

Ventajas de los balancines para bebé

Un balancín de bebé es un clásico que nunca pasa de moda, debido a varias razones:

  • El movimiento de balanceo encanta a los bebés, porque es divertido, relajante y les calma cuando están nerviosos, les salen los dientes, etc.

  • Se trata de un juguete sencillo, seguro y duradero. Eso sí, siempre debe utilizarse bajo la supervisión de un adulto.

  • Fomenta el desarrollo del bebé, al estimular la motricidad, desarrollar el equilibrio e incentivarle a inventar nuevos juegos.

  • Facilita la interacción con los papás y el resto de la familia, al poder colocarlo prácticamente en cualquier habitación de la casa.

  • Ofrece una alternativa a coger al bebé en brazos cuando estás haciendo otras cosas y no quiere quedarse en la cuna o en el parque.

Tipos de balancines de bebé

Los balancines para bebé han evolucionado mucho en los últimos años y hoy en día podemos encontrar diferentes opciones, aunque todas se basan en el mismo principio: el movimiento.

Los principales tipos de balancín para bebé incluyen:

  1. Balancín clásico: muy parecido al que puedes encontrar en cualquier parque de juegos, consiste en una barra de madera, metal o plástico con dos asientos en cada extremo. Es ideal para un jardín o patio, pero tiene el inconveniente de que se necesitan dos para jugar, por lo que no es muy adecuado para los hijos únicos.

  2. Balancín tipo caballito: es un balancín individual con forma de animal, generalmente un caballo, aunque hoy en día se pueden encontrar balancines de jirafas, dragones, etc. Compacto y fácil de transportar, permite jugar solo o con otros niños, por lo que las posibilidades de entretenimiento de esta clase de balancines se multiplican.

  1. Balancín tipo mecedora: pensados para bebés más pequeños, estos balancines tienen un asiento con arnés para sentar o tumbar al bebé, juegos para entretenerlo y un movimiento de balanceo que puede ser manual o automático, o incluso vibración. Son una alternativa al parque para cuando el bebé está despierto o se echa la siesta.

¿Qúe edad es la adecuada para empezar a usar el balancín para nuestro bebé?

La edad para empezar a usar los balances de bebé depende del tipo de balancín que elijas. Los balancines tipo mecedora, que incorporan un asiento con arnés para poder reclinar al bebé, se pueden usar desde los cero meses. Si se trata de un balancín tipo caballito, es necesario que el bebé ya sepa mantener el equilibrio e impulsarse con los pies, por lo que están recomendados a partir de los 12 meses. Finalmente, los balancines clásicos son juguetes para niños mayores, de 18 meses en adelante, ya que requieren un mayor nivel de coordinación y motricidad.

A la hora de elegir un balancín, asegúrate de que esté homologado y sea de calidad para prevenir accidentes. Debe ofrecer suficiente estabilidad para evitar el riesgo de vuelco, así como materiales lavables para una correcta higiene.