Correpasillos - Para vivir nuevas experiencias y aventuras

¿Buscas un regalo para bebés que ofrezca diversión, capacidad de aprender y estimule su crecimiento? ¡Los correpasillos para bebés son siempre un acierto!

Filtro
Más filtros
Menos filtros
Artículo 1 de 7 a 7
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
Artículo 1 de 7 a 7
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto

Correpasillos para bebés: ¡que nada detenga a tu peque!

Estos juguetes para bebés resultan adecuados para usar en casa o en el parque y le permitirán aprender a mantener el equilibrio, desarrollar su imaginación y divertirse a lo grande moviéndose de un lado para otro.

La edad recomendada para empezar a usar los correpasillos de bebé es a partir de los 9-12 meses, cuando tu pequeño ya es capaz de mantenerse de pie y dar sus primeros pasos. Ten en cuenta que el correpasillos no está pensado para aprender a andar, (para esta función son más adecuados los andadores para bebé) sino que se trata de una ayuda que permite perfeccionar esta habilidad y prevenir los malos hábitos posturales.

Correpasillos para bebé

Con este tipo de juguetes, los niños tienen que mantener una posición erguida que protege su espalda. De este modo, pueden aprender a apoyar el peso sobre la planta de los pies y repartirlo adecuadamente para mantener el equilibrio. Además, los
correpasillos refuerzan la musculatura de los brazos y las piernas, así como la coordinación entre los ojos y los pies: tu bebé mira hacia dónde quiere ir y debe aprender cómo usar sus piernas para llegar hasta allí.

Además, el hecho de poder desplazarse por su cuenta sin riesgo de caerse a los pocos pasos aumenta su autonomía y confianza en sí mismos, un aspecto clave para el crecimiento. Por supuesto, los correpasillos para bebés también están repletos de diversión, pues en muchos casos disponen de luces, sonidos, centros de actividades, etc. En este sentido, hay varios tipos de correpasillos para bebés. Lo más habituales son los correpasillos para sentarse, en forma de coche, moto, caballo, etc. pero también hay correpasillos más compactos que sirven de apoyo.