Gimnasios bebé

Filtro
Más filtros
Menos filtros
Artículo 1 de 41 a 41
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
Artículo 1 de 41 a 41
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto

Gimnasios Infantiles - Actividad y diversión desde el principio

¿Sabías que los bebés también van al gimnasio? En su caso no es para ponerse en forma o perder peso: los gimnasios para bebé son un accesorio muy útil para fomentar el desarrollo de sus habilidades motoras, además de una estupenda ocasión para pasar un rato divertido haciendo todo tipo de actividades con mamá y papá. Te contamos las claves que debes tener en cuenta a la hora de elegir un gimnasio para bebés y la mejor edad para empezar a usarlos.


¿Para qué sirve un gimnasio de bebé?

Un gimnasio de bebés es un centro de actividades pensado para estimular a los recién nacidos y ayudarles a desarrollar sus capacidades motrices, de exploración del entorno y de interacción.

Generalmente, constan de una superficie acolchada donde el bebé se puede tumbar o gatear con seguridad, que además puede tener diferentes texturas, espejos y otros elementos interactivos. En la parte superior, suele haber un arco de actividades de donde cuelgan muñecos, sonajeros y otros elementos de diferentes colores.

Los mejores gimnasios para bebés pueden incorporar asimismo música, efectos sonoros y luces.

Ventajas de los gimnasios para bebé

  • Fomentan el desarrollo psicomotor del bebé.

  • Estimulan la vista, el oído y el tacto.

  • Desarrollan la concentración y la memoria.

  • Enseñan el principio de acción-reacción.

  • Ofrecen un entorno de juego seguro y controlado.

Para conseguir estos beneficios, no basta con dejar al peque un rato en ellos: se requiere la colaboración de mamá, papá, hermanos, abuelos, etc. para animar al pequeño a descubrir las diferentes actividades y ayudarle a desarrollar sus habilidades.

¿Cuándo empezar a usar el gimnasio para bebés?

Un gimnasio para bebé está pensado para estimular a los recién nacidos, que debido a su falta de movilidad tienen limitaciones para explorar su entorno. Por esa razón, si no tienes claro cuando empezar a usar el gimnasio de bebé, debes saber que la mayoría de estos centros de actividades se pueden utilizar desde los cero meses. Al principio, cuando el bebé es pequeño, hay que tumbarle boca arriba y ayudarle a descubrir los diferentes elementos del arco de actividades. Luego, cuando ya puede sostener la cabeza, puedes ponerlo boca abajo para explorar las diferentes texturas y colores de la superficie, así como para empezar a gatear.

En este sentido, a partir de los seis meses la mayoría de los bebés han desarrollado la capacidad de gatear y eso amplía sus posibilidades de explorar el entorno. Esta mayor movilidad normalmente indica cuando dejar de usar el gimnasio para bebé, si bien es posible seguir utilizándolo como superficie para jugar o para construir una cabaña o una tienda india.

Cómo elegir un gimnasio para bebé

Si preguntas a otros padres qué gimnasio para bebé recomiendan, seguramente obtendrás todo tipo de opiniones diferentes. La oferta de gimnasios para bebés disponible actualmente es extensa, con modelos muy completos de marcas como Chicco, Tuc Tuc, Yookido, etc.

Asegúrate de elegir un producto de calidad con la homologación CE, que ofrezca diferentes actividades, juegos y texturas para resultar más entretenido. Es importante que la superficie sea mullida y acolchada, con la posibilidad de lavarla y una base antideslizante que ofrezca estabilidad. Por su parte, el arco de juegos debe ser regulable o tener elementos a distintas alturas, y los objetos que incluya tienen que estar anclados para evitar posibles accidentes.

> Recuerda que los gimnasios de bebé deben usarse siempre con supervisión de un adulto. No solo resulta más seguro, ¡sino que también es mucho más divertido para el bebé!