Triciclos - Ideales para el quilibrio y coordinación


Todos los Triciclos

Filtro
Más filtros
Menos filtros
Artículo 1 de 51 a 51
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
Artículo 1 de 51 a 51
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto

Guía para Triciclos Infantiles

Cuando tu bebé ya empieza a dar sus primeros pasos, necesita juguetes que le ayuden a descubrir con seguridad y diversión el mundo que le rodea. Comprar un triciclo de bebé puede ser una gran elección en esta etapa, ya que además de fomentar su desarrollo, le permitirá ganar autonomía en los paseos y empezar a familiarizarse con los vehículos a pedales.


Ventajas de los triciclos para bebé

Hay juguetes que marcan la infancia y sin duda los triciclos infantiles son uno de ellos. Fáciles de usar, estables y seguros, ayudan a desarrollar sus capacidades y ofrecen infinidad de horas de diversión con la familia o sus pequeños amigos. Estas son algunas ventajas de los triciclos:

  • Favorecen el desarrollo del sistema locomotor del bebé.
  • Incrementan la autonomía e independencia.
  • Ayudan a quemar la energía sobrante en los bebés.
  • Fomentan el desarrollo de la orientación espacial.
  • Ofrecen seguridad y protección al bebé.

Por no mencionar que los triciclos para niños son tremendamente divertidos y ofrecen la excusa perfecta para salir a la calle, ir al parque, de paseo o de excursión con la familia y pasar un rato estupendo haciendo ejercicio al aire libre, especialmente cuando llega el buen tiempo.


Tipos de triciclos

  • Triciclos sin pedales: son triciclos tipo correpasillos, concebidos para usar en casa o en espacios acotados como patios y jardines. Al no tener pedales, estos triciclos de iniciación requieren empujar con los pies para desplazarse y cogen poca velocidad.

  • Triciclos de paseo: algunos triciclos tiene una plataforma para los pies y una barra o manillar para empujarlos al llevarlos de paseo. De este modo, se convierten en una alternativa divertida y ligera al cochecito o la silla de bebé para ir de paseo.

  • Triciclos clásicos: los triciclos convencionales son el tipo de triciclo infantil que a todos nos viene a la cabeza cuando pensamos en estos vehículos. Generalmente incluyen pedales y a veces también frenos y otros accesorios como cesta, capota…

  • Triciclos evolutivos: su diseño permite adaptarlos al crecimiento del bebé. Empiezan como un triciclo sin pedales, para usar con los pies o empujar, pero luego permiten incorporar pedales. Además, suelen contar con sillín y manillar regulables en altura.

¿Cuál es la edad ideal para usar un triciclo?

Muchos padres y madres se preguntan cuándo es el momento de comprar un triciclo para sus hijos. No existe una respuesta única, porque la evolución de cada bebé es diferente. También depende del tipo de triciclo. Por ejemplo, los triciclos de paseo se pueden usar a partir de los 10 meses o antes, siempre que el bebé se sostenga correctamente erguido en la silla.

Por su parte, los triciclos sin pedales, que destacan por su sencillez, se pueden utilizar a partir de los 12 meses, cuando el bebé empieza a andar y tiene suficiente fuerza en las piernas.

A partir de los 18 meses, son adecuados los triciclos clásicos, que requieren mayor fuerza y resistencia. Finalmente, los triciclos evolutivos cubren todas las etapas y edades.


Recomendaciones

A pesar de la diversión que ofrece, un triciclo no es solamente un juguete, sobre todo cuando se usa en la calle. Se trata de un vehículo que debe cumplir unas medidas de seguridad básicas.

La primera es comprar un triciclo adecuado a la edad del bebé. Es tan peligroso un bebé con un triciclo demasiado grande para sus capacidades como un niño con un triciclo que se le ha quedado pequeño. Si quieres asegurarte de aprovechar la compra, elige un triciclo evolutivo que pueda utilizar más tiempo, en lugar de "estirar" un triciclo clásico más tiempo del debido.

El diseño del triciclo es un segundo aspecto fundamental. En general, los sillines bajos y las ruedas anchas ofrecen una mayor estabilidad y seguridad que resultan ideales para los niños pequeños; mientras que las ruedas finas y los sillines y manillares altos permiten una mejor visibilidad y maniobrabilidad del triciclo que los hacen adecuados para los niños mayores.

Igual de importante es la calidad de los materiales, que deberían incluir un chasis metálico, pedales antideslizantes y ruedas de goma. Los triciclos sin pedales para niños pequeños también pueden ser de plástico, pero resistente y con las juntas o uniones bien asentadas. Cerciórate de que el triciclo cuenta con la homologación de seguridad para Europa.

Por último, siempre hay que usar el triciclo bajo la supervisión de un adulto, en espacios seguros donde no haya tráfico de vehículos y dando instrucciones claras al niño sobre cómo manejarlo y cómo actuar en caso de cruzarse con otros usuarios, perros, semáforos, etc.