La fiebre y los bebés
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2018-11/photo-1519087464083-bf8f2d8df39c.jpg
Revisado por médicos

La fiebre y los bebés

¿Por qué los bebés tienen fiebre tan a menudo? En los lactantes, la fiebre puede aparecer relativamente deprisa. Aunque es posible que no la presenten en caso de infección, los bebés reaccionan con fiebre o temperaturas un poco altas a muchos estímulos, como la sed, una manta caliente o un día cálido y soleado, ya que todavía no han terminado de desarrollar la regulación de la temperatura, que es un sistema complejo.

Profile picture for user Dr. Verena Breitenbach
de Dr. Verena Breitenbach
Mar, 21/08/2018 - 08:56 Thu, 07/25/2019 - 15:55

¿En qué momento se puede empezar a hablar de fiebre?

Los bebés presentan una temperatura corporal ligeramente superior a la de los adultos y los niños mayores, que oscila entre los 36,5 y los 37,5 °C. La temperatura corporal del ser humano es más baja por las mañanas y más alta por las noches. En el caso de los bebés, las temperaturas superiores a los 38 °C se consideran altas, pero solo se puede hablar de fiebre a partir de los 38,5 °C.

El sistema de medición adecuado

En los niños, la medición rectal es la forma más precisa y efectiva de tomar la temperatura, a pesar de no resultar muy agradable. Cuando son más mayores, la temperatura puede tomarse en la boca o utilizando un termómetro de oído para obtener una lectura rápida.

¿La fiebre es peligrosa? ¿Cuándo debería ir al médico?

La fiebre es un mecanismo corporal mediante el cual el organismo combate las infecciones de forma más eficaz. Por esta razón, en un principio, la fiebre no se considera como algo negativo, de manera que no debería tratarse en su primera manifestación.

Cuando la temperatura es superior a los 38,5 °C, es necesario llevar al niño al médico para determinar la causa de la fiebre.

Ante la fiebre, ¡mimos y mucho líquido!

Es posible que tu hijo llore más, que necesite comer mucho, que esté más nervioso e inquieto y que dependa más de ti. Observa qué es lo que le hace estar mejor, mantente cerca y préstale toda tu atención. En cualquier caso, necesita tranquilidad, protección y mucho líquido.

¿Cómo se puede bajar la fiebre?

  • Cuando la fiebre sea un poco alta, puedes ponerle compresas en las pantorrillas tras consultarlo con el pediatra.
  • Los preparados homeopáticos, como el fosfato de hierro o la belladona, también pueden ayudar a bajar la fiebre. No obstante, es necesario que lo consultes previamente con el médico, ya que deberá analizar los síntomas antes de prescribirlos.
  • Solo cuando la fiebre sea muy alta puede llegar a ser peligrosa y es posible que solo pueda bajar con medicamentos. En este caso, evita usarlos sin indicación médica y actúa con precaución.

Ten siempre en cuenta lo siguiente:

Las infecciones y la fiebre son importantes para el organismo del niño, ya que ayudan a desarrollar su sistema inmunológico. Por eso, es imprescindible que no intentes combatirlas sin prescripción médica. Los antibióticos solo deben emplearse cuando la fiebre sea realmente peligrosa.

Consejo de la comadrona Christina sobre el fantasma de la fiebre

Es totalmente comprensible que los padres se preocupen y lo pasen mal cuando sus hijos están enfermos. Con la fiebre siempre llega la preocupación porque suele tener muy mala reputación, a pesar de que es una reacción de defensa altamente efectiva del organismo de tu hijo.

Por qué la fiebre no es tan grave:

Mientras la temperatura corporal sube, las bacterias y los virus, enemigas del clima desértico, van debilitándose hasta que mueren. La condición previa para ganar esta batalla es dejar que la fiebre haga su efecto y no intentar bajarla enseguida con supositorios. Siempre que tu hijo beba bien (muchos niños no comen casi nada si tienen fiebre) y su estado general de salud sea adecuado a la situación, deja que la fiebre haga su efecto, aun cuando el termómetro marque casi los 40 °C.
CONSEJO: Puedes ver si la fiebre ha alcanzado su punto más alto palpando las manos y los pies del bebé. Si están fríos, la fiebre sigue subiendo y, si están calientes, la fiebre ya ha alcanzado su punto más alto y empieza a bajar.

Revisado por médicos

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Revisado por médicos

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden