Cuándo aprenden a caminar los bebés: la ayuda adecuada
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2018-12/photo-1491440305722-061438e1cdc8.jpg
Revisado por comadronas

Cuándo aprenden a caminar los bebés: la ayuda adecuada

Desarrollo del bebé: los primeros pasos. Entre el primer grito y el primer paso del bebé pasarán muchos meses en los que conseguirá muchos logros que lo prepararán para la hazaña. Caminar es una de las etapas más importantes del desarrollo de tu hijo y constituye un punto de transición esencial de bebé a niño.

Christina Altmann
de Christina Altmann
Comadrona y madre
Lun, 06/08/2018 - 15:13 Thu, 07/25/2019 - 14:16

Ponerse en pie

Después de aprender a girarse, sentarse y gatear, con unos ocho meses el bebé aprende que puede levantarse apoyándose en objetos y ponerse en pie. Para poder apoyarse bien en los objetos, su habilidad para agarrar también tiene que estar bien desarrollada.

Después de este importante descubrimiento, necesitará mucha experiencia, confianza y equilibrio para atreverse a dar los primeros pasos, primero agarrándose y después sin manos. El momento en el que esto sucede depende de cada niño.

Algunos bebés ya caminan de la mano con seguridad en su primer cumpleaños. Otros empiezan medio año después a dar sus tímidos primeros pasos.

Resumen del desarrollo del acto de caminar

Aunque las primeras ocho semanas después del nacimiento, los primeros pasos del bebé parecen inimaginables, este muestra lo que se conoce como el reflejo de marcha automática. Si coges al bebé por debajo de los brazos y sus pies entran en contacto con una base sólida, parece que quiera echar a andar. No obstante, con esta edad aún no puede soportar el peso de su propio cuerpo y el tercer mes de vida, esta reacción desaparece.

A partir del quinto mes te darás cuenta de que el bebé disfruta balanceándose y retozando sobre tus muslos cuando te sientas y lo colocas en tu regazo. Déjalo que se divierta. Este ejercicio fortalece las piernas del pequeño y para andar necesitará una musculatura bien desarrollada.

En cuanto los bebés descubren cómo gatear y cómo levantarse agarrándose de las perneras de los pantalones y de los muebles, normalmente no suelen tardar en dar los primeros pasos. A los diez meses ya suelen corretear orgullosos alrededor del sofá. Si tienes muebles bajos con esquinas puntiagudas, coloca protectores para evitar que se haga daño si se cae.

El tiempo que el niño necesitará hasta poder andar sin apoyo dependerá de la experiencia que adquiera andando y de su valentía. Mientras que, bajo el punto de vista pediátrico, es desaconsejable utilizar andadores y otros recursos debido al grave riesgo de lesiones que presentan, los tacatás desplazables y los carritos de muñecas pueden ser un método divertido para entrenar la marcha y transportar sus juguetes preferidos.

El 75 por ciento de los bebés pueden andar sin ayuda cuando tienen unos 13 meses. Con 14 meses, algunos ya intentan incluso dar sus primeros pasos laterales. En este momento, muchos niños pequeños empiezan a ponerse en pie desde la posición sentada sin caerse.

Además, muchos pueden subir escaleras con ayuda a partir del 16.º mes y al año y medio aprenden a bailar y a jugar al fútbol. Entre el segundo y el tercer año, tu hijo habrá perfeccionado tanto sus movimientos que estos serán casi como los de un adulto.

Cómo ayudar a tu hijo a aprender a andar

En general, puedes ayudar y motivar a tu hijo a aprender a andar, pero sin agobiarlo. No le exijas nada que todavía no sea capaz de hacer.

Por ejemplo, puedes ayudarlo sentándote o arrodillándote delante de él y estirando los brazos para animarlo a que camine hacia ti. Deja que empuje una silla o un tacatá bajo tu supervisión, pero no recurras a los andadores.

Organiza el entorno de manera que no se haga mucho daño si se cae.

Según los expertos, al principio no deberías ponerle zapatos, ya que andando descalzo se entrenan mejor la coordinación y el equilibrio.

Para elegir su primer calzado, ten en cuenta los criterios siguientes:

  • No le compres zapatos hasta que camine de forma segura sobre los dos pies y quiera probar sus habilidades en el exterior.
  • El zapato debe ser al menos 12 mm y como mucho 17 mm más largo que el pie para que el niño pueda desplegarlo a la perfección cuando camine.
  • Crea una plantilla del pie y colócala en la suela del zapato para ver si se ajusta. Para ello, coloca el pie del bebé sobre una cartulina, dibuja el contorno y corta el patrón.
  • Elige una suela lo más flexible, ligera y antideslizante posible.
  • Procura que tengan un buen apoyo y que el material sea transpirable. Los zapatos de plástico pueden causar, además de sudor en los pies, infecciones por hongos.
  • Antes de comprarlos, deja que el niño se pruebe los zapatos y observa si camina bien con ellos.
CONCLUSIÓN
Cada niño aprende a andar en un momento diferente. Este proceso fisiológico no se puede acelerar, por lo que hay que darle el tiempo que necesite para aprenderlo.
Algunos niños dan sus primeros pasos con nueve meses, mientras que otros lo hacen con el doble de edad.
Lo importante es que, desde el principio, le ofrezcas posibilidades de moverse y que lo ayudes con juegos. Si el niño todavía no presenta signos de querer andar por sí solo cuando tenga 18 meses, llévalo al pediatra.
CONSEJO DE LA COMADRONA CHRISTINA ALTMANN
  • A veces tenemos la impresión de que debemos motivar al niño constantemente para que aprenda las cosas. ¡Tranquilidad! El impulso de moverse de forma autónoma está ahí de por sí, las personas somos así de nacimiento. ¡Nadie va gateando al examen de conducir!
Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden