Desarrollo de los pies y las piernas de los niños
Desarrollo de los pies y las piernas de los niños
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2017-06/baby_entwicklung_entwicklung_von_kinderfuessen_und_kinderbeinen_artikel.jpg
Revisado por médicos

Desarrollo de los pies y las piernas de los niños

La mala posición de los pies puede ser congénita o adquirida: el desarrollo de los pies y las piernas de los niños avanza siempre un poco más rápido que el del resto del cuerpo. Los pies de los niños siempre van literalmente un paso por delante de otras partes del cuerpo, como las manos y los brazos.

Redacción Bebitus
de Redacción Bebitus
Vie, 17/08/2018 - 13:07 Fri, 12/14/2018 - 10:57

El desarrollo de los pies y las piernas de los niños termina tarde

Cuando un bebé llega al mundo, sus piececitos apenas están desarrollados. El esqueleto del pie está compuesto principalmente por cartílago, que es blando y deformable. Los piececitos de los bebés son planos y gorditos. Esta impresión la causa el grueso relleno de grasa que los protege.

Incluso en edad de gatear, los pies de los bebés aún no se parecen a los pies de los adultos. No es hasta que el niño se endereza y empieza a ponerse en pie y a caminar que se forman los arcos longitudinales y transversales de los pies. Alrededor del sexto año de vida, el pie del niño adquiere las proporciones del de un adulto.

La osificación del esqueleto en el pie puede durar hasta la edad juvenil. La longitud definitiva del pie se alcanza a los 12 o 13 años para las niñas y entre los 14 y 15 en el caso de los niños.

Piernas en O: típicas del bebé

A menudo, los padres se preocupan si su bebé tiene las piernas en forma de O. No hay por qué alarmarse. Las piernas en O son totalmente normales entre los neonatos. En el vientre de la madre, las condiciones espaciales están limitadas, por lo que el feto adopta la posición más ahorrativa posible.

Un crecimiento recto de los huesos no es posible en el seno materno. Además, las piernas ligeramente en O son prácticas cuando el niño empieza a andar, ya que ofrece a los valientes principiantes una estabilidad adicional.

Piernas en X: típicas del niño pequeño

Las piernas en O del neonato se convierten en las típicas piernas en X del niño pequeño durante el desarrollo de los pies y las piernas. A menudo, esta posición en X dura hasta después del parvulario. El eje de las piernas se ajusta con el crecimiento de los huesos, los ligamentos y los músculos.

A la edad de seis años, la posición de las piernas ya se ha estabilizado en la mayoría de niños. No obstante, siguen siendo recomendables las revisiones en el pediatra y las visitas al ortopeda. De esta manera, se pueden detectar y tratar a tiempo las posibles malas posturas de los pies.

Causas de la mala posición de los pies en los niños

La mala posición de los pies en los niños puede ser congénita o adquirida. Las congénitas tienen un origen genético o surgen de posturas forzadas en el seno materno debido a las restricciones de espacio en el útero.

Las malas posiciones de los pies durante el desarrollo de los pies y las piernas de los niños pueden adquirirse, por ejemplo, si el niño tiene sobrepeso, no hace mucho ejercicio o el calzado no es adecuado. Muy pocos bebés llegan al mundo con una mala posición de los pies.

¿Qué malas posiciones de los pies hay?

Muchas de ellas son inofensivas y desaparecen con los años. No obstante, hay algunos trastornos del desarrollo que se deben diagnosticar rápidamente para tratarlos como es debido. Los pies influyen en el desarrollo del resto del sistema motriz, por lo que su crecimiento debería ser saludable.

Estas son algunas de las malas posturas de los pies más frecuentes entre los niños:

  • Pie plano (arco aplanado)
  • Pie con los dedos abiertos (los dedos se separan debido al hundimiento del arco transversal anterior del pie)
  • Pie cavo (los dedos y el talón soportan el peso principal y el resto del pie no toca el suelo)
  • Pie plano valgo (posición en X del talón intensificada y arco del pie plano)
  • Pie talo (pie doblado hacia arriba, planta orientada hacia fuera)
  • Pie equino (el talón está elevado y solo la almohadilla plantar toca el suelo)
  • Pie equinovaro (la planta del pie está girada hacia dentro)
  • Pie aducto (el antepié está girado hacia dentro en comparación con el talón)

Es importante que un ortopeda o un fisioterapeuta examine los pies y la marcha del niño a intervalos regulares para poder tratar y corregir malas posturas de los pies prematuramente.

Cómo prevenir malas posturas de los pies

A menudo, las malas posturas de los pies en los niños se corrigen con la edad. No obstante, hay cosas que puedes hacer para que ni siquiera aparezcan.

  • No fuerces a tu hijo a caminar ni a levantarse antes de tiempo. Debe empezar cuando se pueda levantar solo y cuando esté preparado.
  • Procura que tenga un peso adecuado, ya que el sobrepeso puede causar una mala posición de los pies, las rodillas y las caderas, con los consiguientes problemas a largo plazo.
  • Asegúrate de que tu hijo camine descalzo tanto como sea posible. Las superficies accidentadas, como la hierba y la arena, favorecen una musculatura del pie saludable y la estabilidad del arco.
  • Compra calzado adecuado.
  • Haz gimnasia para los pies con él para que tanto tus pies como los de tu hijo se beneficien de ejercicios de fortalecimiento.

Si el pediatra o el ortopeda diagnostican una mala postura de los pies de tu hijo, el tratamiento incluirá fisioterapia y ejercicios de movimiento. Es raro que los niños pequeños tengan que usar plantillas, ya que se pueden conseguir muchas mejoras con ayuda de ejercicios especiales.

Cómo encontrar el calzado adecuado

Básicamente, el pie humano no necesita zapatos. La mejor manera de desarrollarlos es sin un calzado que los oprima, por lo que deberías hacer que tu hijo ande descalzo lo más a menudo posible. Incluso los primeros ejercicios para ponerse en pie y caminar los puede hacer descalzo. No obstante, el calzado protege sus piececitos frente a heridas, suciedad y el frío.

Por lo tanto, son imprescindibles en algunas situaciones. Cuando compres el calzado, procura que este no sea ni muy grande ni muy pequeño. Preguntarle a un niño pequeño si le van bien los zapatos no sirve para nada, ya que la transmisión de estímulos todavía no está formada del todo, por lo que no tiene por qué notar qué le está oprimiendo los dedos.

Comprueba tú misma si hay espacio entre los dedos y el zapato. Tendría que haber un dedo de distancia entre los dedos y la punta del zapato. Mídele los piececitos y elige el calzado en consonancia.

Los pies de los niños pueden llegar a crecer tres tallas al año, por lo que tendrás que medírselos cada pocas semanas para saber si ya necesita otro número. Está demostrado que el calzado inadecuado puede provocar malas posturas y problemas en los pies a largo plazo, por lo que comprar zapatos adecuados es un factor importante del desarrollo saludable de los pies de tu hijo.

Conclusión
La mayoría de bebés nacen con pies sanos.
No fuerces el acto de levantarse ni de caminar; deja que el niño decida cuándo está preparado para hacerlo.
Haz que tu hijo ande descalzo lo más a menudo posible. Cuando ande descalzo, procura que sus pies estén seguros y elige solo terrenos adecuados.
El calzado sirve para proteger los pies y no como ayuda para andar y levantarse.
Compra zapatos que se ajusten bien.
Revisado por médicos

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Revisado por médicos

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden