La primera ropita de mi bebé
La primera ropita de mi bebé
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2018-08/erstausstattung_gross_0.jpg
Revisado por comadronas

La primera ropita de mi bebé

El bebé necesita su primera ropita justo después de nacer: comprar los primeros accesorios para el bebé es algo que suele hace mucha ilusión a las futuras madres. No obstante, las «mil y una cositas» para el bebé y la habitación se tienen que planificar bien. El resumen que hacemos aquí muestra qué compras son importantes para los primeros días de vida.

Ina Ilmer
de Ina Ilmer
Comadrona y madre
Lun, 20/08/2018 - 15:18 Tue, 10/08/2019 - 09:51

¿Qué ropa de bebé es importante para el primer día?

El bebé necesita su primera ropa justo después de nacer, por lo que en la bolsa del hospital no pueden faltar bodis, peleles, camisetas y calcetines.

No obstante, no se debería comprar demasiada ropa de bebé para las primeras semanas de vida, o bien habría que comprar varias tallas desde el principio.

Los bebés crecen rápido y, tras pocas semanas, es muy probable que ya no quepan en las tallas más pequeñas, la 56 y la 62.

La primera ropa del bebé debería incluir los elementos siguientes:

  • 6-8 bodis de manga corta y larga, que se puedan abrir por delante y que no se tengan que poner por la cabeza
  • 6-8 peleles o pantalones
  • 6-8 partes de arriba de manga corta y larga
  • 4 leotardos o leggings con pies
  • Dos cofias; lo mejor es que sean de lana y seda y una de algodón, para evitar la acumulación de calor. Por motivos de seguridad, compra cofias que no tengan cintas.
  • Dos o tres gorritos, más gruesos o finos en función de la época del año
  • 4-6 pares de calcetines gruesos, ya que los bebés suelen tener los pies fríos
  • Dos o tres saquitos de dormir enteros, uno de ellos para el frío
  • Dos chaquetas, una gruesa y una fina
  • Uno o dos baberos
  • Saquitos de dormir sin brazos: a los bebés les encanta sentir con los pies y esta prenda facilita a los papás y mamás el trabajo de vestirlos.
  • Un pañuelo en pico para que no caiga nada en la ropa cuando el bebé vomite
  • Mono de invierno, si es necesario: en las épocas de entretiempo se recomiendan los monos de forro polar o lana.

Es necesario lavar la ropita antes de ponérsela por primera vez. Además, se debe evitar el suavizante mientras el niño sea un bebé para prevenir irritaciones cutáneas y alergias.

La ropa de bebé de materiales ecológicos, cuya fabricación se somete a exámenes y controles de calidad muy estrictos, es especialmente cuidadosa con la piel y con el medio ambiente.

Algunos fabricantes están especializados en estos materiales ecológicos y ofrecen un alto nivel de calidad. Uno de ellos es la marca francesa Petit Bateau, que sorprende por su amplia variedad y su ropa de bebé duradera y moderna.

Los primeros muebles del bebé

Al decorar la habitación del bebé, al principio solo hay que colocar lo básico. Lo más importante es la cama, un sitio para cambiarle los pañales y suficiente espacio de almacenamiento para la ropa y los utensilios necesarios para el cuidado y cambiar pañales. Casi siempre, el bebé duerme en la habitación de los padres al menos los primeros seis meses de vida.

Para las primeras semanas de vida necesitará una cuna o un moisés. Una alternativa muy práctica son las cunas colecho (Babybay), que son cunas auxiliares que están abiertas por el lado que da a la cama de los padres. De esta manera, el bebé siente la cercanía física de su madre o su padre. Para la madre, esto es cómodo porque puede darle el pecho por la noche sin tener que levantarse.

También es importante contar con entre dos y cuatro mudas para la cuna con colchón, de tamaño 80 x 80 cm o 100 x 135 cm. El colchón de la cuna no debe ser muy duro ni muy blando, para que el bebé no se hunda. También es muy práctico tener entre dos y cuatro sábanas bajeras y fundas impermeables.

La mayoría de padres ya compran una verdadera cama infantil al comprar las cosas para el bebé. Lo importante no es solo la comodidad, sino también la altura y la seguridad, a ser posible certificada. También es importante contar con entre dos y cuatro mudas para la cuna con colchón, de tamaño 80 x 80 cm o 100 x 135 cm.

El colchón de la cuna no debe ser muy duro ni muy blando, para que el bebé no se hunda. También es muy práctico tener entre dos y cuatro sábanas bajeras y fundas impermeables. Para que el bebé duerma mejor y más tranquilo, los sacos para dormir cerrados son ideales.

Al principio no hace falta comprar almohada, ya que la manera más segura y saludable de dormir para el bebé es sin ella.

Los vigilabebés son muy útiles para cuando estás en otra habitación mientras el bebé duerme. Así podrás oírlo cuando te necesite. Existen muchos modelos, con y sin pantalla. Elige el que mejor se adapte a ti y a tu bebé.

Para limpiar al bebé y cambiarle el pañal se ofrecen cómodas, mesas y tablas móviles, todas equipadas con protección frente a caídas. Las cómodas y las mesas deben ser lo suficientemente altas como para que el padre o la madre puedan estar de pie y con la espalda recta durante la tarea.

También deberías comprar un colchón cambiador que se pueda lavar fácil y rápidamente. Hay estudios de organizaciones de consumidores de renombre que afirman que estos colchones contienen plastificantes y otras sustancias nocivas, por lo que puedes cubrirlo con un paño de algodón para evitar que el bebé entre en contacto directo.

Otros elementos que puedes comprar para la habitación del bebé son una lámpara de calor y un cubo para los pañales sucios.

Utensilios de cuidado para el recién nacido

Necesitarás diferentes utensilios de cuidado para que el bebé se sienta completamente bien. Estos incluyen:

  • Pañales desechables o de tela (al menos 15 del tamaño más pequeño)
  • Bañera para bebés
  • Cuenco para el agua (muchos cambiadores ya lo incluyen)
  • Termómetro para la bañera
  • Pañuelos húmedos o con aceites para la limpieza suave de la piel
  • Champú (no hay que lavar la pelusa del bebé con champú en cada baño)
  • Aceite o crema hidratante (la crema tiene que tener pH neutro)
  • Crema de pañal para cuando se le irrite el culito
  • Dos toallas, a ser posible con capucha para no exponer al bebé a las corrientes de aire
  • Dos manoplas para el baño
  • Cepillo suave para el pelo
  • Cortaúñas para bebés
  • Algunos arrullos de algodón para cuando vomite

Lactancia y alimentación

La leche materna es la alimentación más sencilla y saludable para el bebé durante los primeros meses de vida.

Las madres lactantes necesitan varios sujetadores para lactancia que se ajusten bien y, según la recomendación del médico, también les puede resultar útil comprar un sacaleches. Deberían tener cuatro sujetadores y un bustier para la noche. Además, siempre es práctico contar con suficientes paños para cuando el bebé vomite (los de muselina van muy bien).

Los cojines de lactancia son muy cómodos tanto para la madre como para el bebé. La lista de la compra de las madres que no dan el pecho es un poco más larga. En este caso, se necesita desde el principio lo siguiente:

  • Cinco o seis biberones de plástico o cristal
  • Dos tetinas para la leche y las infusiones: dado que las infusiones son más líquidas que la leche, es necesario que las tetinas tengan aberturas de diferente tamaño para que el bebé no se atragante.
  • Se recomienda una leche de fórmula inicial de calidad.
  • Cepillo para limpiar biberones
  • Opcional: un calientabiberones y un esterilizador para el microondas
  • Un calientabiberones
  • Un esterilizador para desinfectar biberones y tetinas
  • Dos chupetes de talla 1: las comadronas recomiendan los chupetes en forma de cereza, ya que son los que se parecen más al pezón de la madre.
  • Un termo y un enfriador de biberones facilitan la preparación de la leche cuando se está fuera.

Movilidad para bebés

El carrito es un elemento que no suele faltar en el equipamiento básico.

Hay mucho donde elegir, pero lo importante es que el «bebé-móvil» sea seguro (¡con certificado!) y cómodo, y que tenga una buena suspensión.

Naturalmente, al carrito hay que añadir un colchón adecuado, sábanas, trapos de muletón para proteger el colchón, un cojín para la cabeza, protectores para la lluvia y el sol y una manta adaptada a cada estación del año. En los meses fríos, una zamarra o un saco de dormir de invierno ofrecen calor y confort. También es importante comprar una bolsa con todo lo necesario para cambiar los pañales cuando se está fuera. Por motivos de higiene, es aconsejable llevar un cojín adecuado para cambiar al bebé en lugares públicos.

Muchas madres prefieren los fulares portabebés u otros medios como alternativa al carrito: los bebés se sienten muy a gusto porque están cerca de su madre; además, estos portabebés son muy prácticos para el día a día y muy saludables para el bebé.

Un elemento imprescindible para transportar al bebé hasta los doce años son los asientos para el coche, obligatorios hasta los doce años. Estos deben cumplir los criterios que exige la ley actualmente. Al principio hay que comprar una sillita de los grupos 0 y 0+, que también deberéis llevar al hospital.

Si un día el bebé no va a dormir en casa, podéis usar una cuna de viaje.

¿Qué pasa con los juguetes?

Los primeros días de vida, el bebé no necesita juguetes, por lo que no es imprescindible que los compréis con el resto de equipamiento inicial. No obstante, la mayoría de padres no quieren renunciar a ellos y, después de todo, el bebé ya se divierte con sus primeros juguetes cuando tiene algunas semanas.

Para la primera etapa son adecuados, por ejemplo, los aros para agarrar, los móviles, las cajas de música y, por supuesto, los peluches pequeños y blanditos. Aunque los chupetes no son un verdadero juguete, son un elemento a veces imprescindible para el bienestar del bebé. No obstante, cuando compres la cadena para el chupete, procura que esta tenga más de 20 cm de largo.

La manta de juego no debe ser demasiado pequeña para que el bebé no se salga demasiado rápido con sus primeros intentos de avanzar.

Los primeros días de vida, un bebé necesita «mil y una cositas» y los padres suelen divertirse mucho comprando el primer equipamiento para su hijo.

Lo primero que el bebé necesita:
Un surtido de ropa no demasiado amplio de las tallas más pequeñas
Muebles básicos para la habitación del bebé
Cuna, moisés o cuna colecho en la habitación de los padres
Productos y utensilios de limpieza y cuidado para el bebé
Utensilios para la lactancia o biberones, tetinas y otros accesorios para la alimentación con leche de fórmula
Carrito y accesorios, posiblemente fular portabebés u otro medio para llevar al bebé
Sillita para el coche (que ya necesitaréis para cuando volváis del hospital)

app Bebitus

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.