Cómo fomentar la motricidad: el campeón del mundo del gateo
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2017-06/baby_spielen_foerdern_motorik_foerdern_artikel.jpg
Revisado por médicos

Cómo fomentar la motricidad: el campeón del mundo del gateo

Cómo pueden los padres fomentar la motricidad en el desarrollo de sus hijos: los primeros años de vida de un niño son especialmente importantes para su desarrollo motriz. Durante este periodo, el cerebro va madurando y terminando de desarrollar su estructura. Todos los estímulos que reciba ahora del exterior determinarán lo bien que podrá controlar el pensamiento respecto a las actividades físicas el resto de su vida.

Redacción Bebitus
de Redacción Bebitus
Lun, 20/08/2018 - 14:56 Wed, 12/12/2018 - 17:55

¿Qué significa «motricidad»?

La motricidad describe todas las habilidades motoras de una persona y se compone de varios elementos. Por un lado, se encuentran las habilidades condicionales, como la fuerza y la resistencia. Por otro lado, la capacidad de coordinación proporciona la movilidad necesaria y el control del cuerpo.

El sistema nervioso controla movimientos parciales de la musculatura. Si el niño está activo se desarrollan las interconexiones correspondientes de sus células nerviosas. Por lo tanto, las habilidades motoras de una persona dependen mucho de en qué medida puede absorber y procesar información, y reaccionar en consecuencia. Los científicos distinguen entre dos tipos de motricidad:

  1. Motricidad gruesa: aquí se incluyen todos los grandes movimientos del cuerpo. Para realizar movimientos de motricidad gruesa adecuados, se necesita una musculatura sólida, un buen esquema corporal, una correcta percepción del cuerpo, coordinación ojo-mano, un buen equilibrio, etc. Saltando, corriendo, botando y escalando se entrena muy bien la motricidad gruesa, por lo que jugar en el parque resulta muy favorable para desarrollarla. Los deportes más apropiados son, por ejemplo, el atletismo, la natación, la equitación, el fútbol y las artes marciales, pero los juegos para toda la familia, como el bádminton, los juegos de pelota o el pillapilla, también entrenan la motricidad gruesa.

  2. Motricidad fina: la motricidad fina engloba todos los movimientos pequeños y más precisos realizados con las manos o con los dedos, así como con los pies y los dedos de los pies, como pintar, modelar, juegos de encajar y juegos con los dedos. Los movimientos de la motricidad fina requieren como condición básica, entre otras cosas, una buena percepción visual y una musculatura bien marcada. Pintar con diferentes utensilios, modelar con masa plástica o construir con piezas de Lego son métodos conocidos para fomentar la motricidad fina. Los juegos de canicas, los bolos y clavar clavos con un martillo enseñan al niño, además, a utilizar y dosificar su fuerza con un objetivo claro.

Los bebés no necesitan un plan de entrenamiento

Los padres que creen que tienen que organizar el desarrollo de las habilidades motoras de su bebé según un plan minuciosamente elaborado se pasan tremendamente de la raya. Es mucho más adecuado fomentar la interacción entre el pensamiento y la acción mediante el placer natural de moverse jugando.

Para los bebés, lo importante al principio es una buena percepción del cuerpo junto con un buen bienestar físico. De esta manera consiguen coordinar movimientos de ojo-mano, agarrar cosas cada vez más pequeñas o girar la cabecita y después el cuerpo entero hacia la posición deseada. Los padres pueden respaldar este proceso de aprendizaje estimulando el sentido del tacto y del equilibrio.

Ejemplos de estímulos:

  • El contacto cariñoso ofrece seguridad al bebé. Una dosis extra de caricias que se transformen en un pequeño masaje lo ayudan a percibir su propio cuerpo. Aprende a utilizar su musculatura intencionadamente apoyándose contra la mano que lo acaricia o «resistiéndose» conscientemente a caer rodando.
  • Colocar al bebé durante el día de vez en cuando boca abajo (por ejemplo, sobre una manta o un colchón blanditos encima de la alfombra con su juguete preferido al alcance) puede ayudar mucho a estimular el desarrollo de los músculos de la cabeza, la nuca y los hombros. Cuanto más tiempo pasan los bebés en esta posición, más rápido suelen aprender a girarse, rodar y gatear. No obstante, no hay que dejarlos en esta posición sin supervisión y el tiempo que pasen en ella se debe ir aumentando paulatinamente: los neonatos, unos segundos boca abajo sobre el regazo, y los bebés de tres o cuatro meses, 20 minutos al día.
  • Los juegos de dedos sencillos favorecen de forma óptima la motricidad fina de los más pequeños. Si les añades una canción o una rima, la diversión se dispara.
  • Los juguetes de motricidad, como las pelotitas con sonido, los cubos blanditos o los sonajeros (o sea, todo lo que el bebé pueda agarrar, sacudir o perseguir gateando), lo ayudan a mejorar sus habilidades motoras. Hay juguetes de motricidad para todas las edades. A partir del tercer mes aproximadamente, cuando los niños ya utilizan las manos y los dedos con más contundencia, los padres pueden darles juguetes adecuados bien seleccionados.
  • Los juegos con arena y agua, como pasar agua de un contenedor a otro y enterrar y desenterrar figuras en la arena, fomentan la percepción táctil y, por consiguiente, la motricidad fina.
  • Hay numerosos materiales y actividades para hacer manualidades: algodón, cintas, ramas, piñas, cartón, papel, plástico... Construir, cortar, pegar y pintar entrenan las habilidades motoras finas.

En cuanto el niño empieza a andar, la creatividad ya casi no tiene límites. Estaciones para clasificar, bucles de motricidad, torres para montar, juegos de pelota, equilibrios, toboganes, columpios, coger flores, pintar con tiza y lápices o arrastrarse por túneles: todas las actividades físicas entrenan la motricidad. Si está lloviendo, podéis crear un recorrido de obstáculos en casa con cojines, sillas y cajas de cartón. Aquí puede ayudar toda la familia con ideas. El niño puede retozar a sus anchas escalando, reptando, gateando, etc.

¿Qué pasa si mi hijo presenta peculiaridades?

En general, cada niño se desarrolla a su propio ritmo, algo que también es válido para la formación de sus habilidades motoras gruesas y finas. Además, cada persona tiene determinados puntos fuertes y débiles, en función de sus talentos.

No obstante, es importante que los padres recuerden que el niño necesita desafíos. Además, hay unos 650 músculos, con todos sus huesos, tendones y nervios, que se tienen que entrenar. Si es posible, es genial amueblar la habitación del niño o cualquier otra parte de la casa para ello, con una cama elástica, una espaldera, suficiente espacio para construir guaridas y un rincón de manualidades: a todos los niños les encantan estas cosas.

Sin embargo, también es posible que el desarrollo individual del niño no se encuentre dentro del límite de tolerancia de las diferencias de desarrollo normales. Los niños con un comportamiento anómalo que pueda indicar trastornos del sentido del equilibrio o de la destreza, por ejemplo, deberían visitar a un médico o a un terapeuta especializados por precaución (los ergoterapeutas y los fisioterapeutas se encargan del desarrollo motor y del fomento del desarrollo en bebés y niños). Estos pueden determinar, mediante un proceso diagnóstico especial, si todo está dentro del límite normal o si creen necesario algún tipo de ayuda temprana.

Conclusión
Cuantas más opciones, estímulos y libertad de movimiento tengan los niños, mejor se desarrollarán sus habilidades motoras.
Para fomentar el equilibrio, la percepción del cuerpo y la coordinación de los bebés con mucha diversión, pero también con eficiencia, a menudo bastan los métodos más sencillos, como la posición boca abajo, las caricias, los masajes, las cosquillas o los juegos con los dedos.
El primer año de vida, el desarrollo motor es especialmente rápido. Para detectar posibles trastornos a tiempo y poder actuar con terapias, los padres deberían realizar todos los exámenes preventivos.
Consejo de la comadrona Ina Ilmer
  • Dale tiempo a tu hijo para que se desarrolle y ofrécele la posibilidad de estimularlo con actividades, pero no lo presiones. Así se desarrollará mejor.
Revisado por médicos

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Revisado por médicos

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden