Matronatación
Matronatación
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2018-11/baby_spielen_foerdern_babyschwimmen_2.jpg
Revisado por médicos

Matronatación

Estimular los sentidos del bebé. La matronatación se lleva practicando en algunos países de Europa desde los años 60. Se ha demostrado que el entrenamiento en agua guiado por expertos no sólo estimula los sentidos del bebé, sino que también tiene un efecto extremadamente positivo en la recuperación postparto de la madre.

Redacción Bebitus
de Redacción Bebitus
Lun, 20/08/2018 - 14:40 Fri, 03/27/2020 - 09:35

A partir de cuándo: el momento ideal para la matronatación

Durante nueve meses el bebé ha ido creciendo dentro del útero en el líquido amniótico. Por este motivo, al nacer sus sentidos están prácticamente adaptados al agua. Los recién nacidos pueden mantener los ojos abiertos y enfocar la mirada bajo el agua. Su capacidad auditiva bajo el agua también supera con creces la de los adultos.

Sin embargo, es importante que el organismo del niño sea capaz de regular en cierta medida su temperatura corporal, lo que suele variar de bebé a bebé, así que lo mejor es que la comadrona o pediatra lo comprueben previamente. El mejor momento para empezar con la matronatación lo decides tú misma, pero tienes que saber que los bebés no deben entrar en piscinas públicas antes del cuarto mes de vida. Entre el cuarto y sexto mes de vida es por lo tanto un buen momento para que la mayoría de los niños empiecen a «nadar».

Para los niños con una clara predisposición alérgica, se recomienda consultar previamente al pediatra.

Matronatación con monitor

Los padres pueden nadar solos con sus bebés siempre que lo deseen, pero un curso con monitor cualificado ofrece muchas ventajas:

  • Adaptación al agua de forma divertida para los padres y el hijo.
  • Se enseña a los padres técnicas importantes y seguras para sujetar al bebé.
  • Los padres aprenden cómo aprovechar con su bebé todas las posibilidades de movimiento.
  • El mejor momento para que el bebé disfrute del agua es cuando esté descansado y no tenga hambre. Ten en cuenta que puede ser agotador para el bebé permanecer mucho tiempo tumbado sobre la barriga en el agua sujetando la cabeza durante mucho tiempo. Por eso se recomienda ir cambiando las posturas. Al igual que en la bañera, es importante mantener el contacto físico e ir hablándole suavemente al bebé.

Sin embargo, hasta que empiece el curso, tiene sentido chapotear con él en la bañera para ir preparándolo. Transmítele seguridad al bebé manteniendo en todo momento contacto físico y contándole cosas o cantándole canciones. Acostúmbrale lentamente al agua echándole suavemente agua sobre la cabeza. Ve bajando gradualmente la temperatura del agua de la bañera a 33°C, que es la temperatura que tiene la mayoría de las piscinas cubiertas.

Efecto positivo de la matronatación

Esqueleto y musculatura

Los estudios han demostrado que la estructura ósea de los bebés a los que se les acostumbra a estar en el agua desde el nacimiento se desarrolla más rápidamente que la de otros niños. Por regla general, los bebés acostumbrados al agua pueden estirar la columna vertebral después de unos seis meses, mientras que la forma postnatal y redondeada de la columna vertebral generalmente se mantiene hasta el mes 12.

Además, las posibles limitaciones fisiológicas que padecen algunos recién nacidos desaparecen espontáneamente cuando se les acostumbra a moverse en el agua. Eso afecta especialmente a las posibles limitaciones en los movimientos entre el cuello y la cabeza. No hay duda de que el movimiento en el agua fortalece toda la musculatura corporal de los pequeños.

Sistema respiratorio

El sistema respiratorio de los recién nacidos aún no está completamente desarrollado, por lo que al principio sólo respiran con el tórax. A partir de la semana 8, el bebé da un importante paso en su desarrollo respiratorio. Aprende a respirar de forma abdominal y, con ello, a ventilar la zona pulmonar superior. La matronatación favorece el cambio de la respiración puramente nasal a una respiración motriz.

Entrenamiento de la comunicación

Cualquiera que vea cómo «nadan» los bebés se sorprenderá de lo intrépidos y curiosos que son en el agua. Como resultado, adquieren numerosas experiencias cognitivas en esta etapa temprana de las que tienen que prescindir los "no nadadores". El vínculo entre la madre y los padres se fortalece y pueden incluso surgir amistades de distintas edades.

Por esta razón, también se organizan grupos de natación para bebés en función de sus capacidades. Aquí los bebés encuentran modelos a seguir, compañeros de natación e imitadores. Los juegos y ejercicios seleccionados permiten a los pequeños prácticamente «nadar» a la siguiente etapa de desarrollo.

¿Qué se necesita para la matronatación?

En casi todas las ciudades se ofrecen este tipo de cursos en las piscinas cubiertas de polideportivos o incluso de spas. Importante es que la temperatura oscile entre los 31°C y los 35°C, que ofrezca suficiente libertad de movimiento, apoyo seguro para mamá o papá y que el monitor esté especializado en la materia.

En cuanto la comadrona o el pediatra den el visto bueno, se puede proceder a la inscripción. ¿Qué tienen que llevar los padres a estos cursos?

Pañales para el agua

Un pañal para el agua o un bañador desechable absorben bien las excreciones del bebé en el agua. También protegen el culito del bebé de irregularidades en las superficies de asiento. Dependiendo del modelo, el pañal para el agua se puede poner debajo del bañador o es a su vez un traje de baño y, por lo tanto, no hay que ponerle nada más al bebé.

Albornoz

Para prevenir la hipotermia y que se resfríe, es importante secar bien al niño después del baño, por eso se recomienda utilizar un albornoz. Una toalla con capucha también resulta indicada para secar al niño y mantener calentita la cabeza.

Crema hidratante

Después de la ducha lo mejor para la piel sensible del bebé es hidratarla con una crema especial para bebés.

Biberón

Después del ejercicio los bebés suelen tener hambre y sed. Recuerda siempre llevar un biberón o algo para comer y beber si el niño ya no toma pecho.

Bolso cambiador

La mamá o el papá pueden guardar todos los utensilios necesarios en el bolso cambiador. Los distintos compartimentos del bolso permiten tener todo bien ordenadito en su interior.

Bucear: ¿sí o no?

Probablemente no exista tanta gente a favor como en contra. Por regla general, el bebé debería estar listo para bucear y disfrutar de ello. El monitor conoce distintas técnicas para comprobar si es adecuado para el bebé o todavía no.

Advertencias importantes para los padres: ¡Bucear no es el objetivo principal de este tipo de cursos!

Consejos
Preferir piscinas con menos olor a cloro, es decir, menos tricloramina.
Los bebés acostumbrados a estar en el agua se diferencian de otros bebés de su edad porque tienen más control de los movimientos corporales.
Lo importante es que el monitor esté cualificado, aunque la diversión es lo primero.
Si el bebé está malito, o después de una vacuna, es mejor prescindir de la natación hasta pasados un par de días.
Revisado por médicos

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Revisado por médicos

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden