¿CÓMO SABER SI TU BEBÉ ES HIPERACTIVO?
¿CÓMO SABER SI TU BEBÉ ES HIPERACTIVO?
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2020-01/%40mohammadalijf.jpg

¿CÓMO SABER SI TU BEBÉ ES HIPERACTIVO?

A medida que se acercan al año de edad, muchas mamás y papás se preguntan si su bebé puede ser hiperactivo. Sin embargo, debes saber que un bebé “movido” no padece necesariamente un trastorno de déficit de atención. Vamos a ver cuáles son sus verdaderos síntomas.

Redacción Bebitus
de Redacción Bebitus
Mar, 28/01/2020 - 17:21 Thu, 01/30/2020 - 10:09

El Trastorno por Deficiencia de Atención e Hiperactividad (TDAH), que es el nombre médico de lo que popularmente conocemos como “hiperactividad”, es un problema de la conducta que afecta aproximadamente al 5% de los bebés y curiosamente es diez veces más habitual en los niños que en las niñas. Se caracteriza por la incapacidad del bebé para mantener la atención durante largos periodos de tiempo, tendencia a distraerse, inquietud, inestabilidad emocional y conducta impulsiva. Los síntomas empeoran en situaciones que exigen atención o un cierto esfuerzo mental sostenido.

Eso no significa que un bebé que no para en todo el día sea necesariamente hiperactivo. Hasta que cumplen los dos años, los niños suelen mostrarse especialmente activos: gatean, brincan, intentan subirse a todo lo que encuentran a su alcance, cambian rápidamente de juguete o de distracción, alternan lloros y risas, etc. Esto es perfectamente normal y se debe a su proceso de descubrimiento del mundo y su gran energía en esta etapa.

También puede suceder que tu bebé esté sobreexcitado por su entorno (sobre todo si le atienden muchas personas a la vez) o no haya descansado de forma correcta. Por eso conviene que aprendas a canalizar su energía y a calmarle cuando se encuentra demasiado alterado, por ejemplo con un baño, una siesta, contándole un cuento, etc. En cualquier caso, no deberías preocuparte a menos que este exceso de actividad afecte a aspectos básicos de su vida cotidiana como comer, dormir, relacionarse con los demás, etc.

En ese sentido, los expertos señalan que los síntomas que indican un desorden por déficit de atención e hiperactividad son las dificultades para dormirse y permanecer en la cama toda la noche, descargas mioclónicas (el bebé contrae o mueve súbitamente los músculos mientras duerme), despertar sobresaltado, reacción exagerada a los estímulos sonoros, irritabilidad y problemas de sociabilidad. Si detectas estas manifestaciones de forma muy frecuente o más allá de los dos años, consulta al pediatra.

App Bebitus ES