EL AMBIENTE MÁS ADECUADO PARA LA HABITACIÓN DEL BEBÉ
EL AMBIENTE MÁS ADECUADO PARA LA HABITACIÓN DEL BEBÉ
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2020-01/habitaci%C3%B3n%20beb%C3%A9.jpg

EL AMBIENTE MÁS ADECUADO PARA LA HABITACIÓN DEL BEBÉ

El cuarto del bebé es el lugar de la casa donde tu pequeño pasará más tiempo en sus primeros meses de vida. Por eso es importante asegurarte de conseguir un ambiente adecuado en cuanto a la temperatura, humedad y otros factores. Repasemos algunos consejos para conseguirlo. 

Redacción Bebitus
de Redacción Bebitus
Vie, 24/01/2020 - 10:38 Wed, 02/05/2020 - 17:51

La Temperatura de la habitación

La temperatura es el principal factor que influye en el bienestar del bebé. Es tan malo que pase frío como calor, ya que el sudor puede provocar deshidratación, problemas en la piel y resfriados si la ropa se queda húmeda. Lo ideal es que intentes mantener una temperatura de entre 21 y 24 grados durante el día, cuando el bebé está activo y fuera de la cuna, y de 18 a 20 grados por la noche, porque al estar abrigado con el pijama, sábana, mantas, saco de dormir, etc. su propio cuerpo genera un considerable calor. 

Ambiente mas adecuado para la habitacion del bebe

El sistema de calefacción ideal para los bebés son los radiadores, ya sean de gas o eléctricos, porque ofrecen un calor agradable y homogéneo. Es mejor que además permitan regular la temperatura del cuarto del bebé de forma independiente. No es aconsejable usar estufas de butano, braseros, etc. porque vician el ambiente y son peligrosas. Además, recuerda que la cuna, el parque, hamaca, trona, etc. no debe estar cerca de las fuentes de calor. 

En verano, no es aconsejable abusar del aire acondicionado porque reseca el ambiente y provoca resfriados. Lo mejor es emplearlo con moderación para refrescar el ambiente de la habitación y luego apagarlo mientras el bebé está durmiendo. Si usas ventiladores o abres las ventanas para que entre el fresco, procura que el bebé no esté expuesto a las dañinas corrientes de aire. 

Tanto la calefacción como el aire acondicionado resecan el ambiente, algo que no es saludable para los bebés. Lo ideal es mantener una humedad de entre el 30% y el 50% en su habitación; un porcentaje superior puede favorecer el desarrollo de hongos, condensación y otras molestias. Con el fin de evitar el exceso de humedad, además de no superar las temperaturas recomendadas, acostúmbrate a ventilar cada día la habitación del bebé. 

Para controlar la temperatura y la humedad, instala un termómetro y un higrómetro en la habitación del bebé, los encontrarás en las tiendas especializadas y en las ópticas. También puedes comprar un vigilabebés que incorpore sensores con esas funciones, como por ejemplo este modelo

Finalmente, para que tu bebé esté siempre confortable en su cuarto, asegúrate de limpiarlo y ventilarlo a menudo, instala persianas o cortinas para garantizar la oscuridad durante la noche, pon una lamparilla o luz quitamiedos para que puedas controlarle sin tener que encender todas las luces y evita las alfombras, moquetas, cortinas gruesas y otros elementos en los que se tiende a acumular fácilmente la suciedad, el polvo o los ácaros. 

Imagen: Heart Industry en Flickr

App Bebitus ES