Dejar de dar el pecho
Dejar de dar el pecho
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2017-06/baby_stillen_abstillen_artikel.jpg
Revisado por comadronas

Dejar de dar el pecho

Dejar de dar el pecho: la hora de hacerlo llega en algún momento para cada madre y su bebé. A menudo se asocia con emociones bastante conflictivas. Muchas mujeres quieren que la lactancia materna termine en algún momento, pero esto también da por finalizado un periodo muy íntimo y maravilloso con su bebé.

Redacción Bebitus
de Redacción Bebitus
Vie, 17/08/2018 - 12:48 Fri, 05/03/2019 - 09:55

Dejar de dar el pecho: ¿Cómo y cuándo hacerlo?

Por supuesto, no tienes que renunciar a este estrecho vínculo e intimidad con tu hijo ni siquiera después del destete.

Si has deseado dar el pecho durante más tiempo pero tu bebé ya no quiere en algún momento: Expresa tus emociones, dedícale mucha atención, tiempo de juego y proximidad física,vuestra relación será cercana y positiva incluso después de la lactancia materna.

Dejar de dar el pecho: no hay un momento adecuado para hacerlo

El momento adecuado para dejar de dar el pecho no existe. La Organización Mundial de la Salud y la Comisión Nacional de Lactancia Materna recomiendan que el bebé sea alimentado exclusivamente con leche materna durante al menos seis meses y luego acostumbrarse lentamente a los alimentos sólidos además del pecho, pero aquí lo realmente importante son los sentimientos de la madre y del bebé.

Algunos niños pierden interés por el pecho de la madre pronto, mientras que otros son amamantados hasta que alcanzan la edad de un año o incluso más. Dar el pecho durante un largo periodo es bastante inusual, pero no hay ninguna razón para justificarlo, así como tampoco el destete a una edad temprana.

La medicina, sin embargo, está a favor de una lactancia materna duradera: Los bebés que reciben leche materna durante más de seis meses son menos propensos a sufrir infecciones de oído o diabetes. En las madres se ha demostrado que disminuye el riesgo de cáncer de mama y ovarios, así como la osteoporosis.

Destete natural: el bebé decide cuándo dejar el pecho

El final más simple y armonioso para la lactancia materna es que el bebé decida cuándo ha llegado el momento de dejar el pecho,sin importar si es después de meses o años. Por supuesto, es ideal cuando la madre y el bebé están de acuerdo en esto, pero muchos niños deciden dejar de querer la leche materna por sí solos. El destete natural ocurre a menudo con bastante rapidez.

Cuando empieza a desarrollarse más, el bebé de repente encuentra todo lo demás más interesante que la lactancia materna y a partir de este momento también suele querer comida "real". Debes aceptar la decisión de tu hijo y no seguir presionándolo para que siga tomando el pecho.

Si los niños muy pequeños, cerca del final del cuarto mes de vida, se niegan repentinamente a tomar el pecho, consulta con tu médico o comadrona lo antes posible para averiguar por qué y cómo puedes motivar al bebé para que continúe con esa alimentación. Por lo general suele tratarse de una huelga pasajera, ya que por naturaleza los bebés rara vez se amamantan ellos solos durante el primer año.

Sin embargo, está claro que si tu hijo no quiere leche materna, tendrás que pasarte a la alimentación con biberón después de poco tiempo.

Destete lento: desacostumbrarse del pecho poco a poco

Dejar de dar el pecho poco a poco es cosa de la madre. Al igual que el destete natural, se extiende por un período de tiempo más largo. Debemos dejar al menos una semana entre cada etapa. Durante este tiempo, no sólo tu bebé sino también tu pecho se acostumbrarán a la nueva situación, tu producción de leche se reducirá debido a la menor demanda.

Si tienes previsto dejar de dar el pecho al bebé lentamente, primero reemplaza una comida con biberón o, si la edad de su hijo lo permite, con una papilla infantil y luego completa la comida con leche materna. El bebé puede tardar algunas semanas en beber menos leche.

La lactancia materna en las mañanas y noches debe mantenerse durante el mayor tiempo posible, esta comida materna también es emocionalmente importante para tu bebé al final del día. También puedes reducir el período de lactancia y complementar la comida de tu bebé con un refrigerio saludable, agua o té sin azúcar.

Normalmente, tu cuerpo se encarga de absorber el excedente de leche. Sin embargo, si se endurece un área debido a una obstrucción mamaria, se puede masajear cuidadosamente con la mano mojada o untada de aceite. No te saques leche en este caso, ya que esto fomentará la producción de leche de nuevo.

Una mezcla de té de hierbas de salvia y menta de forma periódica ayuda a reducir la producción de leche materna. Un sujetador ajustado, que por supuesto no debe apretar demasiado, también puede ayudar aquí. Contacta con tu comadrona. Te podrá aconsejar y ayudar hasta que dejes de dar el pecho.

Destete rápido: a veces inevitable

El destete rápido puede ser necesario por varias razones: enfermedades, otros sucesos imprevistos o si la madre no quiere dar el pecho desde el principio. El destete brusco no es muy sencillo, siempre se recomienda la ayuda profesional. ¡Ponte en contacto con tu comadrona! Bajo determinadas circunstancias, la mastitis y la obstrucción mamaria pueden llegar a ser muy dolorosas y problemáticas.

Sin embargo, las compresas frías, los sostenes bien ajustados o atarse un pañuelo grande, palparse el pecho y los masajes suaves te ayudarán generalmente a controlar la producción de leche después de unos pocos días. En caso de dolor intenso o fiebre tendrás que ver a un médico inmediatamente.

En algunos casos, te puede prescribir medicamentos para prevenir la formación de la hormona de la lactancia prolactina, aunque a menudo tiene efectos secundarios masivos en forma de problemas circulatorios graves. Remedios caseros: el té de menta y salvia o las compresas de requesón y unas gotas de aceite de geranio para poner sobre el pecho, así como remedios homeopáticos y naturales también pueden apoyar el destete rápido.

El destete rápido también significa un gran cambio para tu bebé, que tiene que lidiar con él física y mentalmente. Durante este tiempo deberás dedicarle más atención que en otros momentos. El padre u otras personas que te ayuden deberían dejarte libertad de acción suficiente o, si es necesario y deseable, ayudarte en el cuidado del bebé.

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden