Semana de embarazo (SE) 35
Semana de embarazo (SE) 35
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2018-12/semana-35.png
Revisado por comadronas

Semana de embarazo (SE) 35

Genial: ¡el sistema inmunológico del bebé ya funciona por sí solo! Disfruta de las últimas semanas hasta el nacimiento y recupera las fuerzas que necesitarás durante el parto.

Ina Ilmer
de Ina Ilmer
Comadrona y madre
Mié, 27/11/2013 - 00:18 Fri, 03/27/2020 - 12:41

El bebé en la SE 35

En la semana 35 del embarazo, el bebé mide unos 46 centímetros de pies a cabeza y pesa alrededor de 2550 gramos. Hasta el parto, seguirá aumentando mucho de peso. Estas reservas de energía serán esenciales durante el nacimiento y en sus primeros días de vida.

El bebé coordina cada vez mejor sus movimientos, pero no dispone de mucho espacio para moverse. Ya tiene una percepción sensorial desarrollada y siguen formándose sus reflejos. El bebé se vuelve automáticamente hacia las fuentes de luz, un reflejo que también es importante para vivir fuera del seno materno.

Varios estudios demuestran que los neonatos ya tienen sueños intensos durante esta semana y que, paralelamente, las fases del sueño REM (Rapid Eye Movement, fases con sueños intensos) ya están presentes.

El bebé regula su temperatura corporal cada vez mejor. En la SE 35, su sistema inmunológico también funciona independientemente de las defensas de la madre, aunque seguirá siendo extremadamente sensible durante mucho tiempo. Los anticuerpos importantes para las primeras semanas de vida los adquiere durante el periodo fetal o con la leche materna. Después, a lo largo de varios años, irá desarrollando anticuerpos propios contra diferentes patógenos. Este proceso explica por qué los niños son tan propensos a las infecciones en sus primeros años de vida.

En la semana 35 de embarazo, los riñones del bebé ya están totalmente desarrollados y el hígado ya empieza a cumplir su función. En el intestino se almacena cada vez con más intensidad lo que se conoce como meconio, que no es un producto resultante de la digestión, sino una masa oscura y espesa formada por células de la piel y de las mucosas, pelos que se ha tragado, vérnix caseoso y bilis espesada.

Durante las primeras 24 o 48 horas de vida, lo segregará como sus primeras heces. A causa de la ingesta del líquido amniótico, el estómago del bebé está mayormente lleno de líquido, con lo que practica sus funciones digestivas de forma elemental.

La madre: la agotadora recta final

La embarazada debe recargar sus reservas de energía propias a partir de la SE 35. Muchas mujeres necesitan ahora descansos más largos y, a pesar de las obligaciones familiares y de los preparativos para el bebé, tienen que hacer caso a lo que el cuerpo les dice. Quizá las últimas semanas antes del parto sean un periodo muy intenso para la pareja, antes de que el día a día familiar se concentre principalmente en el bebé.

En la semana de embarazo 35, el útero presiona directamente el arco costal. Muchas veces, las embarazadas tienen la sensación de que se están poniendo como un tonel, ya que su peso ha aumentado entre 11,5 y 13,5 kilos desde el inicio del embarazo. Solo el útero ya pesa unos 1500 gramos en la SE 35, en comparación con los aproximadamente 80 gramos que pesaba antes del embarazo, y su tamaño se ha multiplicado por mil. A esto se añade el peso del bebé, el líquido amniótico y las reservas de grasa propias.

Consejo:
Los dolores de circulación y la incontinencia urinaria son normales en la última fase del embarazo.

El volumen sanguíneo de la madre alcanza ahora su nivel máximo y, con alrededor de 5,5 litros, es 1,5 veces el que era antes del embarazo, lo que supone un duro trabajo para el corazón y la circulación. Durante esta semana, muchas mujeres sienten que les late el corazón mucho más fuerte o que la circulación no es totalmente estable.

Además, durante la SE 35 se intensifican muchas otras molestias. La fuerte carga del suelo pélvico se traduce a menudo en una ligera incontinencia urinaria que la madre experimenta al reír, toser o estornudar. Con una compresa o un salvaslip evitarás situaciones vergonzosas.

Muchas mujeres empiezan a experimentarla ya en el segundo trimestre de embarazo. En caso de que no, ahora aún no es demasiado tarde. Unos músculos del suelo pélvico elásticos y bien entrenados facilitan el parto.

¿Qué tipos de contracciones hay?

La embarazada ya ha vivido algunas experiencias con las contracciones en las últimas semanas y meses. Las contracciones de Braxton Hicks, que son contracciones de ejercitación del útero, probablemente las conoce ya desde el principio del sexto mes, y en las últimas dos semanas es muy posible que también haya notado los primeros dolores de encajamiento. Con un poco de suerte se habrá ahorrado las contracciones prematuras. En la SE 35, las verdaderas contracciones del parto se acercan cada vez más.

Con las contracciones de Braxton Hicks, el útero se prepara durante varios meses para el proceso del parto. En la última fase del embarazo se añaden los dolores de encajamiento, que se encargan de que la cabeza del bebé descienda hasta la pelvis menor de la embarazada. En cuanto al nivel de dolor, estos dos tipos de molestias parecen dolores menstruales algo más intensos. Además, van acompañados de dolores de espalda y de ingle, además de un endurecimiento del vientre. Aparecen a intervalos irregulares, se debilitan con el tiempo y, en algún momento, desaparecen por completo.

Consejo:
Los médicos y comadronas ya no evitan un parto a partir de la semana de embarazo 35.

Las contracciones prematuras pueden aparecer en cualquier estadio del embarazo. Sobre todo las mujeres que esperan a su primer hijo tienen dificultades para distinguir entre las contracciones de Braxton Hicks y los dolores de encajamiento. Si las contracciones aparecen más de tres veces por hora antes de la semana 36, se vuelven regulares y, paralelamente, se detecta un flujo acuoso o ensangrentado, hay que avisar inmediatamente a la comadrona o al médico. Las contracciones prematuras pueden provocar un aborto o un parto prematuro, pero también pueden estar indicando que la futura madre se ha excedido en sus esfuerzos físicos y que debe cuidarse más durante el resto del embarazo.

Con las contracciones de dilatación, el útero se va contrayendo a intervalos regulares, que se van haciendo más breves paulatinamente. Las primeras contracciones aparecen más o menos cada diez minutos y, más tarde, cada dos minutos aproximadamente o a intervalos aún más cortos. Cada contracción se intensifica hasta un punto máximo y se vuelve a debilitar. Al principio, el dolor es como un dolor menstrual intenso y después va aumentando paulatinamente. Con las contracciones de dilatación, el orificio uterino, hasta entonces cerrado, se abre hasta unos diez centímetros de diámetro.

Las contracciones de presión empujan al bebé por el canal del parto hacia fuera. En cuanto la cabeza del bebé atraviesa el punto más estrecho (la salida de la vagina), la fase más difícil del parto ya ha pasado y el resto del cuerpo suele «deslizarse» sin problemas.

Mediante contracciones posteriores al parto se desprende la placenta. Estas suelen durar unos diez o 15 minutos y, en comparación con las del parto, son más débiles y duelen mucho menos. Después, cuando la madre le da el pecho al bebé, el útero se vuelve a contraer para evitar hemorragias secundarias fuertes.

Resumen de la semana de embarazo 35
En la SE 35, madre e hijo se preparan lentamente, pero con seguridad, para la recta final.
En la semana de embarazo 35, el bebé ya está totalmente desarrollado. No obstante, seguirá aumentando mucho de peso hasta el parto.
En la semana de embarazo 35, el sistema inmunológico del bebé ya funciona por sí solo.
Durante esta semana, las comadronas y los médicos por lo general ya no intentan evitar un parto prematuro.
El volumen sanguíneo de la madre alcanza su nivel máximo.
Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

 
 
1er día del último período
 
Duración del ciclo
Dias
 

La fecha de nacimiento calculada es*

 
 
 
 
 
 
 

*Por supuesto, muchos bebés no tienen una fecha específica. La mayoría nace dentro de un período de dos semanas antes o después. El obstetra podrá corregir la fecha de nacimiento en el curso del embarazo.

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

 
 
1er día del último período
 
Duración del ciclo
Dias
 

La fecha de nacimiento calculada es*

 
 
 
 
 
 
 

*Por supuesto, muchos bebés no tienen una fecha específica. La mayoría nace dentro de un período de dos semanas antes o después. El obstetra podrá corregir la fecha de nacimiento en el curso del embarazo.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden