Semana de embarazo (SE) 36
Semana de embarazo (SE) 36
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2018-12/semana-36.png
Revisado por comadronas

Semana de embarazo (SE) 36

Todas las funciones corporales, reflejos y facultades del bebé ya están formados. Además, ya se ha colocado en la posición final para el parto, por lo que sus movimientos han disminuido.

Ina Ilmer
de Ina Ilmer
Comadrona y madre
Mié, 27/11/2013 - 10:20 Fri, 03/27/2020 - 12:26

El bebé en la SE 36

En la semana 36 del embarazo, el bebé mide unos 47 centímetros de pies a cabeza y pesa entre 2750 y 2900 gramos. Si el bebé nace esta semana, aún se lo considera prematuro, pero en general no necesita cuidados posparto especiales. Todos los órganos internos funcionan y la respiración y el sistema inmunológico trabajan de forma autónoma. La regulación de su equilibrio térmico se ha ido asegurando mediante reservas de grasa suficientemente abundantes.

Muchos bebés ya colocan la cabeza en la pelvis menor de la madre durante la SE 36. De esta manera, el bebé está en la posición inicial del parto y tiene muy poco espacio para moverse. Aunque se estire, se gire un poco de vez en cuando de derecha a izquierda, pruebe a dar una patada hacia arriba o hunda la cabeza contra el suelo pélvico, la madre ahora notará una reducción considerable de sus movimientos.

Las mujeres que no estén seguras de si su bebé aún se mueve lo suficiente deberían hablarlo con la comadrona o con el médico.

La madre: dolores de encajamiento y posiblemente una respiración más fácil

A partir de la SE 36, la madre puede experimentar algún alivio. En cuanto la cabeza del bebé desciende hasta la pelvis menor, la respiración y, en general, el comer se vuelven de nuevo más fáciles. La madre puede notar que el bebé se ha colocado en la posición del parto porque sentarse en una silla dura le resulta incómodo o incluso doloroso, ya que la cabeza del bebé oprime el suelo pélvico.

El útero alcanza su tamaño máximo durante esta semana y el fondo uterino sigue ahora el arco costal superior. Con los dolores de encajamiento y la colocación del bebé en la pelvis menor, también cambia la posición del vientre, que desciende considerablemente durante la semana de embarazo 36, sobre todo en las primerizas.

Posiciones de cabeza y nalgas y sus consecuencias

Consejo:
Si el bebé nace esta semana, aún se lo considera prematuro.

También durante la SE 36, el médico o la comadrona querrán ver a la embarazada cada dos semanas y, en casos especiales, aún más a menudo. Además de las pruebas de orina y sangre, en cada visita se realiza un examen ginecológico completo y se comprueba la posición del bebé mediante las maniobras de Leopold, que consisten en palpaciones desde fuera.

La mayoría de bebés nacen de cabeza. Una vez que el bebé coloca la cabeza en la pelvis menor de la madre, se queda en esta posición hasta el nacimiento. No obstante, hay diferencias respecto a la posición de cabeza: lo ideal es que, en el momento de las primeras contracciones, la cara del bebé se encuentre en dirección a la espalda de su madre, es decir, con la nuca hacia delante. En la posición llamada occipito-anterior, la parte más ancha de la cabeza se encuentra en la parte más ancha de la pelvis de la madre. Durante las contracciones, el bebé se desliza hacia abajo y, al alcanzar el suelo pélvico, gira la cabeza hacia el lado. En la fase de salida, su cara pasa por el perineo de la madre, por lo que el riesgo de sufrir daños en el perineo es relativamente bajo.

La cosa se complica cuando el bebé desciende con la cara hacia delante. En la posición occipito-posterior, la postura del bebé está menos adaptada a la forma de la pelvis y del canal del parto. Con un parto de este tipo, el saco amniótico suele romperse antes y el proceso del parto puede durar más o, a veces, incluso interrumpirse. En esta posición, el hueso del cráneo del bebé está muy pegado a la columna vertebral de la madre, lo que puede provocar fuertes dolores de espalda.

Una manera de aliviar a la madre en la primera fase del parto es que esta se vaya poniendo de vez en cuando a cuatro patas para apartar al bebé de la columna. En la presentación de frente, el bebé coloca la cabeza muy hacia atrás en lugar de acercarla al pecho. Esta posición también puede provocar dificultades. Con frecuencia, las comadronas y los médicos intentan girar al bebé hasta la posición occipito-anterior realizando maniobras especiales. Con estas dos posiciones, a veces es necesario usar ventosas o fórceps.

Si, en el momento del parto, el bebé no se ha colocado con la cabeza hacia abajo, se produce una presentación pélvica o de nalgas. Este problema afecta solamente al tres o cuatro por ciento de los bebés. La mayoría de estos niños nacen mediante cesárea, pero los médicos ofrecen a las madres una alternativa a partir de la SE 36, lo que se conoce como «versión cefálica externa». Con ella se intenta girar al bebé 90 grados mediante una suave presión externa hasta colocarlo en la presentación de cabeza.

Consejo:
La posición para el parto de muchos bebés ya está clara esta semana.

La versión cefálica externa no se puede llevar a cabo en mujeres que hayan dado a luz con cesárea previamente ni en embarazos múltiples, y funciona solo en la mitad de los casos. A veces, cuando se intenta realizar la versión cefálica externa se provocan también las contracciones de dilatación, por lo que es importante que se efectúe en un hospital, ya que puede ser necesaria una cesárea de emergencia.

Cuando el bebé viene de nalgas, es posible hacer que el parto sea vaginal, siempre que lo asista una persona con experiencia. No obstante, si se cumplen ciertos criterios, el médico recomendará casi siempre la cesárea, por seguridad para la madre y el bebé: con una posición de pie o rodilla, si el bebé viene de nalgas y es muy grande, prematuro o demasiado pequeño, o bien con una presentación de frente en la que la cabeza está muy hacia atrás, en caso de que la pelvis sea muy estrecha o con otros factores de riesgo de la madre. Con una presentación transversa, la cesárea es obligatoria.

¿Se puede influir en la posición de parto del bebé?

Muchos obstetras afirman que se puede influir en la posición de parto del bebé hasta cierto punto, incluso sin realizar la versión cefálica externa. Algunas comadronas especializadas intentan, por ejemplo, girar al bebé hasta la posición idónea mediante procedimientos naturistas, como la acupuntura o la moxibustión (un tratamiento de la medicina china tradicional para aplicar calor en determinados puntos del cuerpo), y afirman que estos métodos tienen un porcentaje alto de éxito.

El estilo de vida de la madre también puede influir en la posición de parto del bebé. Una de estas suposiciones apunta que sentarse durante mucho tiempo podría fomentar una postura occipito-posterior. Dado que la pelvis se inclina hacia atrás, la cabeza y la columna del bebé, que son las partes más pesadas de su cuerpo, también se ladean en la misma dirección. A partir de la SE 36, las embarazadas deberían procurar colocar la rodilla siempre por debajo de las caderas cuando se sienten, elevando el trasero con un cojín, por ejemplo. Además, si la madre se mueve regularmente también ayuda al bebé a colocarse en la mejor posición para el parto.

Nuestras abuelas creían que fregar era un ejercicio estupendo para prepararse para el parto: cuando la madre se arrodilla a cuatro patas, el cogote del bebé se inclina automáticamente hacia el suelo, es decir, hacia el vientre de la madre. Adoptando la postura a cuatro patas regularmente (al menos una vez al día durante unos diez minutos), se consigue el mismo efecto más fácilmente.

Resumen de la semana de embarazo 36
En la SE 36, la cabeza del bebé desciende hasta la pelvis menor en las primerizas. De esta manera, el bebé ya se encuentra en la posición de parto.
Con los dolores de encajamiento y la colocación del bebé en la pelvis de la madre, el centro de gravedad del vientre vuelve a cambiar. Como consecuencia, el útero desciende un poco y ejerce menos presión en el arco costal y el diafragma.
En la semana de embarazo 36, el desarrollo orgánico del bebé ya ha terminado.
Los bebés que nazcan ahora no suelen necesitar ningún cuidado médico especial posparto.
En caso de que el bebé venga de nalgas, las comadronas y los médicos recomiendan intentar una «versión cefálica externa».
Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

 
 
1er día del último período
 
Duración del ciclo
Dias
 

La fecha de nacimiento calculada es*

 
 
 
 
 
 
 

*Por supuesto, muchos bebés no tienen una fecha específica. La mayoría nace dentro de un período de dos semanas antes o después. El obstetra podrá corregir la fecha de nacimiento en el curso del embarazo.

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

 
 
1er día del último período
 
Duración del ciclo
Dias
 

La fecha de nacimiento calculada es*

 
 
 
 
 
 
 

*Por supuesto, muchos bebés no tienen una fecha específica. La mayoría nace dentro de un período de dos semanas antes o después. El obstetra podrá corregir la fecha de nacimiento en el curso del embarazo.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden