Semana de embarazo (SE) 38
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2018-12/semana-38.png
Revisado por comadronas

Semana de embarazo (SE) 38

Totalmente preparada para el parto: ¡pronto lo habrás conseguido! Tu instinto de nido te dice que ya casi no puedes esperar. ¿Tienes todo lo que necesita tu bebé?

Ina Ilmer
de Ina Ilmer
Comadrona y madre
Mié, 27/11/2013 - 11:51 Wed, 06/12/2019 - 13:33

El bebé en la SE 38

En la semana 38 del embarazo, el bebé mide entre 49 y 51 centímetros de pies a cabeza y pesa entre 3000 y 3200 gramos. Con ello, ha alcanzado su peso normal para el nacimiento. En caso de que el parto aún tarde algunos días, el bebé aprovecha este tiempo para acumular más reservas. En realidad, el peso de los bebés evoluciona de forma muy diferente. Hasta la fecha del parto, suele ser de entre 2700 y 3800 gramos, siendo normalmente algo superior en el caso de los varones.

En las últimas semanas, el cerebro y el cráneo del bebé han vuelto a crecer. El diámetro de la cabeza mide ahora unos diez centímetros, que es el tamaño hasta el que se abrirá el orificio uterino con las contracciones de dilatación. Las funciones orgánicas y los reflejos ya están totalmente formados. Los pulmones del bebé son el último órgano del cuerpo para el que la naturaleza ha previsto aún más «detalles».

En la SE 38, los pulmones empiezan a producir cortisona, que permite que se puedan abrir sin problemas con la primera respiración del bebé. Tras el parto, el ritmo respiratorio aún suele tardar unas horas en estabilizarse.

En el examen de la SE 38, el médico comprobará si la placenta aún cumple íntegramente su función de abastecimiento y si hay suficiente líquido amniótico. En caso de que detecte alguna irregularidad, ordenará un seguimiento muy exhaustivo y es posible que se induzca un parto artificial, para así evitar complicaciones.

Si sale un flujo rojo claro de la vagina, esto puede indicar que se ha desprendido la placenta, lo que constituye una urgencia médica. No obstante, también puede tratarse de un sangrado fisiológico inofensivo que aparece cuando se abre el orificio vaginal.

La madre: cuenta atrás hasta el parto

Para la madre, ahora empieza la cuenta atrás hasta el parto. ¿Cuándo llegará? ¿Cómo notaré que empieza el parto? Estaría bien que aprovecharas el tiempo hasta el nacimiento para relajarte y disfrutar de pequeños placeres cotidianos. Tu pareja también debería reservar fuerzas en su día a día, ya que pronto se le exigirá mucho en su papel de padre.

Consejo:
El bebé ya está preparado para nacer. Un parto por cesárea suele planificarse para esta semana.

Sobre todo las primerizas suelen sentirse muy inseguras estos días y están nerviosas y tensas. Posiblemente ya empiecen a notar los signos del parto inminente. Alrededor de una semana antes, el aumento de peso, que hasta ahora era continuo, se detiene y algunas mujeres incluso adelgazan un poco. También es normal que la embarazada tenga algo de diarrea los últimos días.

¿Qué pasa con las cesáreas?

En caso de que, por motivos médicos, se planifique una cesárea, esta normalmente se fija para la SE 38, para anticiparse a la aparición de las contracciones. No obstante, esta es una cuestión que genera debate entre obstetras: muchos médicos recomiendan hoy en día esperar al inicio de las contracciones, ya que el parto natural libera hormonas de la felicidad. Sin embargo, si el bebé está en posición transversal o en caso de una placenta previa total, es importante realizar la cesárea antes del inicio natural del parto.

La mayoría de cesáreas se efectúan con anestesia local (epidural o intradural), de manera que la madre puede abrazar a su hijo directamente después del parto. Si lo desea, también puede ver cómo sacan al bebé de su vientre durante la operación. Además, con una cesárea programada, la presencia de la pareja no supone ningún problema, a menos que haya que realizar una intervención de urgencia o aplicar anestesia general.

Consejo:
La tendencia hoy en día es la «cesárea rápida», que es menos agresiva para la madre.

Antes de una cesárea se fija una cita en el hospital para realizar un examen completo de la madre y del bebé. A continuación, la madre acude al hospital la noche anterior o unas tres horas antes de la intervención. Ocho horas antes está prohibido comer y seis horas antes, beber. La cesárea en sí consiste en un corte fino horizontal por encima del pubis y un segundo corte en la parte inferior del útero. Después de haber sacado al bebé, las capas superior e inferior de piel y músculo se cosen por separado. Si no se producen complicaciones, madre e hijo ya pueden disfrutar de momentos juntos durante este tiempo.

Hoy en día, la tendencia gira en torno a la «cesárea rápida» (técnica de Misgav Ladach), en la que no se corta el útero, sino que se prepara ampliando la incisión y separando los músculos para sacar al bebé. Este método no requiere suturas profundas y es menos agresiva para la madre.

Las cuatro fases del parto natural

El parto natural es un proceso que se desarrolla en tres fases:

Primera fase

En la primera fase se debe abrir el camino del parto. El orificio uterino se ha dilatado hasta un diámetro de unos diez centímetros en su extremo. El cuello del útero es ahora más corto y bastante más flexible. Este proceso empieza antes de las primeras contracciones. Un indicio visual de que ha empezado es la expulsión del tapón mucoso que hay delante del orificio uterino. Las mujeres que ya tienen hijos suelen sentir inmediatamente después las primeras contracciones de dilatación.

Estas contracciones tienen lugar a un ritmo y a una velocidad propios de cada mujer. Cuando las contracciones previas llegan a su fase activa, se tornan más frecuentes, más dolorosas y más largas. Hasta que el orificio uterino esté totalmente dilatado pueden pasar varias horas.

Segunda fase

La fase de transición empieza cuando el orificio uterino se ha dilatado unos ocho centímetros y finaliza cuando está totalmente abierto o cuando la mujer siente la necesidad de empujar. En este estadio, la frecuencia de las contracciones disminuye, aunque cada una de ellas es más intensa y más larga. La rotura del saco amniótico suele ocurrir en esta fase.

Esta es la etapa más difícil del parto. Muchas mujeres oscilan entre la rabia, el dolor y el cansancio. Concentrarse en la respiración ayuda a soportar los ataques de dolor. Cuando la embarazada llega a su límite, hay remedios homeopáticos (acupuntura o analgésicos, como el meptazinol o la petidina) o, en casos de dolor muy intenso, anestesia epidural, que pueden aliviarla.

Tercera fase

En la fase de expulsión, la madre empuja al bebé por el canal del parto. Con cada contracción de presión, el bebé avanza un poco. La madre siente la necesidad de empujar como un fuerte deseo físico. Cuando la cabeza ya no retrocede por la vagina entre las contracciones, el obstetra le pedirá a la madre que deje de empujar y que jadee durante las contracciones siguientes para traer al bebé al mundo de forma suave y lenta.

Para las mujeres que ya tienen hijos, este estadio no suele durar más de cinco o diez minutos, aunque para las primerizas puede alargarse horas. No obstante, la fase de expulsión no suele durar más de dos horas, incluso con el primer hijo. La postura erguida puede favorecer el parto en esta fase.

Cuarta fase

Al nacimiento del bebé siguen las secundinas. Las contracciones se debilitan mucho y provocan que se expulse también la placenta y las membranas. A continuación, el útero se contrae fuertemente para detener la hemorragia. Cuando la madre le da el pecho por primera vez al bebé se liberan hormonas que favorecen la expulsión de la placenta. En muchos hospitales le ponen a la madre una inyección que hace que no tenga que empujar para expulsar las secundinas.

Resumen de la semana de embarazo 38
En la SE 38, el bebé ya está preparado para nacer.
Muchas embarazadas están ahora nerviosas e inquietas, con lo que se nota que el parto es inminente.
Suelen aparecer las primeras contracciones.
La semana de embarazo 38 es el momento de realizar una cesárea programada.

app Bebitus

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

 
 
1er día del último período
 
Duración del ciclo
Dias
 

La fecha de nacimiento calculada es*

 
 
 
 
 
 
 

*Por supuesto, muchos bebés no tienen una fecha específica. La mayoría nace dentro de un período de dos semanas antes o después. El obstetra podrá corregir la fecha de nacimiento en el curso del embarazo.

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

 
 
1er día del último período
 
Duración del ciclo
Dias
 

La fecha de nacimiento calculada es*

 
 
 
 
 
 
 

*Por supuesto, muchos bebés no tienen una fecha específica. La mayoría nace dentro de un período de dos semanas antes o después. El obstetra podrá corregir la fecha de nacimiento en el curso del embarazo.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden