Cuarentena o puerperio
Cuarentena o puerperio
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2017-06/geburt_wochenbett_artikel.jpg
Revisado por comadronas

Cuarentena o puerperio

Durante la cuarentena, se sufren muchos cambios físicos: el embarazo está asociado a muchos cambios para la mayoría de mujeres. Después del parto, el cuerpo tiene que transformarse poco a poco: Empieza a producir leche, las cicatrices sanan y el útero se contrae.

Ina Ilmer
de Ina Ilmer
Comadrona y madre
Jue, 16/08/2018 - 14:40 Fri, 03/27/2020 - 12:29

Cuarentena: reposo para la madre

El período de tiempo desde el nacimiento de la placenta hasta la recuperación completa del útero se llama cuarentena o puerperio y dura aproximadamente de 6 a 8 semanas. Los médicos y las comadronas distinguen entre puerperio temprano y tardío.

Los primero diez días después del nacimiento del bebé constituyen el puerperio temprano. Las madres primerizas precisan especialmente de reposo para recuperarse de los esfuerzos del parto. Además, este tiempo es esencial para conocer a tu bebé.

Para poder disfrutar tranquilamente de este tiempo con el recién nacido, las labores de la casa deben de pasar a un segundo plano.

Consejo: antes del parto, pregunta a tus familiares y amigos si te pueden ayudar durante los primeros días con las comidas, compras, etc.

Durante el puerperio tardío, las madres primerizas tampoco deben excederse y continuar con un poco de reposo. La cuarentena termina aproximadamente a las 8 semanas cuando el útero se ha recuperado completamente.

Qué ocurre durante la cuarentena

Durante la cuarentena se producen muchos cambios físicos. El útero va recuperando poco a poco su tamaño original y un peso de unos 70 gramos. Parece mentira, pero durante el embarazo el útero multiplica por 20 su tamaño original y llega a pesar unos 1 000 gramos. Las contracciones posteriores ayudan en la recuperación del útero.

El tejido muscular se va contrayendo especialmente con ayuda de la lactancia y la hormona que se libera durante la lactancia, la oxitocina. Después del parto, las primerizas notan a menudo una especie de tirantez en la zona abdominal. A partir del segundo hijo, las mujeres suelen sufrir dolores más agudos, porque el útero está ya muy dilatado y tarda más en contraerse.

Durante la cuarentena van también cicatrizando las heridas. Al desprenderse la placenta de la pared del útero justo después del parto, se forma una herida. La secreción de la herida, que sale por la vagina, se denomina loquios y dura hasta 6 semanas. En la cuarentena también se tiene que reforzar el suelo pélvico y la musculatura abdominal con ejercicios que la comadrona enseña a la madre después del parto. Sin embargo, los músculos abdominales no deben entrenarse hasta que la diástasis abdominal, es decir, los músculos rectos, esté cerrada y el suelo pélvico se pueda controlar de nuevo.

Asimismo, es preciso asegurarse de no cargar en exceso los músculos abdominales. Un ejemplo es incorporarse mal. Durante la cuarentena, cuando se está tumbado es preciso incorporarse siempre de lado. Los ejercicios en el puerperio son particularmente importantes, ya que un suelo pélvico demasiado dilatado puede conducir más tarde a la incontinencia.

Cuarentena después de una cesárea

Las mujeres que han dado a luz a través de una cesárea tienen que luchar contra los efectos secundarios del parto durante mucho más tiempo. Debido a la herida de la cesárea y a los dolores consiguientes, necesitan más tiempo para que su cuerpo se regenere. En este caso, se suele permanecer en el hospital de 3 a 7 días.

En cuanto lleguen a casa, las mujeres que hayan tenido una cesárea tienen que cuidarse especialmente y disfrutar del tiempo con el bebé. Como al principio no deben cargarlo en brazos ni cambiarle, dependen especialmente de la ayuda de su pareja, familiares o amigos.

Como al igual que en un parto natural, después de una cesárea empiezan las contracciones posteriores y los loquios, aunque no suelen ser tan intensos como después de un parto natural.

Después de una cesárea, las mujeres deben reposar unas 6 semanas y renunciar completamente a realizar esfuerzos físicos, como por ejemplo cargar peso o las tareas domésticas. Quien se excede demasiado pronto suele tener que lidiar con problemas a la hora de cicatrizar las heridas.

Si tienes la posibilidad, solicita a tu comadrona que te controle la recuperación del útero durante las semanas posteriores. También te puede dar consejos útiles sobre la lactancia, que naturalmente es posible también después de una cesárea.

Complicaciones en la cuarentena

Aunque la cuarentena suele transcurrir sin problemas, algunas veces pueden surgir complicaciones. La fiebre en combinación con una disminución en la secreción de la herida indica que se ha producido un bloqueo de los loquios. Además, durante el puerperio también se puede sufrir una mastitis dolorosa, que suele ir acompañada de fiebre.

Por otro lado, el riesgo de trombosis aumenta durante el puerperio, probablemente debida a la falta de ejercicio y a las varices del embarazo. Para poder evitar la trombosis, se recomienda realizar periódicamente ejercicios que favorezcan la circulación.

Otra complicación es la fiebre puerperal: este proceso infeccioso puede manifestarse, por ejemplo, a través de fiebre, dolores en la zona abdominal un retraso en la recuperación del útero. La depresión posparto también es una complicación durante la cuarentena y va más allá de los pequeños cambios de humor. Cuando surjan complicaciones es preciso consultar siempre al médico o a la comadrona.

Asistencia después del parto: ayuda de la comadrona durante la cuarentena

Resulta muy útil solicitar la ayuda de una comadrona para después del parto, especialmente en el caso de los padres primerizos. Esta puede visitar a la recién mamá durante los primeros diez días después del parto. La comadrona controla la recuperación del útero, los locros y el proceso de curación de las posibles heridas. Asimismo, te puede ayudar con la lactancia y darte consejos sobre el cuidado del bebé y controlarle el ombligo. La comadrona pesa al bebé durante los primeros días.

También es una buena persona de referencia para consultarle tus preocupaciones y miedos.

Gimnasia postparto: muy importante para la recuperación

Para que el útero se recupere completamente y el suelo pélvico y la musculatura abdominal recuperen su estado original, es importante realizar una gimnasia especial durante la cuarentena. Ya en el hospital te enseñan a hacer unos ejercicios sencillos. Las comadronas que te visitan en casa también siguen contigo unas rutinas.

Incluso aunque hayas sido muy deportista antes del embarazo: durante las 6 semanas después del parto tienes que evitar hacer ejercicio intenso y dejar que tu cuerpo repose. Deportes, como por ejemplo el footing, no resultan favorecedores para la recuperación del suelo pélvico. Con los cursos especiales de recuperación del parto debes empezar a partir de la semana 6 y haberlos terminado como muy tarde cuando tu bebé haya cumplido los 9 meses.

Conclusión
La cuarentena dura hasta 8 semanas
En el puerperio temprano es preciso reposar mucho
En caso de complicaciones, consultar al médico o a la comadrona
Es importante hacer gimnasia de recuperación postparto
Consejos de una comadrona
  • Disfruta de la «luna de miel» con tu bebé. Delega las labores del hogar en tu pareja, familiares o amigos.
  • Disfruta de las primeras semanas con tu hijo y de la cuarentena.
  • Acude a un curso de recuperación postparto: te servirá para reforzar el suelo pélvico, la musculatura en general y para conocer a otras madres con las que tal vez puedas entablar amistad y encontrarte más adelante con los pequeños.
  • Pídele a la comadrona que te enseñe posturas para la lactancia que favorezcan la curación de la cesárea, como por ejemplo la postura del avión.
  • También recomiendo cuidar la cicatriz con pomadas especiales que ayudarán en su curación.
  • Disfruta de las cosas que te gustan durante la cuarentena. Has hecho un gran esfuerzo durante el embarazo y el parto, ¡date algún capricho! Recurre a los servicios de comida a domicilio y no olvides que es importante seguir una alimentación sana para regenerar tu cuerpo y dar pecho a tu bebé.
Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.