Parto prematuro
Parto prematuro
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2018-11/photo-1513240810486-5dd6a777484e.jpg
Revisado por terapeutas

Parto prematuro

Comienzo temprano de la vida: Uno de cada 13 niños nacidos en España es prematuro. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa mundial es del 10 por ciento, y está aumentando.

Profile picture for user Dr. Verena Breitenbach
de Dr. Verena Breitenbach
Mar, 14/08/2018 - 15:52 Fri, 03/27/2020 - 10:06

Causas y factores de riesgo

Los médicos distinguen entre los niños moderadamente prematuros (SE 32 a 37), los niños muy prematuros (SE 28 a 31) y los niños extremadamente prematuros (antes de la SE 25 a 28). Los bebés prematuros a menudo pesan menos de 2 500 g y requieren cuidados médicos intensivos dependiendo de su etapa de desarrollo.

A menudo, las causas del nacimiento prematuro no se pueden identificar claramente. Suele deberse a una combinación de factores como enfermedades anteriores de la madre, infecciones, estrés psicosocial, edad de la madre, sustancias nocivas o tóxicas específicas o trastornos en el desarrollo del feto. Posibles causas de un parto prematuro:

  • Infecciones vaginales como clamidia, por ejemplo
  • Enfermedades previas de la embarazada: Diabetes, hipertensión, enfermedades tiroideas y renales
  • Malformaciones del útero o la placenta
  • Embarazo múltiple
  • Trastornos del desarrollo del niño
  • Anomalías genéticas en el feto
  • Rotura del saco amniótico prematura
  • Sobrepeso y peso insuficiente de las embarazadas
  • Edad de la embarazada: menor de 18 años o mayor de 35 años

Sin embargo, también hay factores externos que pueden aumentar el riesgo de parto prematuro. Esto incluye, por ejemplo, el consumo excesivo de nicotina y alcohol o el estrés excesivo durante el embarazo. El riesgo de aborto espontáneo puede reducirse si las mujeres embarazadas consumen alimentos saludables y no hacen esfuerzos excesivos.

También es extremadamente importante aprovechar las revisiones preventivas con el médico para realizar controles periódicos. Los signos de un parto prematuro inminente pueden ser contracciones prematuras, mucho antes de la fecha de nacimiento calculada.

En caso de contracciones regulares (hasta tres veces por hora) y dolor de espalda, debes ir a un hospital inmediatamente. Sin embargo, el sangrado y un cuello uterino abierto también pueden indicar un nacimiento prematuro. Tu médico decidirá qué hacer en esta situación: Los medicamentos o un reposo absoluto en cama pueden retrasar un parto prematuro inminente.

¿Cesárea o parto natural?

Que quieras dar a luz a tu hijo mediante cesárea o por medios naturales depende de la madurez y condición general de tu bebé. Si los médicos no tienen objeciones y no hay peligro para la madre y el niño, el bebé prematuro puede nacer espontáneamente.

Debido a su bajo peso al nacer y a la falta de maduración de los órganos, la cesárea es la única opción para los bebés extremadamente prematuros. Inmediatamente después del parto, los bebés prematuros reciben atención médica intensiva.

Asistencia médica de los bebés prematuros

Los bebés nacidos antes de la semana 37 del embarazo requieren cuidados médicos intensivos después del parto. Cuanto más se aleja el bebé de su fecha de nacimiento calculada, menos maduros están los órganos como los pulmones y los riñones.

Después del nacimiento, los bebés prematuros se colocan en una incubadora o en una cama térmica. Como no pueden regular su temperatura corporal, la incubadora proporciona la temperatura ambiente adecuada. La respiración y los latidos cardíacos del bebé prematuro se controlan las 24 horas del día.

Los bebés extremadamente prematuros a menudo tienen que recibir respiración asistida y ser alimentados con una sonda gástrica. Al menos tan importante como la atención médica de los bebés prematuros es el contacto físico con la madre o el padre. Tan pronto como los niños estén lo suficientemente estables, se les coloca desnudos sobre el pecho de sus padres durante una o más horas al día usando el llamado método canguro.

Acurrucado bajo el calor de trapos y mantas, el bebé puede oír los latidos del corazón su mamá o papá. Esto permite establecer el vínculo tan importante para el bebé con sus padres y estimular los sentidos del bebé prematuro.

Por regla general, los bebés prematuros hasta la SE 34 o que pesen entre 1 400 y 1 800 g permanecen en la incubadora. Posteriormente, los bebés prematuros se colocan en una cama térmica, dependiendo de su desarrollo individual. Para que los bebés nacidos prematuramente puedan finalmente volver a casa con sus padres, deberían haber alcanzado un peso mínimo de 2 500 gramos.

Pero también es importante saber si la respiración y la circulación del bebé son estables y si es capaz de regular su temperatura corporal de forma independiente. Además, el niño debe poder tomar el pecho o un biberón de leche. El estrecho contacto con la comadrona, el pediatra y posiblemente un servicio de enfermería proporciona a los padres seguridad, especialmente los primeros días con su bebé prematuro.

Consecuencias y efectos a posteriori del parto prematuro

Debido a los grandes avances en la medicina de cuidados intensivos, incluso los bebés con un peso al nacer de menos de 1 000 g tienen posibilidades de sobrevivir. Sin embargo, el nacimiento demasiado temprano puede tener consecuencias para el desarrollo del niño:

Las consecuencias de los nacimientos prematuros pueden ser importantes problemas físicos y mentales, así como una mayor sensibilidad a infecciones y asma. En el caso de bebés prematuros, por ejemplo, los trastornos de comportamiento, las dificultades de aprendizaje y el TDAH se observan con más frecuencia en la guardería y en la escuela que en niños maduros. También son posibles los trastornos del sistema motor.

Los bebés prematuros nacidos después de la semana de embarazo 32 tienen buenas probabilidades de un desarrollo normal. Por supuesto, no todos estos efectos se presentan en todos los bebés prematuros, pero existe un mayor riesgo.

Precisamente por eso es tan importante seguir de cerca el desarrollo de los bebés prematuros a lo largo de los años para poder reaccionar adecuadamente ante posibles efectos posteriores. Con terapias que se adaptan con precisión al niño, las deficiencias pueden compensarse parcialmente.

Ayuda para padres de bebés prematuros

Para los padres, el nacimiento de un bebé prematuro es una situación excepcional extrema: Madre y padre viajan entre el hospital y su hogar con el temor constante de que su bebé pueda empeorar. Durante semanas o incluso meses experimentarás una mezcla de sentimientos entre esperanza, miedo y alegría.

A esto se suele añadir el hecho de que el padre debe acudir al trabajo y los hermanos también necesitan atención. Una época tan estresante no pasa desapercibida para los padres. Cuando el bebé prematuro está finalmente en casa, la vida cotidiana con el bebé debe reorganizarse y se deben superar las primeras incertidumbres.

Para relevar a la madre, por ejemplo, se puede contratar ayuda doméstica. Si un certificado médico así lo estipula, algunas compañías de seguros cubren estos gastos. El contacto con padres prematuros que han pasado por lo mismo puede ser de gran ayuda para muchos de los afectados. Pueden intercambiar ideas, animarse mutuamente y compartir experiencias con bebés prematuros.

Por ejemplo, aquí encontrará una lista de iniciativas y grupos de autoayuda.

Otros puntos de contacto en Internet son:

Consejos de la ginecóloga DRA. Verena Breitenbach
  • Una prueba periódica de pH vaginal puede reducir el riesgo.
  • Los remedios homeopáticos pueden ayudar en el caso de un parto prematuro inminente.
  • Prohibido consumir nicotina.
Revisado por terapeutas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Revisado por terapeutas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden