Resumen de partos prematuros en la SE 34-36
Resumen de partos prematuros en la SE 34-36
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2017-06/schwangerschaft_geburt_fruehgeburt_ssw_33-36_artikel.jpg
Revisado por comadronas

Resumen de partos prematuros en la SE 34-36

A partir de la semana 35 de embarazo, los ginecólogos no intentarán frenar el parto de los denominados «bebés prematuros tardíos». No obstante, estos bebés son monitoreados con especial cuidado durante sus primeros días de vida para descartar complicaciones.

Ina Ilmer
de Ina Ilmer
Comadrona y madre
Mar, 14/08/2018 - 15:18 Fri, 03/27/2020 - 12:44

La mayoría de estos «bebés prematuros tardíos» ya no necesitan atención en una sala especial para bebés prematuros. Las excepciones pueden darse en casos de enfermedades prenatales, trastornos del desarrollo o de un proceso de parto difícil. Como medida de seguridad, los niños sanos nacidos antes de la semana 37 del embarazo también son transferidos allí para ser observados por algunos días.

PARTO PREMATURO EN LA SEMANA 34

En la semana 34 del embarazo, el bebé mide unos 45 centímetros de pies a cabeza y pesa unos 2’25 kg. Su desarrollo prenatal está completo excepto por la creación de reservas energéticas adicionales y algunos "ajustes" de las funciones del cerebro, del sistema nervioso y otros órganos.

Debido a su estructura ósea, el niño tiene ahora una demanda de calcio muy alta, que normalmente recibe del torrente sanguíneo de la madre. Por lo tanto, en caso de un nacimiento prematuro en la semana 34, se debe tener cuidado para asegurar un suministro suficiente de calcio, el cual, al igual que el suministro de otros nutrientes e ingredientes vitales, se puede garantizar mejor alimentándole con leche materna pura.

Parto prematuro en la semana 34 y 36

Los estudios muestran que los bebés prematuros que reciben leche materna crecen más rápido en su primer año de vida que los niños con biberón con una fecha de nacimiento comparable. La composición de la leche materna se adapta a las necesidades del bebé y protege contra infecciones y alergias, estimula la digestión y promueve la producción de enzimas y hormonas. Con estas propiedades también se puede compensar los pequeños retrasos en el desarrollo de los bebés prematuros.

Las matronas recomiendan amamantar a los bebés prematuros durante el mayor tiempo posible y también después de los primeros seis meses de vida, preferiblemente mientras la madre y el niño deseen seguir con esta alimentación. Con el fin de descartar deficiencias, la toma de alimentos se controla muy de cerca, incluso en el caso de los "lactantes prematuros tardíos".

Una incubadora o una cama térmica ya no son absolutamente necesarias después del nacimiento en la semana 34, ya que el niño regula ahora su propio equilibrio térmico de forma independiente a través de sus reservas de grasa. Sin embargo, en los primeros días de vida del bebé, los médicos y las matronas aún lo recomiendan como una medida de apoyo.

PARTO PREMATURO EN LA SEMANA 35

En la semana 35, el bebé mide unos 46 centímetros de largo y pesa unos 2’55kg . Su coordinación del movimiento, así como sus reflejos y sentidos funcionan cada vez mejor. La temperatura corporal se regula a partir de ahora sin problemas.

Por primera vez, el sistema inmunológico del bebé en la semana 35 funciona independientemente del sistema inmunológico de la madre, pero tardará mucho tiempo en llegar a su plena capacidad. La maduración de los pulmones está completa, y todos los demás órganos internos están listos para la vida en el mundo exterior.

PARTO PREMATURO EN LA SEMANA 36

En la semana 36, la madre y el bebé ya se encuentran en la recta final del embarazo: si nace esta semana, el bebé todavía es considerado un "bebé prematuro tardío". El bebé mide ahora unos 47 centímetros y pesa entre 2,75kg y 2,9 kg.

Su crecimiento en longitud se completa en la semana 36, su desarrollo hasta la fecha de nacimiento prevista se centra principalmente en la formación de más reservas de grasa. Los bebés prematuros tienen que compensar este déficit en sus primeras semanas de vida; durante este tiempo, un aumento de peso continuo es particularmente importante.

La semana 36 es la última semana en la que se considera que un bebé nace prematuramente, las complicaciones o falta de desarrollo ya no están asociados con el nacimiento prematuro en este momento.

La vida cotidiana con un bebé prematuro: a veces no es fácil

Si tu bebé nace en la SE 34-36, su vida diaria apenas se diferencia de la vida con un bebé que ha "esperado" hasta la fecha de nacimiento prevista. En la mayoría de los "bebés prematuros tardíos» no son de esperar largos tiempos de espera hasta que se les permite volver a casa desde el hospital o problemas graves de salud.

Puede ser diferente en el caso de niños que nacieron mucho antes y que todavía tienen muchos pasos de desarrollo por delante que en realidad forman parte del embarazo. Para muchos padres, la larga estancia hospitalaria de su bebé prematuro es una experiencia casi traumática, e incluso el traslado posterior de la sala de bebés prematuros al hogar no suele ser fácil.

Un buen programa de horarios también es importante con un bebé prematuro. Especialmente los bebés que pasan un período más largo en la sala de bebés prematuros necesitan más tiempo hasta que se adaptan al ritmo del día y la noche. En concreto, eso significa que tienes que alimentar a tu bebé con frecuencia y en momentos totalmente impredecibles, ocuparte de sus necesidades, pasar tiempo con él jugando y dándole cariño y, por supuesto, también tienes que hacer frente a toda una serie de otras tareas relativas a sus cuidados. Este proceso puede ser difícil para muchos hogares y verse acentuado cuando hay más niños en casa que reclaman atención.

Grupos de autoayuda para padres de bebés prematuros

Muchos padres de bebés prematuros encuentran que es útil intercambiar información con personas de experiencias afines que se encuentran en una situación similar o que ya tienen dominada la situación con su/sus hijo(s). Encontrarás apoyo y referencias a guías de autoayuda para padres prematuros en estas páginas:

Conclusión
Las posibilidades de supervivencia de los «bebés prematuros tardíos» nacidos en las semanas 34-36 son de entre el 98% y el 100% y por lo tanto no difieren de los datos de los niños nacidos "a tiempo".
Incluso apenas se asocian a estos nacimientos complicaciones o una grave falta de desarrollo.
En la semana 35 y 36, los médicos generalmente no hacen nada más para detener el parto. Con el comienzo de la semana 37 de embarazo, un bebé recién nacido ya no se considera un bebé prematuro.
Consejos de la obstetra Ina Ilmer
  • Muy importante para los bebés prematuros es promover la cercanía y el vínculo afectivo a través de lazos afectivos, abrazos, el método canguro y muchos brazos.
  • Compartir un agradable baño caliente también es particularmente bueno para los padres y bebés cuando llegan a casa.
  • Intenta recibir todo el apoyo la ayuda posible, al principio será muy necesario.
  • El olor de mamá y papá, por ejemplo, en forma de camiseta usada también es agradable para el bebé en el hospital.
  • Para proteger el tracto gastrointestinal sensible a inflamaciones, la leche materna es muy importante para los bebés prematuros.
  • En caso de bebés prematuros, nunca se está del todo preparado. El ajuar para el bebé se adquiere rápidamente. Lo que a menudo causa problemas mucho mayores es adaptarse psicológica y emocionalmente al bebé. Deja que te ayuden y apoyen, el tiempo es un factor clave en estos casos.
Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden