Toxemia gravídica (gestosis)
Toxemia gravídica (gestosis)
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2017-06/schwangerschaft_gesundheit_schwangerschaftsvergiftung_artikel.jpg
Revisado por terapeutas

Toxemia gravídica (gestosis)

Una toxemia gravídica, también llamada gestosis, puede aparecer sobre todo en el último tercio del embarazo. Lo que al principio puede parecer totalmente inofensivo, con dolores de cabeza y retención de líquidos en piernas y manos, puede devenir mortal para la madre y el bebé no nato.

Profile picture for user Dr. Verena Breitenbach
de Dr. Verena Breitenbach
Lun, 10/03/2014 - 16:23 Fri, 03/27/2020 - 10:04

Síntomas de gestosis

Los síntomas de una gestosis son principalmente la hipertensión, la excreción de proteínas en la orina y la retención de líquidos.

La hipertensión en las embarazadas aparece con valores superiores a 140/90 mmHg, siendo 135/85 mmHg los valores normales.

Dado que la gestosis puede evolucionar de forma diferente en cada embarazada, las futuras madres deberían visitar al médico inmediatamente al primer síntoma.

Si la gestosis se diagnostica a tiempo y el médico puede tomar las medidas adecuadas, hay muchas posibilidades de que la madre dé a luz a un bebé sano.

No obstante, si la gestosis se agrava, puede provocar un parto prematuro.

Si la gestosis se diagnostica tarde o no llega a detectarse, en casos extremos puede causar la muerte del bebé y de la madre, algo que suele suceder en países en vías de desarrollo.

El término en desuso «toxemia» se debe a que antiguamente se creía que la causante de la enfermedad era una toxina.

Diferentes tipos de gestosis

En primer lugar, los médicos distinguen entre gestosis precoces y tardías. La gestosis precoz aparece en el primer tercio del embarazo y se caracteriza por náuseas y vómitos principalmente. Los síntomas suelen desaparecer alrededor de la semana de embarazo 12 y no tienen ningún efecto en la madre ni en el niño.

La gestosis tardía, que aparece en el último tercio del embarazo, es mucho más peligrosa. Alrededor del 1-2 % de las embarazadas en España sufren lo que se conoce como gestosis EPH, también denominada preeclampsia, que se caracteriza por los tres síntomas medibles siguientes: edema, proteinuria (excreción de proteínas en la orina) e hipertonía (hipertensión).

Al percibir uno de estos síntomas, la embarazada debería consultar a su médico. Si la gestosis se detecta a tiempo, el médico puede tomar medidas. Una gestosis puede aparecer con distintos grados de gravedad.

Con la gestosis grave, la eclampsia, se pueden producir convulsiones severas y complicaciones como trombosis, edemas cerebrales e insuficiencia renal aguda, que pueden ser peligrosas para la madre y el bebé. Tras el parto, el estado de la madre vuelve a normalizarse y solo en casos raros se producen daños orgánicos.

El síndrome HELLP también es una evolución grave de la preeclampsia y causa alteraciones en la coagulación sanguínea y en las funciones del hígado. Los síntomas son fuertes dolores en el epigastrio, náuseas y vómitos. Lo más peligroso es que el síndrome HELLP es muy difícil de detectar y, en casos extremos, puede producir la muerte en pocas horas. El estado de la madre vuelve a normalizarse después del parto.
En general, una gestosis no se puede curar durante el embarazo y, después del parto, los síntomas van disminuyendo poco a poco.

Causas y riesgos de la gestosis

Las causas de la gestosis siguen sin estar claras hoy en día. Muchos médicos consideran la hipertensión como el rasgo principal de la gestosis, mientras que otros opinan que el origen es un trastorno metabólico.

El riesgo de sufrir una gestosis aumenta cuando la embarazada es muy joven o tiene más de 35 años. Además, las mujeres con mucho sobrepeso, las que ya sufrían de hipertensión antes o las que tienen taras hereditarias forman parte del grupo de riesgo. También las mujeres con enfermedades renales y diabetes pueden padecer gestosis.

Gestosis: ¿qué se puede hacer?

Si notas uno o más de los síntomas típicos de una gestosis, visita a tu médico de inmediato, pero no tengas miedo, porque no siempre se trata de una gestosis. No obstante, si te la diagnostican, primero te recomendarán una dieta equilibrada con sal y suficientes productos con proteínas.

Los medicamentos para la retención de líquidos y los días de fruta y arroz que te habían recomendado antes quedarán ahora estrictamente prohibidos. Además, deberás evitar el estrés en tu vida privada y en el trabajo y descansar mucho.

Si, a pesar de todo, la presión arterial no baja, se administran medicamentos para disminuirla o la embarazada ingresa en el hospital, donde pueden controlar su salud y la del bebé las 24 horas del día. Con una gestosis muy pronunciada, como medida extrema se debe extraer al bebé mediante cesárea de forma prematura.

Medidas preventivas de la gestosis

Primero de todo es importante que acudas a todos los exámenes médicos regularmente. Con los exámenes de orina rutinarios y las mediciones de la presión arterial se pueden tener bajo control dos de los síntomas de la gestosis.

Fíjate en si retienes líquidos en las manos y en las piernas y en si se te hincha la cara. La retención de líquidos en las piernas se reconoce, por ejemplo, porque los pies están mucho más gruesos y las medias oprimen los tobillos.

Es posible que ni siquiera te quepan los zapatos. Un remedio eficaz es elevar los pies, procurando que queden más altos que la pelvis. Para las piernas hinchadas puedes ducharte con agua fría y caliente y darte masajes con cepillos. Además, procura moverte bastante para estimular la circulación en las piernas.

Otra manera de prevenir la hipertensión es descansar el tiempo suficiente. Relájate y no te sobrecargues con el trabajo ni con planes para la construcción del nido. Ve haciendo pequeñas pausas de vez en cuando.

En general, los médicos recomiendan a las embarazadas que lleven una dieta equilibrada y saludable. Si existe riesgo de gestosis, los médicos recomiendan consumir alimentos con contenido proteico, como, por ejemplo, el queso, la leche, el pescado, las nueces y las legumbres. Para poder aprovechar las proteínas, las embarazadas deberían consumir también hidratos de carbono en forma de patata o pan integral.

Consejos de la ginecóloga Dra. Verena Breitenbach
  • Los alimentos integrales con proteínas de procedencia principalmente vegetal son muy buenos.
  • Las sustancias vegetales secundarias pueden reducir el riesgo de gestosis.
Revisado por terapeutas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

 
 
1er día del último período
 
Duración del ciclo
Dias
 

La fecha de nacimiento calculada es*

 
 
 
 
 
 
 

*Por supuesto, muchos bebés no tienen una fecha específica. La mayoría nace dentro de un período de dos semanas antes o después. El obstetra podrá corregir la fecha de nacimiento en el curso del embarazo.

Revisado por terapeutas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

 
 
1er día del último período
 
Duración del ciclo
Dias
 

La fecha de nacimiento calculada es*

 
 
 
 
 
 
 

*Por supuesto, muchos bebés no tienen una fecha específica. La mayoría nace dentro de un período de dos semanas antes o después. El obstetra podrá corregir la fecha de nacimiento en el curso del embarazo.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden