Carne durante el embarazo
Carne durante el embarazo
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2017-06/schwangerschaft_ernaehrung_schwangerschaft_fleisch_essen_artikel.jpg
Revisado por terapeutas

Carne durante el embarazo

Qué deben tener en cuenta las embarazadas al consumir carne: la carne es una fuente valiosa de vitamina B12, especialmente importante durante el embarazo. Además, una gran parte de la demanda de hierro y proteína se puede cubrir con la carne. No obstante, su consumo conlleva ciertos riesgos, ya que la carne cruda puede contener salmonelas, listerias y parásitos de la toxoplasmosis. Además, no todos los tipos de carne son recomendables y un consumo demasiado elevado no es saludable, según algunos estudios.

Profile picture for user Dr. Verena Breitenbach
de Dr. Verena Breitenbach
Jue, 10/08/2017 - 11:32 Thu, 07/25/2019 - 14:18

Nada de carne cruda durante el embarazo

Si comes carne durante el embarazo, asegúrate de que siempre está bien hecha y presta especial atención a la preparación de la carne de ave. De esta manera, te asegurarás de haber matado cualquier salmonela o parásito.

Tampoco debes comer platos de carne cruda, como mett, filete tártaro, jamón de Parma ahumado, salami ni filetes sangrientos. La higiene en el manejo de los productos cárnicos es muy importante: asegúrate de que los alimentos crudos y sus jugos no entren en contacto con otros alimentos. Para ello, utiliza platos diferentes para preparar la comida y lávalos después junto con los utensilios que hayas utilizado. Lávate también las manos a fondo.

Salmonelosis durante el embarazo

Las salmonelas pueden producir salmonelosis, cuyos síntomas son diarrea, vómitos, fiebre y mialgia. Esta enfermedad es especialmente desagradable durante el embarazo porque el sistema inmunológico de la futura madre, que ya está debilitado de por sí, se ve aún más afectado con una salmonelosis. Además, la circulación sufre una deshidratación provocada por la diarrea y los vómitos.

Aunque el feto no se ve afectado directamente por la salmonelosis, es importante estabilizar lo antes posible el estado de la madre con un tratamiento médico en cuanto se presenten los síntomas mencionados.

Toxoplasmosis

Como otros alimentos, la carne también puede contener el parásito Toxoplasma gondii, responsable de la enfermedad infecciosa toxoplasmosis. Normalmente, los adultos ni siquiera notan la infección o solo sienten algunos síntomas gripales leves. Las consecuencias durante el embarazo son más peligrosas, ya que la enfermedad puede dañar gravemente al feto. Si ya padeciste toxoplasmosis antes del embarazo no existe ningún riesgo, ya que el cuerpo deviene inmune a la enfermedad después de pasarla, aunque puedes salir de dudas haciéndote un análisis de sangre.

En caso contrario, ten mucho cuidado con los productos cárnicos crudos. Si se produce una infección, el feto entra en contacto con el parásito a través de la placenta, lo que puede provocar graves minusvalías físicas y mentales. El mayor riesgo lo presenta una infección durante el primer trimestre de embarazo, ya que, en el peor de los casos, puede provocar un aborto.

Cuidado con el hígado

Mientras tengas en cuenta los criterios mencionados, no tienes por qué renunciar a la carne. No obstante, con el hígado debes tener cuidado, aunque esté completamente cocinado. En hígado contiene vitamina A, que, aunque es importante para la formación celular y el desarrollo de la vista, una cantidad excesiva puede provocar trastornos del crecimiento y malformaciones al feto.

Por eso, los expertos en nutrición recomiendan no consumir hígado durante el embarazo, incluidos los productos derivados, como el paté y el fuagrás.

Consumo de carne durante el embarazo

¿Eres vegetariana o vegana o simplemente quieres renunciar a la carne por completo durante el embarazo por el motivo que sea? Desde el punto de vista de los expertos en nutrición estadounidenses, esto no supone ningún problema, siempre que cubras de alguna otra manera tu demanda de nutrientes. El aporte de proteína puede quedar cubierto con productos de soja y las vitaminas, minerales y oligoelementos importantes se pueden tomar con suplementos. Esto afecta sobre todo a la vitamina B12, al ácido fólico, al yodo y al hierro.

Dado que el hierro procedente de la verdura y la fruta se aprovecha peor que el de la carne roja, el cuerpo necesita suficiente vitamina C para mejorar la absorción. Si renuncias a la carne durante el embarazo, deberás controlar los posibles síntomas de deficiencia regularmente, ya que un déficit de nutrientes puede provocar trastornos en el desarrollo físico y mental del feto. Además, el hígado puede contaminarse con sustancias nocivas.

Riesgos por un consumo de carne demasiado elevado

En 2007, la Universidad de Southampton publicó los resultados de un estudio sobre la propensión al estrés de los niños cuyas madres habían consumido un nivel proporcionalmente elevado de carne durante el embarazo. El consumo de carne se recomendaba frecuentemente en la década de 1960 para prevenir la preeclampsia, acompañada de hipertensión, edemas y proteinuria, mediante una alimentación especialmente rica en proteína. La preeclampsia es una complicación del embarazo que puede provocar un parto prematuro. Más tarde se examinó la propensión al estrés de los niños, ya adultos, y se detectó en todos ellos un nivel de cortisol elevado, que provoca una baja tolerancia al estrés.

En otro estudio, los científicos estadounidenses investigaron la relación entre el consumo de carne y la diabetes gestacional. Los resultados de los estudios, denominados «Nurses Health Study II», se publicaron en 2013: el riesgo de padecer diabetes gestacional aumenta con la ingesta de proteína de origen animal, especialmente de carne roja.

Teniendo en cuenta estas conclusiones, los científicos recomiendan consumir carne durante el embarazo para cubrir la demanda de nutrientes de la madre y el hijo, pero, al mismo tiempo, aconsejan llevar una dieta variada y equilibrada que también contenga pescado, productos integrales y alimentos vegetales con contenido proteico.

Ventajas y riesgos del consumo de carne durante el embarazo:

  • Es importante para la aportación de vitamina B12
  • Cubre una gran parte de la demanda de hierro
  • Garantiza la ingesta de proteína
  • La carne cruda puede provocar salmonelosis, listeriosis y toxoplasmosis
  • El hígado contiene demasiada vitamina A
  • Un consumo de carne demasiado elevado favorece la aparición de diabetes gestacional
  • La propensión al estrés de los niños aumenta con la ingesta de proteínas de origen animal
Consejos de la ginecóloga Dra. Verena Breitenbach
  • Haz caso a los instintos del cuerpo. Especialmente durante el embarazo, el cuerpo te dirá lo que necesita.
Revisado por terapeutas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

 
 
1er día del último período
 
Duración del ciclo
Dias
 

La fecha de nacimiento calculada es*

 
 
 
 
 
 
 

*Por supuesto, muchos bebés no tienen una fecha específica. La mayoría nace dentro de un período de dos semanas antes o después. El obstetra podrá corregir la fecha de nacimiento en el curso del embarazo.

Revisado por terapeutas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

 
 
1er día del último período
 
Duración del ciclo
Dias
 

La fecha de nacimiento calculada es*

 
 
 
 
 
 
 

*Por supuesto, muchos bebés no tienen una fecha específica. La mayoría nace dentro de un período de dos semanas antes o después. El obstetra podrá corregir la fecha de nacimiento en el curso del embarazo.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden