Adiós a los pañales
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2018-11/kleinkind_entwicklung_trocken_werden_2.jpg
Revisado por comadronas

Adiós a los pañales

Vivir sin pañales: un tema que preocupa a todos los padres. Al principio, la vejiga y el intestino se vacían de forma totalmente incontrolada. Con el tiempo, el niño empieza a ser capaz de percibir estos procesos de forma consciente para finalmente aprender a controlar los músculos responsables de ellos.

Redacción Bebitus
de Redacción Bebitus
Mar, 21/08/2018 - 15:01 Fri, 07/19/2019 - 14:36

Sin pañales también se puede

El momento en que esto sucede depende de cada niño: algunos empiezan a interesarse por el orinal con un año y medio aproximadamente, mientras que otros no empiezan a prescindir del pañal hasta los tres o cuatro años. Si a tu hijo le cuesta más tiempo, no tienes por qué preocuparte.

Decir adiós a los pañales es un proceso de desarrollo

Hay diferentes indicios que revelan cuándo un niño está listo para quitarse el pañal o para querer quitárselo. Se trata de un proceso de aprendizaje que puede durar días, semanas o incluso meses.

Cuando tu hijo esté listo, puede que se interese por lo que haces cuando vas al lavabo y que intente imitarte. Que se quiera poner y quitar el pantalón él solo también podría ser una buena señal.

Es posible que el contenido del pañal le despierte cada vez más curiosidad. De esta manera, el niño demuestra que quiere ser más independiente y entender las relaciones entre las cosas.

Otro indicio son los intervalos de tiempo cada vez mayores en los que se vacían la vejiga y el intestino. Si el pañal está seco durante tres o cuatro horas, esto indica que los músculos de la vejiga están más desarrollados.

Se están desarrollando tanto las habilidades físicas como las mentales. Este proceso empieza normalmente a la edad de un año y medio, pero no hay nada establecido.

Ha llegado la hora de entrenar con el orinal

Si crees que ha llegado el momento, aprovecha la oportunidad para presentarle el orinal. Ponlo en el suelo y sienta al niño encima con ropa.

A algunos niños esto les encanta, mientras que a otros no tanto. No lo presiones, dale el tiempo que necesite.

Si acepta el orinal, primero puedes sentarlo siempre que vayas al lavabo, por ejemplo. El orinal deberá estar al lado para que el niño se siente con seguridad.

Otra posibilidad es sentarlo cada vez que suele hacer sus necesidades. El requisito previo es, obviamente, que ya hayáis detectado determinados intervalos.

Si tenéis jardín, los meses de verano son ideales para practicar porque el niño puede corretear sin pantalones en días calurosos.

En cuanto creas que ha llegado el momento, anímalo a sentarse en el orinal. Naturalmente, puedes ayudarlo a hacerlo.

Ánimos y elogios

El niño tiene que acostumbrarse al orinal antes de entender para qué sirve. Por eso, elógialo cada vez que deje que lo sientes o que se siente él solo. Si el niño muestra ganas de vestirse y desvestirse solo, anímalo a hacerlo.

Después le costará menos bajarse los pantalones rápido cuando lo necesite. No le pongas bodis porque son más difíciles y lentos de sacar para el niño.

Algún día llegará el momento en que el niño será consciente de que tiene que vaciar la vejiga o el intestino y establecerá la relación con el orinal.

Según su predisposición, anímalo a expresar sus necesidades o a que vaya al orinal solo.

Si al principio va lento, no pasa nada. Elógialo por intentarlo y sigue animándolo. Esto también vale si alguna vez se lo hace encima: no te enfades ni lo castigues.

Necesitará algún tiempo hasta que pueda controlar el proceso continuamente. Proponle que la próxima vez vaya rápido al orinal.

¿Qué pasa por la noche?

Para todos los niños es más fácil detectar y controlar sus necesidades cuando están despiertos. Se necesita bastante más tiempo para que el cuerpo y la conciencia estén suficientemente desarrollados como para que el niño se despierte a tiempo por la noche para ir al lavabo.

Por eso, al principio sigue siendo necesario ponerle pañales. Muchos niños no lo consiguen hasta los cuatro o cinco años.

También aquí puedes ayudarlo: anímalo a sentarse siempre en el orinal antes de ir a dormir. Colócalo junto a la cama por la noche y aliéntalo a usarlo cuando se despierte y tenga la necesidad. También puedes decirle que te llame.

La eterna pregunta: ¿qué orinal elijo?

Los clásicos

El orinal clásico para aguas mayores y menores se coloca en el suelo allá donde se necesite. Se puede limpiar de forma fácil e higiénica y ocupa muy poco espacio. Los orinales clásicos se utilizan mucho para «iniciarse» en la era del orinal en forma de juego. Además de usarlo para su finalidad real, el niño puede sentarse solo y «jugar a hacer pipí» o animar a sus juguetes y peluches a hacerlo.

Gracias a su forma ergonómica, el orinal TOP Xtra de Rotho Babydesign hace que sentarse sea muy cómodo, lo que es importante para que el niño se sienta a gusto. También incluye un respaldo alto y reposabrazos en los que el niño se puede apoyar cómodamente. Además, la estructura de la superficie es mate, que es suave para la piel y que hace que el culito no se pegue.

Gracias a los pies antideslizantes, el orinal tiene una buena estabilidad y la protección contra salpicaduras elevada garantiza que no se salga nada en el caso de los niños varones. Además, es fácil de limpiar gracias a que la parte superior se desmonta de forma sencilla.

El asiento para inodoro

Los asientos para inodoro se colocan directamente sobre el váter de los adultos. Reducen la abertura del inodoro y le quitan al niño el miedo de caerse al váter. Además, los niños pueden imitar mejor el comportamiento de los adultos en el «váter grande». La combinación de asiento para el inodoro y taburete es ideal para los más pequeños. Así, pueden llegar al asiento del váter sin ayuda.

El asiento para inodoro StyLe! de Rotho Babydesign se puede fijar fácilmente en cualquier taza de inodoro común, se apoya con seguridad y no se desliza. También este modelo cuenta con una estructura de superficie mate y un respaldo alto para que el niño esté seguro.

El toilet trainer

El toilet trainer se coloca sobre el váter de los adultos, como el asiento para el inodoro. En cambio, este dispone de una escalera que permite al niño subir solo.

El toilet trainer Kidskit de Rotho Babydesign dispone de asideros y pies antideslizantes que garantizan la mayor seguridad. Cuando el niño ha terminado, el toilet trainer se puede plegar y guardar fácilmente. El asiento anatómico para el inodoro también se puede utilizar por separado. Además, se puede convertir en un orinal.

Recurso práctico: el taburete

Los taburetes son recursos prácticos en combinación con el asiento para el inodoro, ya que permiten al niño llegar al váter por sí solo. Además, lo ayudan a llegar al lavamanos para lavarse las manos después de usar el inodoro o para realizar su aseo diario.

El taburete TOP de Rotho Babydesign tiene dos peldaños y una gran superficie antideslizante que permite que el niño se suba de forma cómoda y segura. Gracias a sus pies antideslizantes, también se puede usar en cualquier suelo liso de la casa.

Lavamanos infantil

Con un lavamanos infantil, el pequeño tiene la posibilidad de lavarse las manos después de usar el orinal.

El lavamanos Kiddy Wash de Rotho Babydesign ofrece varias ventajas para el niño y para los padres:

  • Se puede colocar fácilmente en el borde de la bañera.
  • Así, el lavamanos está a la altura del niño automáticamente.
  • Incluye un espejo y un vaso para el cepillo de dientes.
  • Con el desagüe integrado, el agua cae directamente a la bañera.
  • Las bandejas laterales ofrecen espacio para manoplas y toallas.

Puede haber recaídas

Aunque el niño lleve tiempo usando el orinal, puede que un día algo falle. Esto suele pasar por la noche, pero también puede suceder durante el día, por ejemplo, cuando está distraído jugando. De nuevo, no lo regañes ni lo castigues.

Relájate, piensa que es algo que puede pasar y sigue animándolo. A algunos niños les da mucha vergüenza ya con tres años si de repente mojan los pantalones. En estos casos, tu apoyo es indispensable.

Posibles causas

Las posibles causas de una recaída son múltiples. Puede que el niño aún no sepa calcular cuánto tiempo puede aguantarse o simplemente que esté ensimismado con lo que está haciendo. Esto es lo más común.

Otras causas pueden encontrarse en cambios o tensiones, así como peleas en la familia, una mudanza o el inicio del parvulario. No obstante, estas suelen ser causas para niños más mayores.

El niño está tan ocupado con su estrés emocional o adaptándose a algo nuevo que no puede controlar sus necesidades. Intenta descubrir la causa concreta y ofrécele ayuda en vez de reaccionar con descontento. Una reacción incorrecta podría empeorar la situación.

Según cuál sea la causa, puedes crear un estímulo para que preste más atención a sus necesidades: si el pantalón está seco todo el día, por la noche hay premio. Si el estrés emocional es el responsable de que se sienta abrumado, un psicólogo puede ser de ayuda.

Si el niño sigue mojando el pantalón en edad escolar, es recomendable acudir al médico para detectar o descartar posibles causas físicas.

Como ves, decir adiós al pañal no sucede por arte de magia, sino que es un proceso natural que debes apoyar. Los niños aprenden a ritmos distintos a dejar de usar el pañal y puede haber recaídas de vez en cuando.

Conclusión
Aprovecha la curiosidad por ir al lavabo o por el contenido del pañal.
Anímalo a practicar con el orinal y elógialo cuando lo haga.
Si vuelve a mojar el pantalón, investiga las posibles causas.
Si esto pasa durante mucho tiempo, llévalo al médico.
Otra opción es criar al bebé sin pañales desde el principio. Hay páginas web y bibliografía interesantes al respecto.
Los pañales de tela suelen hacer que el niño empiece a usar el orinal más rápido.
Los orinales de colores o con un volante, por ejemplo, motivan a los niños pequeños a usarlos.
Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Revisado por comadronas

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden