Enfermedades infantiles con erupciones cutáneas
https://www.bebitus.com/magazine/sites/default/files/artikel/big/2017-06/kleinkind_kinderkrankheiten_ringelroeteln_artikel.jpg
Revisado por médicos

Enfermedades infantiles con erupciones cutáneas

Además de la fiebre y los síntomas del resfriado, como la tos y la secreción nasal, estas enfermedades se manifiestan con la aparición de pequeñas pústulas, granos o manchas en algunas partes del cuerpo.

Redacción Bebitus
de Redacción Bebitus
Mié, 22/08/2018 - 14:07 Mon, 01/21/2019 - 10:43


El sarampión, la varicela, la escarlatina y la rubeola son algunos ejemplos de enfermedades infantiles comunes con erupciones cutáneas, que se desencadenan por virus y bacterias y se transmiten a través de las manos y por vía aérea, como con los estornudos y la tos.

En cualquiera de los casos deberás consultar a un médico, ya que muchas de las enfermedades infantiles son muy contagiosas. Hoy en día se puede vacunar a los niños con una vacuna tetravírica contra el sarampión, las paperas, la rubeola y la varicela (triple vírica y varicela).

Las erupciones cutáneas también se presentan en bebés y niños a consecuencia de alergias o plagas de ácaros.

Resumen de las enfermedades infantiles más importantes con erupción

Fiebre de los tres días

La fiebre de los tres días se manifiesta con mayor frecuencia en bebés de entre seis y 12 meses. Durante tres días, el niño presenta fiebre alta, alrededor de los 40 °C, aunque después la temperatura disminuye rápidamente. Cuando el niño deja de tener fiebre, a menudo aparece una erupción cutánea irregular de color rojo pálido en la cabeza y en el tronco que empieza a desaparecer al cabo de dos días.

La fiebre de los tres días se transmite por la tos y el contacto. La fase de contagio desaparece cuando la erupción cutánea se manifiesta por primera vez. El periodo de incubación, que es el intervalo de tiempo entre el contagio y el inicio de la enfermedad, tiene una duración de entre cinco y 15 días.

Sarampión

El sarampión es una enfermedad vírica que suele manifestarse con síntomas muy parecidos a los de la gripe, como fiebre, tos y catarro. La típica erupción cutánea con manchas de color rojo pálido se presenta unos cuatro días más tarde y puede causar picores intensos. Dicha erupción aparece primero en la cara y detrás de las orejas y, más tarde, se extiende al tronco y a las piernas.

Al contraer el sarampión, los niños a menudo tienen mucha tos y presentan fiebres muy altas que pueden llegar a superar los 40 °C. Durante la enfermedad, se encuentran muy débiles y se vuelven sensibles a la luz, por lo que necesitan reposo absoluto. La fiebre y la erupción cutánea empiezan a desaparecer en unos cuatro días.

El sarampión es una enfermedad vírica altamente contagiosa cuyos gérmenes patógenos se transmiten por las gotitas dispersas en el aire. Gracias a la vacunación, el sarampión se ha convertido en una enfermedad relativamente rara en las personas. El periodo de incubación es de una a tres semanas.

Quinta enfermedad

La quinta enfermedad se caracteriza por una erupción cutánea lenticular de color rojo que aparece en la cara y que puede llegar a extenderse por todo el cuerpo. En algunos casos salen tantas manchas que estas llegan a confluir en círculos. Los gérmenes patógenos son virus que se transmiten por gotitas en el aire.

El catarro, la fiebre baja y el dolor de cabeza y garganta pueden ser síntomas de la enfermedad, y la erupción cutánea no aparece hasta diez días después. Después de aproximadamente una semana, el sarpullido empieza a desaparecer. La quinta enfermedad suele manifestarse en niños de forma muy suave, por lo que no requiere ningún tratamiento. No obstante, puede llegar a ser peligrosa en mujeres embarazadas. El periodo de incubación dura de dos a tres semanas.

Rubeola

La rubeola es una enfermedad vírica que aparece en los niños en forma de inflamación de los ganglios linfáticos detrás de las orejas. Uno o dos días después aparecen erupciones cutáneas de color rojo pálido que se inician normalmente en la parte posterior de las orejas y se extienden por todo el cuerpo.

La erupción cutánea suele presentarse acompañada de fiebre e inflamación dolorosa de los ganglios linfáticos de la garganta. Se trata de una enfermedad leve en los niños y las manchas se reducen de uno a tres días después. La vacuna triple vírica protege a muchos niños contra la rubeola.

No obstante, la rubeola sí es peligrosa para las mujeres embarazadas, ya que puede ser causa de malformaciones graves en el feto durante los tres primeros meses del embarazo. El periodo de incubación es de entre dos y tres semanas.

Escarlatina

La escarlatina es una enfermedad infantil que se caracteriza principalmente por la llamada «lengua de fresa o frambuesa» y que suele aparecer en niños de entre tres y ocho años. Al principio la lengua está blanca y, después de unos días, se pone roja y se hincha.

Además, muchos niños tienen mal aliento. La escarlatina normalmente se manifiesta con fiebre, dificultad para tragar y dolor fuerte de garganta. Durante los dos días siguientes, los niños pueden presentar la típica erupción cutánea en forma de puntos densos, como cabezas de alfiler, que se extienden por todo el cuerpo desde las axilas y las ingles.

La enfermedad remite entre dos y seis días más tarde. El té de salvia y las compresas para el cuello ayudan a aliviar el dolor de garganta. La escarlatina es una enfermedad causada por bacterias estreptococos que se transmiten por gotitas en el aire o por el contacto con objetos y superficies contaminadas. El periodo de incubación dura de dos a cuatro días.

Por regla general, la escarlatina en los niños se trata con penicilina. Esto puede evitar complicaciones, como otitis media o pus en las amígdalas. Además, la administración de penicilina reduce el riesgo de infección a un día, mientras que, sin ella, los niños pueden ser contagiosos durante hasta dos semanas.

Varicela

La varicela es una enfermedad muy común desencadenada por un virus que suele transmitirse por la tos y los estornudos. Además, los virus pueden causar infecciones incluso a grandes distancias.

Unas dos semanas después del contagio, el niño se siente débil y tiene fiebre. La varicela en los niños puede desarrollarse con intensidades diferentes. Con frecuencia se forman vesículas que producen picor y que aparecen en la cara y luego se extienden por el torso, los brazos y las piernas.

Las vesículas también pueden infectar las mucosas de los ojos, la boca, la faringe y los genitales. La erupción cutánea desaparece una o dos semanas más tarde. Los niños deben evitar rascarse para que las vesículas no se irriten y para que no queden cicatrices.

Para aliviar el picor puedes aplicar una dilución de manzanilla o una pomada de cinc en las vesículas. La vacuna tetravírica protege a los bebés contra la varicela.

Fiebre aftosa humana

La fiebre aftosa humana produce manchas rojizas en la boca, las palmas de las manos y las plantas de los pies. La erupción cutánea no causa picor y desaparece transcurridos diez días, pero la enfermedad es muy desagradable, ya que pueden aparecer ampollas dolorosas en la boca.

Los alimentos fríos y líquidos, como el yogur y la papilla, son muy buenos para el niño. Por el contrario, debes evitar las comidas ácidas, ya que irritan la mucosa bucal afectada. Esta enfermedad puede causar fiebre, dolor de estómago y vómitos.

La fiebre aftosa humana es una infección vírica que se transmite por vía aérea y se contrae especialmente en centros lúdicos y guarderías. El periodo de incubación dura de tres a seis días aproximadamente.

Erupción cutánea en niños: otras causas

Urticaria

La urticaria se caracteriza por picores intensos y ronchas rosáceas o rojas, muy similares a la irritación cutánea provocada por el contacto con una ortiga. El frío, las alergias alimentarias o las infecciones pueden ser el desencadenante.

La urticaria también puede ir acompañada de fiebre leve o moderada. Los médicos suelen recetar antihistamínicos para aliviar los síntomas, especialmente los picores.

Alergias

En los niños, las erupciones cutáneas también pueden ser reacciones alérgicas. En función de la alergia, la reacción se produce tras el contacto directo con la piel, aunque en algunos casos aparece más tarde. Mediante una prueba de alergia, el médico puede determinar qué sustancia ha desencadenado la reacción.

Tiña


La tiña puede reconocerse claramente por la presencia de una erupción cutánea en forma de anillo que aparece en el pecho, el vientre o la espalda. La parte exterior de los herpes puede ser costrosa y picar mucho. La tiña es una infección de la piel causada por un hongo que puede transmitirse, por ejemplo, de mascotas infestadas a niños. Ante sospecha de tiña, consulta con un pediatra.

Sarna

Los síntomas de la sarna incluyen picores intensos y erupciones cutáneas desiguales causadas por ácaros. Los parásitos penetran en la piel del niño, depositan sus huevos y provocan una reacción cutánea. Los picores se intensifican con el calor.

La sarna es muy contagiosa y se transmite por el contacto directo con la piel. La infección de ácaros suele tratarse con una pomada prescrita por el médico. La sustancia activa elimina los ácaros y evita la aparición de una nueva infección.

Revisado por médicos

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Añadir nuevo comentario

Newsletter

Unsere Newsletter

Mehr Infos, passend zu Ihren Bedürfnissen!

  • Wertvolle Tipps zu Schwangerschaft und Kindesentwicklung
  • Spannende Angebote & Rabatte
  • 5 € windeln.de Gutschein

Jetzt anmelden

Revisado por médicos

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.