Espejo Coche Bebé

Filtro
Más filtros
Menos filtros
Artículo 1 de 7 a 7
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
Artículo 1 de 7 a 7
Clasificar por:
  • Relevancia
  • Productos nuevos
  • Mejor valoración
  • Precio más bajo
  • Precio más alto

Espejos de coche para bebés: ¡no pierdas de vista a tu peque!

La aparición de las sillas de bebé a contramarcha ha mejorado la seguridad vial de los más pequeños, pero ha creado una nueva necesidad a los padres:¿cómo controlar al bebé cuando viaja de espaldas a la marcha, en el asiento trasero, y no puedes ver su reflejo en el retrovisor?

Espejo Coche de Bebé

Para mayor tranquilidad de los padres, y poder vigilar a sus pequeños, existe un accesorio muy práctico que resuelve este problema: los espejos de coche para bebé. Estos espejos retrovisores, especialmente pensados para usar con sistemas de retención infantil a contramarcha, se instalan en los asientos traseros y te permiten comprobar de un vistazo que tu bebé está bien sin girar la cabeza ni distraerte.

Por tanto, comprar un espejo de coche para bebé es una buena inversión tanto desde el punto de vista de la seguridad en la conducción, como de la tranquilidad de los padres y el bienestar del bebé, que a su vez solo tiene que levantar la vista para ver a sus padres en todo momento.

Los espejos para asientos traseros son fáciles de utilizar y generalmente se instalan con unas correas en el reposacabezas del asiento trasero, o mediante ventosas en la luna. Están fabricados con sujeciones firmes que evitan que se muevan, pero se pueden desmontar y guardar fácilmente cuando no se necesitan.
La superficie de cristal antireflectante de los espejos retrovisores para bebés asegura una visión óptima, anulando cualquier posible reflejo. Y el vidrio laminado de seguridad evita riesgos para los ocupantes de vehículo en caso de accidente, incluso aunque el espejo resulte dañado.

Con un espejo de coche para bebé, podrás conducir con tranquilidad, sabiendo que tu peque viaja seguro y feliz en el asiento trasero solo con echar un vistazo al retrovisor.

¡Buen viaje!