Sillas de Coche - Seguridad y confort en el vehículo

Artículo 1 de 120 a 211
Artículo 1 de 120 a 211

Guía para Sillas de Coche

Sillas de Coche - Seguridad Infantil en los vehículos

Para disminuir los riesgos de conducir con niños, existen ahora varios modelos de sillas de coche que garantizan una seguridad confiable mientras se conduce. Los futuros y recientes padres, deben informarse cuanto antes sobre las diferentes posibilidades y características de las sillas de coche. Las sillas de coche, son imprescindibles para la protección de los niños durante los trayectos, en España el uso de las sillas de coche está obligado por ley. Pero, ¿qué se debe considerar si desea comprar una silla de coche y qué modelo es el adecuado para cada niño? Todas estas preguntas se explican en detalle a continuación.


1. ¿Por qué las sillas de coche son absolutamente necesarias?

Las sillas de coche son indispensables en cada viaje para la seguridad de los niños. Aunque muchos padres jóvenes se preguntan si vale la pena comprar una silla de coche especial durante los primeros años de vida. Las ventajas prácticas y la ley, no dejan lugar a dudas ya que las sillas de coche son indispensables para toda familia desde los primeros días de vida del bebé.

Mayor seguridad a través de sillas de coche

La forma física de los niños difiere del físico de los adultos, especialmente en talla y peso. Estos dos aspectos determinan que las sillas de coche deben obligatoriamente ser adaptadas a los niños para evitar ciertos riesgos.

Los sistemas de cinturones de los vehículos modernos están diseñados para proteger a un humano adulto. Sin embargo, estos cinturones de seguridad no proporcionan una protección adecuada para niños menores de 135 cm de altura. Debido al tamaño más pequeño de su cuerpo, los niños pueden deslizarse fácilmente del cinturón de seguridad del coche y en caso de un impacto no presentan las características de seguridad adicionales. Por otro lado, el cinturón que no sea colocado correctamente conlleva a riesgos, porque si no distribuye las fuerzas del impacto de un accidente, los niños pueden resultar heridos. Las sillas de coche superan estos problemas ajustando el tamaño del área de la silla y la posición del cinturón a las condiciones físicas de los niños.

Obligación legal de las sillas de coche

Según la Ley de Tráfico y Seguridad Vial en vigor, se podrá llegar a inmovilizar el vehículo por no llevar a los niños correctamente sujetos.
El Real Decreto 667/2015, de 17 de julio, el cual entró en vigor el 1 de octubre de 2015, por el que se modifica el Reglamento General de Circulación, aprobado por el Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, en lo que se refiere a cinturones de seguridad y sistemas de retención infantil, dice que los niños deben viajar en los vehículos de la siguiente forma:

“El conductor y los ocupantes de los vehículos estarán obligados a utilizar, debidamente abrochados, los cinturones de seguridad homologados, tanto en la circulación por vías urbanas como interurbanas. Esta obligación, en lo que se refiere a los cinturones de seguridad, no será exigible en aquellos vehículos que no los tengan instalados. En todo caso, los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros deberán utilizar sistemas de retención infantil y situarse en el vehículo de acuerdo con lo dispuesto en los apartados siguientes.” (RD 667/2015, frase 1ª)

De acuerdo con la normativa ECE R44 en la mayoría de los países para que una silla de coche pueda ponerse a la venta, su fabricante tiene que demostrar que la silla es capaz de superar ciertas pruebas de seguridad. En Europa, los fabricantes de sillas de coche deben acudir a un laboratorio de pruebas acreditado para demostrar que la silla de coche cumple con los requisitos incluidos en el reglamento 44, versión 04, ejecutado por la Comisión Económica para Europa, CEE.

“La falta de instalación y la no utilización de los cinturones de seguridad y otros sistemas de retención infantil homologados tendrá la consideración de infracción grave o muy grave, conforme a lo establecido en el artículo 65, apartados 4.h) y 5.ll), respectivamente, del texto articulado.” (RD 667/2015, frase 5ª)

Sillas de coche para bebés o sillas de coche para niños - ¿Dónde está la diferencia?

Mientras que en el Real Decreto 667/2015 solo se habla de sistemas de retención infantil, prevaleció la duda entre los padres en dos disimilitudes: sillas de coche para bebés y sillas de coche para niños. Estos dos sistemas de retención están diseñados para dos grupos objetivo diferentes. La distinción adecuada se puede identificar por tres puntos importantes:

  • La silla grupo 0+ debe usarse hasta los 15 meses de edad, luego los niños se sientan.
  • Las sillas de coche del grupo 0 y 0+ deben cambiarse cuando los niños tienen un peso entre 9 y 13 kg.
  • Las sillas de coche del grupo 0+ no son adecuadas para niños con más de 80 cm de altura.

Es importante no llevar a cabo el cambio demasiado pronto. La columna vertebral del niño todavía está relativamente poco desarrollada, lo que la hace particularmente vulnerable a la fuerza. Siempre que no exista la necesidad de un niño cambiar la silla de coche debido a su peso o talla, el límite de 15 meses debe respetarse como un punto de referencia razonable.


2. Modelos y Formas

Las sillas de coche, en su forma más típica, tienen un asiento y un respaldo con cinturones de seguridad o dispositivos para el cinturón de seguridad. Además del respaldo, especialmente en el área de la cabeza, cuenta con elementos acolchados para protección lateral. La combinación de todos estos elementos de protección asegura varias variables:

  • Las sillas de coche permiten que los niños se sienten más altos, beneficiándose así de la protección de airbags existentes.
  • La protección contra impactos laterales absorbe la fuerza lateral al mismo tiempo que evita que el niño se deslice hacia los lados del asiento.
  • Cinturones de seguridad o dispositivos integrados en las sillas de coche para proteger el niño y asegurar al niño hacia adelante.

Sillas de coche con cinturones de seguridad integrados

La mayoría de las sillas de coche tienen sus propios cinturones integrados, esencialmente si están diseñadas para niños especialmente pequeños. Por lo general, se usan cinturones de 5 puntos: dos en los hombros, dos laterales en la cintura y un cinturón entre las piernas. Están todos conectados entre sí en una hebilla central. Alternativamente, también hay sillas de coche con cojines de seguridad frontales. Estos cojines forman una barrera acolchada directamente en el abdomen del niño, que lo sostiene firmemente en el asiento y lo atrapa en el impacto.

Al colocar un niño en una silla de coche, se aplica lo siguiente: Debe haber un máximo de un dedo entre el cuerpo y el cinturón. Las chaquetas gruesas y prendas de vestir exteriores similares deben quitarse de antemano.

La ventaja de los sistemas de arnés integrados es la adaptabilidad exacta a las dimensiones del niño. Además, están fuertemente acolchados para que molesten a los niños, en caso de sentarse con firmeza y seguridad. Por otro lado, muchos fabricantes ofrecen tapicería adecuada como repuesto.

Sillas de coche sin cinturones de seguridad propios

Algunas sillas de coche emplean el cinturón de seguridad del vehículo para proteger a los más pequeños. Al utilizarse este método, a la derecha e izquierda de las sillas de coche, aproximadamente a la altura de la cintura, existen unas guías debajo de las cuales se puede sujetar el cinturón. Gracias a estas guías, la protección efectiva del cinturón se adapta a la talla de la silla de coche y, por lo tanto, a las proporciones del niño. Las sillas de coche sin cinturones integrados son ideales para los niños mayores, que deben estar familiarizados con el uso del cinturón del vehículo.

La alternativa para distancias cortas: ¿desde cuándo se puede usar un alzador de coche?

El llamado alzador de coche es, hasta cierto punto, la variante de los asientos de automóvil para niños: son asientos de plástico tapizados que se adaptan con precisión al peso y las dimensiones de los niños. Por lo general, el alzador de coche tiene reposabrazos como los de las sillas de coche que también usan los cinturones de seguridad del vehículo. Por lo tanto, el alzador de coche es especialmente adecuado para viajes cortos o como asientos infantiles de transición para niños mayores.

De acuerdo con la norma ECE R44, se puede usar el alzador de coche para niños de 15 kg de peso. Sin embargo, desde enero de 2017, como parte de la conversión de ECE R44 a ECE R129 solo se permite el alzador de coche para niños con más de 135 cm de altura. Los alzadores de coche certificados anteriormente pueden seguir utilizándose para niños de más de 15 kg.

El cambio a la certificación por talla no está exento de razones: el alzador de coche no tiene respaldo, por lo que el cinturón del hombro no se mueve. El alzador de coche puede quedarse roto y, por lo tanto, no protege completamente el niño.


3. Encuentra la Silla de Coche correspondiente según el estándar

Al comprar sillas de coche existen dos estándares: ECE R44 y ECE R129. Ambas normativas definen las sillas de coche en función de diferentes parámetros y especifican qué pruebas deben soportar para que se consideren oficialmente seguras.

Las sillas de coche aprobadas para ECE R44 deben aprobarse para las variantes R44 / 03 o R44 / 04; esto garantiza que las sillas de coche se hayan probado utilizando los métodos más recientes.

Al certificar a ECE R44, el peso del niño es especialmente crucial. El estándar divide las sillas de coche en clases de peso, lo que permite a los padres elegir una silla de coche adecuada según el peso de su hijo:

Clase según ECE R44

Peso del niño (en kg)

0 (obsoleto) 0 - 10
0+ 0 - 13
I 9 - 18
II 15 - 25
III 22 - 36

Sin embargo, como los niños crecen rápidamente en los primeros años de vida sin aumentar de peso en la misma proporción, esta normativa no siempre es decisiva para la elección de sillas de coche. Por ejemplo, según ECE R44, un niño podría ser lo suficientemente ligero como para ser asignado a una clase de sillas, dentro de la cual las sillas de coche pueden no estar diseñadas para adaptarse a su talla.

Por este motivo, la normativa ECE R129 define las sillas de coche según la talla, por lo que el sistema también se conoce como "i-size". Este sistema actualmente se considera más práctico que la clasificación por peso:

Clase según ECE R129

Talla del niño (en cm)

Q0 60
Q1 60 - 75
Q1.5 75 - 87
Q3 87 - 105
Q6 105 - 125
Q10 > 125

Sin embargo, las sillas de coche que han sido certificadas por la normativa ECE R44 siguen siendo legales y continúan ofreciendo una protección confiable. Aunque, desde 2018, las nuevas sillas de coche ya no son certificadas de acuerdo con esta normativa.